JAIPUR: Recuerdos de una princesa (Gayatri Devi)

Después de haber hablado en el asiento anterior de mis primeras impresiones sobre la India, en esta ocasión voy a centrarme en una de las ciudades que más me ha gustado de ese país. Se trata de Jaipur, conocida también como “la ciudad rosa”. Para ambientar esta entrada he escogido un libro que me recomendó el guía local y que compré en el Palacio de la Ciudad. Se titula Recuerdos de una princesa  y recoge las memorias de la última maharaní de JaipurGayatri Devi.

PORTADA RECUERDOS DE UNA PRINCESA

 

TÍTULO:  Recuerdos de una princesa. Memorias de la maharaní de Jaipur.

AUTORA: Gayatri Devi

EDITORIAL: Juventud

Nº DE PÁGINAS: 320.

ISBN: 9788426127518

 

Me ha gustado mucho el libro porque además de estar ambientado en Jaipur y hablar de la época de los maharajás, narra la fascinante vida de esta mujer que vivió como una auténtica princesa de cuento.

Gayatri Devi fue hija y hermana del maharajá de Kuch Bihar, un estado indio cerca del Himalaya. Su familia era inmensamente rica, por lo que desde niña vivió en un ambiente de lujo y opulencia. En su palacio había más de quinientos sirvientes, entre ellos, veinte jardineros, cien personas para cuidar a los elefantes, tres cocineros (uno para comida inglesa, otro para cocina bengalí y el tercero para comida maratha), cada uno con su propia cocina y asistentes. Hasta tenían un tenista profesional como profesor de tenis.

Tuvo una infancia feliz entre juegos, deportes, viajes y fiestas. Incluso practicaba la caza mayor (abatió un leopardo con sólo doce años) y jugaba al polo y al tenis.

Su educación fue bastante completa y abierta. Estudió en un colegio dirigido por Rabindranath Tagore y posteriormente en Londres y en Lausana. Incluso estuvo en una escuela de secretariado en Londres.

En Londres empezó a salir con Sawai Man Singh II, maharajá de Jaipur, personaje muy conocido en todo el mundo por ser un gran jugador de polo. Era gran amigo de la familia y ella estaba enamorada de él desde los doce años. El idilio secreto duró seis años porque Jai, que era como ella le llamaba, tenía ya dos esposas y la familia de Gayatri se oponía a que se convirtiese en la tercera esposa. Sin embargo, el amor de los dos prevaleció y además Gayatri Devi supo convivir en buena armonía con las dos esposas anteriores. La pareja tuvo un hijo, el príncipe Jagat Singh, Rajá de Isarda.

Tras su boda con Jai se convirtió en un personaje de la vida social internacional. La pareja tenía amistad con la reina Isabel II y su marido e incluso con Jackie Kennedy, que fue la editora del libro e íntima amiga suya. La revista Vogue la incluyó entre las diez mujeres más hermosas del mundo.

A pesar de su privilegiada posición, tuvo bastantes inquietudes sociales y se preocupó por la situación de la mujer en su país, promoviendo escuelas para niñas y otras obras benéficas. En los años 60, Gayatri Devi entró en política, por el partido independiente Swatantra. Consiguió una histórica victoria en las elecciones generales de 1962, registrada en el Libro Guinness de los Records como la mayor victoria electoral de un candidato en unas elecciones democráticas.

En 1962, Jai se convirtió en el primer embajador de la India en España y la pareja vino a vivir a nuestro país. España le gustó mucho porque le recordaba bastante a la India.

A su regreso a la India siguieron unos años de enfrentamiento político con el Gobierno de su país, por cuestiones relacionadas con el Rajastán y por la pretensión de la Primera Ministra Indira Gandhi de suprimir todos los derechos de los príncipes indios, a pesar de que éstos habían apoyado la Independencia de la India a cambio de algunas concesiones.

Tras la muerte de su marido en 1970, su situación política en contra del gobierno se agravó e incluso fue encarcelada, acusada de infringir las leyes fiscales. Debido a las quejas de varias potencias internacionales, finalmente fue liberada bajo fianza. Tras su liberación dejó la política y se dedicó más intensamente a las obras sociales hasta el fin de su vida.

En conjunto, tuvo una larga e intensa vida que parece más la de un personaje de una novela. He incluido un video con fotografías de Gayatri Devi. Muchas de ellas están también en el libro, ilustrando su apasionante vida.

JAIPUR

Jaipur es la capital del Rajastán o Rayastán, un estado situado al noroeste de la India. Se la conoce como “la ciudad rosa”, porque en el casco antiguo todos los edificios históricos están pintados de un color rosa salmón. En 1905 el Príncipe de Gales visitó Jaipur y para darle la bienvenida correcta se decidió pintar los edificios de la ciudad de color rosa. Desde entonces, este color se considera un símbolo de la hospitalidad de Jaipur.

