VALLE DEL COLCA (PERÚ)

Mi anterior asiento dedicado a Arequipa quedaría incompleto si no lo acompaño de una entrada sobre el cercano Valle del Colca, así que esta vez hago excepción y no comento ningún libro, porque realmente se trata de una continuación del asiento anterior.

Casi todos los viajeros aprovechan la visita a Arequipa para hacer una pequeña escapada de una o dos noches a este precioso valle. Lo normal es dejar el equipaje en el hotel arequipeño y trasladarse con una pequeña bolsa con lo imprescindible. En nuestro caso, dormimos una noche en Chivay, pero fueron dos días intensos, porque nos levantaban a las seis de la mañana para comenzar las visitas.

Nada más empezar el trayecto pudimos disfrutar de espectaculares vistas del volcán Misti.

CAMINO A PUNO (006)

La ruta empieza atravesando la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca  Se trata de una región de aspecto bastante árido (por lo menos en invierno, que es la estación seca), pero con una gran variedad de especies de aves y mamíferos. Allí aprendimos a distinguir las cuatro especies de camélidos sudamericanos.

La más pequeña, fina y elegante es la vicuña. Es un animal silvestre y en la reserva pudimos fotografiar gran número de ejemplares pastando tranquilamente en libertad. Su lana es la más apreciada y cara del mundo. En Perú un abrigo confeccionado con este animal cuesta hasta 9.000 euros. En Europa o Estados Unidos se pagan unos 20.000 euros por una chaqueta o 35.000 euros en un traje fabricado en esta suave tela.

COLCA (005)

COLCA (009)

COLCA (010)

La llama es el camélido andino más conocido. Son domésticas y se ven en todo el Perú.

COLCA (066)

COLCA (067)

Por el contrario, vimos pocos guanacos. Son animales silvestres y de gran tamaño.

PUNO. CASA TÍPICA (003)

Pero mi animal preferido de los cuatro es la alpaca. Es también un animal doméstico, muy pacífico y con una cara muy graciosa y simpática. Parece un peluche. Su lana es muy apreciada y bastante cara, pero no llega a los precios desorbitados de la vicuña. Precisamente, una de las compras típicas en Arequipa son los jerseys y chaquetas de alpaca.

COLCA (031)

COLCA (021)

COLCA (022)

Continuamos la visita pasando por los Bofedales de Toccra, donde habitan gran cantidad de aves, entre ellas, las parihuanas (flamencos andinos).

COLCA (033)

CAMINO A PUNO (012)

COLCA (035)

A mitad de camino, hicimos parada en un bar de carretera con un mercadillo, donde se vendían toscos y coloridos jerseys (supuestamente de alpaca) y artesanía. Aprovechamos para hacer fotos de la gente de los puestos.

COLCA (023)

COLCA (024)

Como en otras ocasiones durante nuestro viaje por Perú, disfrutamos tomando un mate de coca. Se trata de una infusión con hojas de coca, que tiene multitud de propiedades y que resulta especialmente indicada para paliar los efectos del mal de altura o “soroche”, ya que la altitud sobre el nivel del mar del valle no baja de los 3.000 metros y en algunos casos sobrepasa los 4.000 metros.

COLCA (025)

A pesar de que iba prevenida, por haber viajado al Tíbet el año anterior, donde llegué a estar a más de 5.200 metros, y haber estado en otras zonas muy altas del Perú, como el Callejón de Huaylas o Cusco, el único lugar donde he experimentado más claramente los síntomas del mal de altura fue en el Valle del Colca. Cualquier actividad te resulta agotadora y en ocasiones sientes cierto ahogo por la falta de oxígeno. De todos modos, ninguno de estos síntomas te impide hacer una actividad prácticamente normal.

Una costumbre que me llamó mucho la atención, porque también se practica en el Tíbet, es la de hacer pequeños montículos de piedras como ofrendas a los dioses. La única diferencia es que los montones de Perú, llamados “apachetas”, tienen hojas de coca en su base, pero su finalidad y aspecto es el mismo que en los del Tíbet.

