CORFÚ: Mi familia y otros animales (Gerald Durrell)

Es bastante difícil leer un libro con una historia agradable, que a la vez describa a la perfección un lugar y encima nos haga reír a carcajadas. Precisamente esto es lo que ocurre con Mi familia y otros animales, ambientado en la idílica isla griega de Corfú.

 

PORTADA MI FAMILIA Y OTROS ANIMALES

TÍTULO: Mi familia y otros animales

AUTOR: Gerald Durrell

EDITORIAL: Alianza Editorial

Nº DE PÁGINAS: 416

ISBN: 9788420674155

Gerald Durrell es un famoso naturalista y zoólogo. En esta obra cuenta cómo su despótico hermano Larry (que posteriormente sería un escritor famoso, Lawrence Durrell, autor de El Cuarteto de Alejandría), convence a su familia para abandonar Inglaterra con su clima horrible y vivir en un lugar más soleado y agradable: la isla griega de Corfú, en la que viven felizmente varios años.

Este libro es la primera parte la Trilogía de Corfú, integrada también por Bichos y demás parientes y El jardín de los dioses. Se trata de tres novelas en las que el autor mezcla la autobiografía, el relato costumbrista, las anécdotas familiares y, sobre todo, la crónica sobre la naturaleza.

La familia es bastante estrafalaria, pero se adapta perfectamente al ritmo pausado de la isla y sus habitantes. Por las descripciones del autor, se destila el amor hacia esa tierra soleada y atractiva donde el tiempo se para y se vive pacíficamente y sin agobios, disfrutando del paisaje, de la comida y del clima.

Gerry (como le llama su familia) tiene al llegar a la isla diez años y descubre el paraiso. Es un niño que está obsesionado con los animales y allí vaga libremente por el campo analizando todo lo que le rodea. El niño está totalmente asilvestrado, ya que no acude a clases al colegio y sólo tiene de vez en cuando clases con varios preceptores, que son todavía más excéntricos que la familia. Las descripciones de los bichos y especialmente de los insectos son bastante extensas, pero Durrell consigue que sean entretenidas y hasta las convierte en auténticas crónicas de sociedad, como las costumbres de apareamiento de las tortugas o una memorable pelea que presencia en su dormitorio entre una mantis religiosa y una salamanquesa.

Mi personaje preferido es la madre, que tiene una paciencia infinita con sus hijos. Larry es un excéntrico intelectual, que se pasa el día sumergido en sus libros, protestando de todo e invadiendo la casa de invitados todavía más extraños y pedantes que él. Leslie, el segundo hermano, está obsesionado con las armas y se pasa el día cazando y disparando. Margo, la hermana,  sólo piensa en su acné y en los modelitos que se pone.

Destacan algunos habitantes de la isla, como Spiro, una especie de mafioso local, que hace de traductor al principio y que es capaz de conseguirles cualquier cosa o  Teodoro, intelectual amigo de Larry que instruye a Gerry sobre todos los temas científicos que le interesan.

También los animales son protagonistas de su pequeño universo: Roger, el perro es su compañero inseparable, pero hay otros personajes como Gerónimo, la salamanquesa, Aquiles, la tortuga, Ulises, el mochuelo y Cicely la mantis religiosa.

Con esta mezcla, se producen algunas situaciones hilarantes, como por ejemplo la vez que Larry abre una caja de fósforos en una cena con invitados y sale una familia completa de escorpiones que Gerry había recogido en el campo o la escena en la que Margo, infuenciada por la fervorosa masa en una fiesta religiosa, besa los pies incorruptos de un santo local. Pero el mejor capítulo es el de la fiesta que organiza la familia en la que sucede de todo por culpa de los bichos de Gerry.

El autor ha sabido combinar el profundo conocimiento que tiene de los animales, especialmente de los insectos, con la visión inocente del niño, haciendo que el libro sea muy fresco y destile un gran sentido del humor, en algunos momentos muy irónico. En conjunto es una obra muy entretenida y recomendable.

La primera vez que leí el libro me gustó mucho, pero esta vez he tenido un placer adicional en la relectura, porque Gerry me ha recordado muchísimo a mi sobrino Nico, que sin embargo nació muchos años después de la publicación del libro. Al igual que Gerry, de pequeño se pasaba el día cogiendo bichos de todo tipo. Le recuerdo al borde de un estanque lleno de ranas en un hotel de Cádiz o con una bolsa de plástico o una red en la playa de Alcudia intentando coger peces. Tuvimos un gran disgusto cuando a Chinchi, su hamster, no se le ocurrrió mejor cosa que morirse el día de Nochebuena y hubo que organizar un “entierro” en toda regla. Pero la mejor anécdota de todas fue cuando me llamó emocionado para contarme que había ocurrido algo excepcional en el patio del colegio y que me iba a encantar. Después de tenerme un rato en vilo, me suelta la noticia bomba: “he visto parir a un bicho-bola”. 

Para terminar, he seleccionado unos vídeos sobre la isla de Corfú. Las imágenes son bonitas, pero creo que no reflejan toda la belleza del lugar tal y como lo describe Durrell en su novela.



Anuncios

2 pensamientos en “CORFÚ: Mi familia y otros animales (Gerald Durrell)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s