JAIPUR (303)

JAIPUR (302)

El centro de la ciudad, a diferencia de otras ciudades de la India o incluso de Europa, presenta un trazado geométrico y racional. Está rodeado de una muralla con almenas que tiene diez puertas.

JAIPUR (049)

El edificio más emblematico de Jaipur y mundialmente conocido es el Hawa Mahal  o Palacio de los Vientos. Se encuentra en una de las principales calles de la ciudad. Su fachada se asemeja a la cola de un pavo real. La fachada que da a la calle tiene un total de 953 ventanas pequeñas. La función original del edificio era la de permitir a las mujeres reales observar la vida cotidiana de las calles de la ciudad sin ser vistas. El viento que circulaba a través de las ventanas le dio nombre al palacio. Este viento es el que permitía que el recinto se mantuviera fresco incluso en verano. En la actualidad se conserva poco más que la fachada.

P1040617

P1040615

JAIPUR (069)

En el momento en el que estábamos a los pies del edificio, pasó una procesión de peregrinos vestidos de naranja, que les identifica como adoradores del dios Shiva. Normalmente estos grupos están integrados exclusivamente por hombres, la mayoría muy jóvenes. Van descalzos y portan garrafas donde recogen el agua del Ganges. A pesar de que se trata de una procesión religiosa, el ambiente es muy festivo y alegre. Además llevan un camión con grandes altavoces y música religiosa a todo volumen. Al pasar junto a nosotros y ver turistas, casi todos nos saludaban muy simpáticos. Ya habíamos visto peregrinos como ellos en Varanasi (Benarés) pero allí el ambiente impone más, por el entorno y por las masas que se arremolinan junto al Ganges.

JAIPUR (057)

Después de visitar el Hawa Mahal salimos de la ciudad para hacer la visita más importante del día, el impresionante Fuerte Amber, que está a unos 11 kilómetros de Jaipur. Se trata de un inmenso palacio-fortaleza situado en lo alto de una colina y con vistas al lago Maotha.

JAIPUR (090)

JAIPUR (094)

Lo más divertido de la visita es la subida al fuerte Amber en elefante. Hay que ir temprano por la mañana, porque los elefantes sólo pueden hacer un número limitado de viajes al día. A media mañana los retiran y ya sólo se sube en jeep. Los elefantes están adornados con telas de alegres colores y te subes a una plataforma en la que sólo caben dos personas sentadas de lado. La fila de elefantes es continua y es gracioso ver a todos los turistas sentados sobre ellos intentando hacer fotos y videos a pesar del bamboleo de los animales. En la ladera se arremolinan los fotógrafos y los vendedores de souvenirs. Los fotógrafos te sacan fotos y te chillan “recuerda mi nombre al bajar, me llamo Alí Babá”.  A nosostros nos hicieron fotos varios Ali Babá y luego todos se peleaban para que comprásemos las suyas. En conjunto, la subida es la típica actividad de turistas, pero no por ello pierde su encanto.

JAIPUR (097)JAIPUR (115)

JAIPUR (132)JAIPUR (139)

JAIPUR (191)

Después de la subida en elefante, se atraviesa una gran puerta que da paso a una inmensa explanada.

JAIPUR (164)

JAIPUR (159)

Desde fuera sólo se aprecia una gran fortaleza, pero una vez dentro de la misma, te das cuenta de la grandiosidad y riqueza del lugar. Los edificios, palacios y jardines se suceden y parecen no terminar nunca. Incluso en una colina que está detrás hay otro fuerte amurallado.

JAIPUR (157)

Los edificios están bellamente adornados con delicadas pinturas o con estatuas y todo refleja el esplendor de este lugar en la época de los maharajas.

JAIPUR (175)

JAIPUR (178)

JAIPUR (181)

JAIPUR (197)

JAIPUR (203)

Lo más curioso de la visita es el vestíbulo de los espejos. Cuando la realeza vivía en este lugar, por la noche, si necesitaban pasar a través de esta estancia, tomaban una sola vela, y gracias al intrincado diseño de pequeños espejos, toda la habitación se iluminaba.

JAIPUR (206)

JAIPUR (205)

El resto de las estancias también está muy decorado y las vistas al lago y a un curioso jardín flotante son espléndidas.

JAIPUR (211)

JAIPUR (188)

El palacio tiene algunas zonas donde hay celosías, utilizadas para que las mujeres pudieran ver las grandes recepciones respetando la “purdah”, es decir, sin que las viesen varones que no fuesen de su familia. En la biografía de Gayatri Devi cuenta que ella no estaba acostumbrada a la purdah porque en Kuch Bihar no existía esta tradición y su familia era más moderna. Durante los primeros años de estancia en Jaipur se tuvo que habituar a respetarla, aunque afortunadamente su marido era bastante moderno y sólo seguía la tradición en actos oficiales.