COLCA (046)

COLCA (048)

Casi llegando a Chivay atravesamos una zona de curvas y paramos para ver las vistas del valle. Allí había unos puestecillos donde unas mujeres ataviadas con los vestidos típicos del Colca vendían artesanía. Le pedí a una preciosa niña que posase en una foto conmigo y ésta levantó a una pequeña alpaca que estaba tumbada para que también saliese. La alpaca y la niña parecían rivalizar a la hora de posar para la foto y no sé cuál de las dos lo hizo mejor. Es una de mis fotos de viajes favoritas.

COLCA (055)

COLCA (061)

Después de descansar y comer en el hotel de Chivay, aprovechamos la tarde para disfrutar de los Baños Termales de La Calera. Se trata de unas instalaciones con cinco piscinas cuyas aguas provienen del Volcan Cotallumi, donde inicialmente tienen una temperatura que bordea los 80° a 85°C, pero en su recorrido la temperatura disminuye y llega al complejo propiamente dicho con una temperatura de 38°C, que permite bañarse en sus aguas incluso en invierno. Se les atribuyen propiedades curativas de diversos males, sobre todo reumatismo y muchos otros relacionados con los músculos y la piel. La verdad es que lo pasamos muy bien bañándonos en la piscina, pero yo no pude estar mucho tiempo debido a la bajada de tensión unida al mal de altura.

COLCA (073)

El segundo día empezamos visitando el pueblo de Yanque. Su iglesia es uno de los mejores ejemplos del barroco mestizo. En la plaza, se agrupan jóvenes ataviados con los vestidos típicos del Colca, por si los turistas desean hacerse fotos con ellos.Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH
COLCA (086)

Después fuimos hasta el Mirador de Achoma desde donde se divisa claramente el paisaje de terrazas para los cultivos que data de la época inca.

COLCA (091)

COLCA (097)

Desde el Mirador de Chinina, se pueden ver tumbas colgantes pre-incas.

COLCA (102)

Luego dimos un paseo de unos 50 minutos desde el Mirador Cruz del Cura hasta el Mirador Cruz del Cóndor. Es la zona donde se aprecia mejor la profundidad del Cañon del Río Colca, que es uno de los más profundos del mundo (3.400 metros).

COLCA (149)

COLCA (120)

COLCA (127)

En el trayecto entre ambos miradores tuvimos la suerte de poder avistar un enorme cóndor, que voló en varias ocasiones sobre nosotros. El guía nos explicó que era un macho porque tenía cresta en la cabeza.

COLCA (136)

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

En los puestecillos de artesanía del Mirador del Cóndor aprovechamos para sacar algunas fotos de las mujeres donde se aprecian mucho mejor los detalles de los vestidos típicos. Incluso se empeñaron en vestir a una de mis amigas.

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

COLCA (169)

En el Mirador de Antahuilque hay vistas espectaculares de las terrazas del valle. Se pueden ver las lagunas coloridas y las lagunas encantadas (porque dicen que en ellas hay sirenas).

COLCA (180)

Luego visitamos los pueblecitos de Pinchollo y Maca. Nos gustó especialmente la Iglesia de Maca.

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

COLCA (192)

Terminamos la visita del Colca con el pueblecito de Chivay, donde visitamos su iglesia y su colorido mercado.

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

COLCA (202)

COLCA (198)

COLCA (208)

Como repaso a todo lo que he contado sobre el Valle del Colca incluyo un video que he encontrado en Youtube, que es un poco largo, pero narra muchas de mis experiencias en el valle.

Anuncios

AREQUIPA: El enigma del convento (Jorge Eduardo Benavides)

Para el segundo asiento que dedico a Perú he escogido una novela histórica que fue galardonada con el XXV Premio Torrente Ballester. Se trata de El enigma del convento de Jorge Eduardo Benavides, ambientada en la señorial ciudad de Arequipa.

