POLINESIA FRANCESA: Pasaje a Tahití (Eva García Sáenz)

De vez en cuando tropezamos con libros que nos transportan a lugares que con sólo mencionar su nombre nos evocan imágenes paradisíacas. Uno de esos lugares es la isla de Tahití, situada en la Polinesia Francesa. La novela a la que me refiero es Pasaje a Tahití de Eva García Sáenz.

PASAJE A TAHITÍ. EVA GARCÍA SÁENZ

TÍTULO: Pasaje a Tahití

AUTOR: Eva García Sáenz

EDITORIAL: S.L.U. ESPASA LIBROS

Nº PÁGINAS: 480

ISBN: 9788467041255

Este libro narra una historia de amor, superación, secretos familiares, ambición y traiciones con el telón de fondo del Tahití colonial y el fascinante origen de las perlas cultivadas.

Es una novela de aventuras, ya que sus protagonistas embarcan hacia un destino desconocido en una tierra extraña donde tienen que empezar desde cero a luchar por subsistir. La acción transcurre en Manacor, Menorca, Marsella, París, Sidney, Japón y, sobre todo, en Tahití. El exotismo de la antigua colonia francesa se palpa en cada una de las páginas. La autora esboza un hermoso retrato de la cultura maorí y su gente, describiendo detalles de su vida cotidiana, sus valores y sus supersticiones y los conflictos con los colonizadores.

Es también una novela histórica, ya que  buena parte de los hechos que narra son reales, y también alguno de los personajes, como por ejemplo el pintor Paul Gauguin o el japonés Kokichi Mikimoto (padre de las perlas cultivadas).

Además, cuenta una bonita historia de amor, que sobrevive al paso de los años y a las adversidades del destino, pero sin caer en la sensiblería.

El libro entremezcla dos historias en diferentes épocas:

  • A finales del siglo XIX, dos hermanos de Manacor, Hugo y Bastian Fortuny se ven obligados a emigrar a Tahití en busca de fortuna. En el viaje conocen a Laia Kane, hija del cónsul inglés en Menorca, que ha sido exiliado por la reina Victoria a Tahití. Desde ese momento surge una relación de amistad y amor que les marcará para siempre.
  • En 1929, Denis Fortuny, hijo de Hugo y Laia y rico heredero del negocio de las perlas de imitación de lujo en Manacor, decide viajar a Tahití para averiguar una serie de misterios que rodean a sus primeros años de vida y a la reciente desaparición de su madre.

La autora utiliza para contarnos la primera historia las voces de Laia y Bastian, con capítulos narrados en primera persona. La segunda es narrada por Denis, cuyas vivencias se explican en tercera persona. Ambas tramas se cruzan y van desvelando y anticipando algunos aspectos de la otra historia, hasta que todo termina encajando perfectamente.

Los hermanos Fortuny tienen caracteres antitéticos: Hugo es pragmático, ambicioso y triunfador, mientras que Bastian es idealista, soñador y desinteresado. Cada uno de ellos se adapta de forma diferente al entorno que le rodea: Hugo es europeo y encaja bien en la colonia francesa, aunque su deseo es volver a Manacor, mientras que Bastian se integra plenamente con los maoríes a los que llega a considerar su familia.

Por otro lado, Laia es una mujer moderna para su tiempo, muy independiente, apasionada, luchadora y fuerte. Ama con locura, pero en los momentos clave de su vida, antepone su espíritu pragmático a sus anhelos personales.

Finalmente, Denis aparece al principio de la novela como un hombre de negocios serio y encorsetado por los cánones sociales y poco a poco va evolucionando, liberándose de todas las ataduras hasta que desarrolla su auténtica personalidad.

Como trasfondo de toda esta novela, el mar siempre está presente: desde ese mar cargado de muerte en el que tiene lugar la travesía que lleva a los protagonistas a Tahití, al frío mar en que se sumergen las “amas” japonesas en busca de perlas o los cálidos y transparentes mares de Tahití.

La temática es muy interesante, ya que describe el progresivo agotamiento de las perlas naturales, extraídas al mar en inmersiones cada vez más peligrosas, y la búsqueda de métodos para conseguir perlas de imitación, por un lado, y perlas cultivadas, por otro. Esta búsqueda acaba dando fruto y es el origen de los actuales negocios de perlas de imitación de Manacor y de perlas cultivadas de Tahití.

La historia no tiene nada que ver, pero hay cierto paralelismo con Palmeras en la nieve de Luz Gabás, porque en las dos novelas hay dos hermanos que emigran para mejorar de vida, sus caracteres son opuestos y eso genera entre ellos una relación de amor-odio, hay un choque de culturas, hay amores ocultos y además la trama se narra en dos lugares y dos épocas diferentes.

En definitiva, se trata de un viaje con luces y sombras, ya que no todo es idílico en ese escenario maravilloso de la Polinesia.

He seleccionado dos videos sobre Tahití. He incluido el segundo, a pesar de estar en inglés, porque sus imágenes ilustran perfectamente muchos de los aspectos que se describen en el libro sobre el cultivo de perlas en Tahití.

Anuncios

4 pensamientos en “POLINESIA FRANCESA: Pasaje a Tahití (Eva García Sáenz)

    • Muchas gracias Eva. Me alegro de que te haya gustado la reseña. Es un honor para mí recibir un comentario de la autora del libro. He leído las tres novelas que has publicado y espero con impaciencia que salga otra pronto, porque me gusta mucho tu estilo de escribir. Un cordial saludo

      Me gusta

  1. Pilar me ha encantado esta entrada, porque acabo de leer este libro. Con este blog nos transportas a países maravillosos que nunca podremos conocer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s