JAIPUR (234)

JAIPUR (236)JAIPUR (235)

La sucesión de edificios, pabellones y jardines es interminable y, no es difícil entender por qué el Fuerte Amber es una de las principales visitas de la India.

JAIPUR (258)

JAIPUR (241)

 

De regreso a Jaipur desde Amber pasamos por el Jal Mahal o Palacio del Agua, construido por el  maharajá Sawai Jai Singh II en medio del bello lago de Man Sagar.  Cuatro de sus cinco pisos permanecen bajo el agua cuando el lago está lleno, exponiéndose solo el último piso y el gran jardín instalado en la azotea. Afortunadamente, al tratarse de la época del monzón, pudimos ver el lago en todo su esplendor.

JAIPUR (268)

JAIPUR (274)

Mientras hacíamos fotos del Jal Mahal me sucedió una cosa curiosa. Se me acercó un hombre y muy respetuoso me preguntó si podía posar en una foto con su mujer. Hasta ahí no me pareció tan raro, porque ya nos había ocurrido en China en alguna ocasión. Lo realmente chocante es que a continuación se me acercó un grupo de siete hombres indios y pidieron al guía hacerse una foto conmigo. Yo estaba asombrada porque eso sí que no me ha sucedido nunca. Después de posar con el grupo pretendían hacerse fotos individuales conmigo, pero el guía les dijo que me dejaran en paz. Supongo que igual que a mí me atrae sacar fotos de las mujeres vestidas con sus vistosos saris o con los coloridos Shalwar Kameez o de hombres del Rajastán con enormes turbantes y puntiagudos bigotes, porque para mí representan lo exótico y lo diferente, en este caso lo exótico era yo por ser occidental, aunque a mí me parece que en Jaipur deben estar acostumbrados a ver cientos de turistas. Probablemente eran visitantes que venían de otras zonas de la India donde se ven menos occidentales.

Otra visita bonita en Jaipur es visitar una fábrica de telas con los típicos estampados del Rajastán. El dibujo se hace a mano, mojando unas planchas de madera en tinta y estampándolas con cuidado sobre la tela. Se montan unos dibujos sobre otros y el efecto es precioso.

JAIPUR (284)

JAIPUR (301)

 

En medio de Jaipur está el bonito Palacio de la Ciudad (City Palace). Se trata de una serie de edificios que utilizaba el maharajá para las recepciones oficiales y como residencia. Tal y como se cuenta en el libro, Sawai Man Singh, esposo de Gayatri Devi,  donó gran parte de los tesoros de la familia para que fuesen expuestos en varios museos, integrados ahora en el palacio. La visita es interesante porque se pueden ver retratos de los distintos maharajás, hay un pequeño museo con los ricos ropajes que utilizaban e incluso un museo de armas. Lo más curioso de todo es una enorme ánfora de plata que utilizó uno de los maharajás para llevar agua del Ganges durante su estancia en Inglaterra.

JAIPUR (304)

JAIPUR (306)

JAIPUR (311)

JAIPUR (314)

JAIPUR (316)

JAIPUR (322)

 

Pero sin duda la visita más original y curiosa es la del Jantar Mantar, un observatorio astronómico construido por el fundador de la ciudad, el maharajá Sawai Jai Singh, que era un gran aficionado a la astronomía. Consiste en una colección de construcciones cuyas formas permiten observar la evolución de las sombras producidas por el sol. La exactitud en el cálculo es asombrosa. Para los indios, la carta astral es imprescindible para multitud de actos de la vida cotidiana y por supuesto, para los más importantes como el matrimonio o la elección del nombre al nacer.

JAIPUR (329)

JAIPUR (336)

JAIPUR (331)

JAIPUR (344)

JAIPUR (353)

 

Para terminar, voy a hacer mención al Templo Birla Mandir. Se trata de un moderno templo construido en 1988 por un importante grupo industrial y está ubicado en la parte nueva de la ciudad, al pie de una colina. A diferencia del resto de los edificios de la ciudad, todos de color rosado, el templo destaca por la blancura del mármol. Allí pudimos asistir a una ceremonia aarti, similar a las que habíamos presenciado en Varanasi (Benarés), aunque esta resultó más cercana al tipo de ceremonias religiosas a las que estamos acostumbrados, ya que es en el interior del templo y frente a un altar. Como nota curiosa, en las columnas talladas había figuras procedentes de otras religiones, entre ellos, Jesús y la Virgen María

JAIPUR (016)

JAIPUR (019)

JAIPUR (022)

JAIPUR (025)

JAIPUR (032)

JAIPUR (033)

 

Finalmente he incluido un video de Jaipur para ilustrar todo lo que he contado en mi asiento, aunque veo con satisfacción que algunos de los edificios están ahora en mejor estado que lo que aparecen en el video, porque han sido recientemente restaurados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s