 

PORTADA EL ENIGMA DEL CONVENTO. JORGE EDUARDO BENAVIDES

 

TÍTULO: El enigma del convento

AUTOR: Jorge Eduardo Benavides

EDITORIAL: Alfaguara.

ISBN: 9788420417530

Nº DE PÁGINAS: 512

Esta novela recoge dos historias paralelas que acaban convergiendo en una sola:

  • la primera se desarrolla en Madrid durante el reinado de Fernando VII. El ambiente imperante en la corte es de desencanto por la llegada de un monarca inepto, después de haber luchado por él durante la Guerra de la Independencia. Las intrigas y conspiraciones son constantes y hay dos bandos claramente enfrentados: los liberales, que defienden el restablecimiento de la Constitución de Cádiz, aunque para eso haya que derrocar al monarca y los absolutistas, que defienden a Fernando VII y que desean el mantenimiento del Antiguo Régimen.
  • La historia principal transcurre en el Convento de Santa Catalina de Arequipa. La tranquila vida del convento se ve alterada por los acontecimientos que vive su ciudad, y por extensión, todo el Virreinato del Perú. Allí la división política es distinta: un bando defiende seguir formando parte de la Corona española y apoyan incondicionalmente a Fernando VII y otro bando desea la independencia del Perú.

El eje de toda la obra es el Convento de Santa Catalina. La clave de la historia radica en unos importantes documentos escondidos en el convento y que pueden comprometer a personajes relevantes. La vida en el convento se enturbia debido a la existencia de esos documentos y a intrigas y sospechas entre las religiosas, llegando a producirse algunas muertes inexplicables. La situación se complica, porque la ciudad de Arequipa está envuelta casi en una guerra civil, que enfrenta a amigos y parientes en dos bandos irreconciliables. Debido a ello, las monjas tienen que abrir las puestas del convento a multitud de refugiados.

Está muy bien descrita la vida en el convento en aquella época, donde la mayoría de las monjas eran mujeres de clase alta que se refugiaban en el monasterio para olvidar penas amorosas o eran obligadas por sus familias a enclaustrarse para tapar algún escándalo, todo ello a cambio de generosas dotes. El convento también acogía a huérfanas que no tenían donde ir y a las criadas, e incluso esclavas, de las señoritas de clase alta.

A pesar de seguir la rutina y disciplina de rezos y trabajo en el huerto, en las cocinas o en la lavandería, las catalinas también tenían vida social, ya que recibían visitas en sus celdas, organizaban comidas y meriendas o se reunían en grupos para charlar, bordar, e incluso tocar algún instrumento, como la guitarra, y cantar. En algunos casos, las celdas contaban con cocinas individuales y varias habitaciones y estaban decoradas con bonitos muebles, tapices, vajillas y alfombras.

Con todos estos ingredientes, la novela es entretenida y está muy bien documentada. Da una visión muy completa de una época convulsa de la historia de España y de América.

 

AREQUIPA

Arequipa, situada al sur del Perú, es una ciudad señorial, con bonitos edificios y de trazado muy recto. Su casco histórico fue declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Destaca su arquitectura, que es una mezcla de influencias europeas y autóctonas, creando una escuela propia, la “Escuela arequipeña“. Se la conoce como la Ciudad Blanca, porque la mayoría de sus edificios están construidos con un material volcánico llamado sillar, que le da su color característico y es la segunda ciudad en importancia del Perú, después de Lima.

El centro de la ciudad de Arequipa lo constituye su elegante Plaza de Armas. Tuvimos la suerte de alojarnos en un hotel ubicado en la misma plaza, por lo que además de la ventaja de ir a todas partes andando, desayunábamos en una terraza con vistas a la Catedral, que se encuentra en el lado norte de la plaza y es de estilo neoclásico.

AREQUIPA (001)

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

AREQUIPA (076)

AREQUIPA (077)

Desde casi todas partes se observan tres volcanes: el Misti, el Chachani y el Pichu Pichu y la ciudad ha sufrido importantes terremotos. En el de 2001 se derrumbó una de las torres de la catedral. Afortunadamente, cuando visité la ciudad en 2008, ya estaba totalmente reconstruida.

AREQUIPA (002)

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Al lado de la Plaza de  Armas está la Iglesia de la Compañía. Es el monumento más importante de la escuela arequipeña y fue construido por los jesuitas, de ahí su nombre. Lo más interesante es el claustro y sobre todo la sacristía, que tiene unos coloristas murales policromados, con gran cantidad de flora y fauna tropicales.

AREQUIPA (013)

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Pero la visita más importante de Arequipa es el Monasterio de Santa Catalina de Siena, donde se desarrolla la novela. Ocupa un terreno de 20.000 m² y está completamente rodeado de un sólido muro, que aísla al monasterio del resto de la ciudad, a pesar de estar situado en el corazón de ésta.

AREQUIPA (088)
AREQUIPA (096) AREQUIPA (100) AREQUIPA (094)

El monasterio es inmenso y fue reconstruido en varias ocasiones debido a los terremotos, pero su encanto radica en la belleza de sus patios, el contraste de los colores y en las pequeñas calles, que parecen salidas de un pueblo andaluz y que además tienen nombres de ciudades españolas como Sevilla, Toledo o Córdoba.

AREQUIPA (105)
AREQUIPA (113)

AREQUIPA (116)

El conjunto es un laberinto de patios, callejuelas, pequeñas casas-celdas, cocinas y capillas. En todo el convento se respira paz y tranquilidad. La pena es que las fotos no reflejan la belleza del lugar, porque como era invierno, aunque empezamos la visita a las 5 de la tarde, anocheció muy pronto. Por eso lo completo con un video de Youtube.

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

AREQUIPA (108)

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH
AREQUIPA (087)

También tiene una galería con una espléndida muestra de pintura de la “escuela cusqueña”.

AREQUIPA (137)

AREQUIPA (138)

En Arequipa hay ir también al Museo de los Santuarios Andinos y hacer una visita a “Juanita”, también conocida como “La dama del Ampato”. Es la momia de una niña de la realeza inca que fue sacrificada en la montaña del Ampato y se descubrió por casualidad en 1995. Aunque da bastante pena pensar en las circunstancias en las que murió, la visita es interesante, porque la momia se conservó perfectamente durante años gracias al hielo de la montaña y se puede ver todo el ajuar que llevaba consigo.

Finalmente, el complemento ideal si se visita Arequipa es hacer una excursión de dos o tres días por el Valle del Colca y disfrutar de sus aguas termales, sus pequeños pueblos, las curiosas iglesias, los mercadillos, las mujeres vestidas con unos pintorescos vestidos y tener la oportunidad de avistar al cóndor, una de las aves más grandes del mundo. Como tengo muchas cosas que contar de este valle y gran cantidad de fotografías, le dedicaré más adelante un asiento.

LIMA: El héroe discreto (Mario Vargas Llosa)

Este es el primer asiento que dedico a Perú, país que desde muy pequeña quise visitar, sobre todo para conocer las impresionantes ruinas de Machu Picchu. Es una nación de gente amable, con muchísimos contrastes, por el que han pasado muchas civilizaciones que dejaron un legado grandioso. También está muy presente la herencia española (en unos casos para bien, en otros no tanto). Dedicaré bastantes entradas a Perú, pero en esta ocasión voy a empezar por Lima, su capital. La novela seleccionada es El héroe discreto, de Mario Vargas LLosa.

PORTADA EL HÉROE DISCRETO

 

TÍTULO: El héroe discreto

AUTOR: Mario Vargas Llosa

EDITORIAL: Alfaguara

ISBN: 9788420414898

Nº DE PÁGINAS: 392

Poco puedo decir que no se haya dicho ya de este fantástico escritor peruano que, entre otros galardones, ha recibido el Premio Cervantes, el  Premio Príncipe de Asturias de las Letras y el Premio Nobel de Literatura.

El Héroe discreto es su última novela y se publicó en 2013. Narra la historia de dos empresarios en el Perú actual:

  • Felícito Yanaqué, es un pequeño empresario de Piura (ciudad ubicada al norte del Perú). Es un hombre que se ha hecho a sí mismo, de origen muy humilde (ni siquiera conoció a su madre, ya que le abandonó de niño) y que ha trabajado toda la vida sin descanso para levantar su empresa de transportes. Un día recibe una carta donde se le extorsiona para que pague a una banda mafiosa.
  • Ismael Carrera, es un exitoso hombre de negocios en Lima, dueño de una importante compañía de seguros. Después de sufrir un infarto, en el lecho del hospital oye a sus hijos comentar cómo desean que muera pronto para heredar su fortuna, por lo que decide que tiene que seguir viviendo y vengarse de ellos. Para evitar que sus hijos hereden su inmensa fortuna se casa con Armida, su criada, de la que se ha enamorado, a pesar de tener él ochenta años y ser ella mucho más joven.

Los protagonistas viven en entornos completamente diferentes: Piura es una ciudad pequeña y provinciana, aunque ha crecido mucho por el “boom” económico que en los últimos años ha experimentado Perú. Lima es una ciudad mucho más grande y cosmopolita y los protagonistas se mueven en ambientes de lujo y prosperidad, como se refleja en su estilo de vida.

Los dos hombres tienen en común su estricto sentido de la justicia y de la dignidad y su rebeldía ante la situación en la que se encuentran, ya que ambos deciden enfrentarse a los acontecimientos. Tienen claros sus ideales y están por encima de lo que marcan los convencionalismos y la presión del entorno. Puestos a prueba por la vida, descubren el verdadero sentido del coraje y la lealtad. Frente a ellos destacan, por el contrario, la mezquindad y la debilidad de quienes tratan de sojuzgarlos.

La novela retrata la situación actual del Perú, con un crecimiento de la economía impensable hace unos años. Pero el dinero genera codicia, como insisten varios de los personajes de la novela. Debido a esta etapa de florecimiento económico, han surgido mafias que extorsionan a empresarios de éxito y la mayoría paga para evitar problemas mayores.

Hay otros personajes esenciales como don Rigoberto, Director General de la compañía de seguros, amigo leal de Ismael, que será el nexo de unión entre las dos historias. También tienen un papel destacado su esposa, doña Lucrecia y su hijo Fonchito. Estos tres personajes son los protagonistas de dos novela de Vargas Llosa: Elogio de la madrastra y Los cuadernos de don Rigoberto. 

También aparece otro viejo conocido de los lectores de Vargas Llosa: el sargento Lituma, protagonista de Lituma en los Andes.

En conjunto, es un libro interesante, de ágil lectura, en el que se mezcla continuamente el humor con el melodrama. Son memorables las escenas amorosas y los diálogos entre don Rigoberto y doña Lucrecia. También es curiosa la historia de Fonchito, al que se le aparece continuamente un hombre que su padre piensa que es el diablo.

Estuve en Perú hace seis años y me parece que el libro refleja muchos aspectos de la situación actual de este país. No visité Piura, pero estuve muy cerca, en Chiclayo, y por la descripción es una ciudad muy parecida. Sí que visité Lima y conocí los prósperos barrios de Barranco, Miraflores y San Isidro, donde se desarrolla la novela. También conocí el restaurante La Rosa Náutica, donde tiene lugar la primera reunión entre Ismael y Rigoberto.

Aparte de la historia, lo que más me ha gustado de la novela es el lenguaje tan rico, variado y distinto del que utilizamos en España. Cuando estuve en Perú me ocurrió lo mismo: el vocabulario se entiende perfectamente, pero los vocablos utilizados son completamente diferentes a los que empleamos aquí, aunque casi siempre son mucho más sonoros y musicales.

 

LIMA

Visité Perú en el año 2008, en un viaje de 21 días sin contar el vuelo de ida y vuelta, que planifiqué personalmente por Internet con una agencia de viajes peruana. Como el país es inmenso y hay que coger bastantes vuelos, realmente el viaje se dividió en tres circuitos: uno al norte (Chiclayo, Trujillo y Huaraz), otro a las Líneas de Nazca, Paracas, Ica y Pisco y el tercero, que es el que hace la mayoría de los turistas, que incluyó Arequipa, Puno, Lago Titicaca, Cusco, Valle Sagrado y Machu Picchu. La única pena es que no nos dio tiempo a visitar la inmensa selva peruana, pero así tengo un motivo para repetir la visita a este maravilloso país.

Como en cada circuito retornábamos a Lima, esta ciudad se convirtió en nuestro “hogar” y punto de referencia, antes de empezar la siguiente ruta, sobre todo teniendo en cuenta la amabilidad del personal del hotel, siempre dispuestos a agradar y ayudarnos con cualquier problema.

Unos días antes de ir a Perú nos advirtieron seriamente sobre la peligrosidad de Lima. En ese momento se estaban produciendo muchos robos y atracos violentos en algunas zonas de la ciudad. Sin embargo, allí no tuve esa sensación de peligro, aunque debo reconocer que la mayor parte del tiempo estuvimos acompañados por una guía local o circulábamos por barrios tranquilos como Miraflores, donde están la mayoría de los hoteles y las embajadas.

Estuve allí en invierno (finales de agosto y principios de septiembre). Las temperaturas no eran muy bajas, pero Lima es una ciudad con mucha humedad y en invierno casi siempre tiene neblinas y nubes (como se puede apreciar en las fotos que incluyo), lo que hace que la sensación de frío sea constante y que los días resulten plomizos y grisáceos. Este microclima se debe a la fría corriente de Humboldt que recorre la costa del Océano Pacífico.

Ya en 2008 había empezado el crecimiento económico del país. Se veían grúas por todas partes, se estaba construyendo el metro  de Lima y proliferaba el uso de los móviles. Por todos estos motivos, Lima me pareció una ciudad próspera y moderna, aunque también hay amplias barriadas de casuchas similares a las “favelas” brasileñas. Esta foto está tomada desde un lateral de la catedral, en el centro de Lima y se puede apreciar como se extienden estos barrios pobres por las laderas de la montaña.

LIMA (055)

 

Sin embargo, la ciudad tiene zonas muy bonitas para visitar. En el centro del casco histórico de Lima se ubica la Plaza Mayor, donde se encuentran el Palacio de Gobierno, también conocido como Casa de Pizarro, que es la residencia del Presidente del Perú.

LIMA (023)

En el resto de la plaza hay preciosos edificios de fachadas amarillas con balcones de madera.

LIMA (043)

LIMA (042)

El más bonito de todos es el Palacio Municipal, sede de la Municipalidad de Lima.

LIMA (026)

Sin embargo, el edificio más impresionante de la plaza es el Palacio Arzobispal.

LIMA (032)

 

 

LIMA (034)

 

 

 

LIMA (037)

Junto al Palacio Arzobispal se encuentra la Basílica Catedral de Lima. 

LIMA (019)LIMA (020)

En el interior de la catedral se guardan los restos de Francisco Pizarro, sobre cuya autenticidad ha habido mucha polémica a lo largo de los años. Como dato anecdótico, se guardan por separado el cuerpo y la cabeza del conquistador.

LIMA (045)

LIMA (046)

 

Junto a la Plaza Mayor se encuentra la Basílica y Convento de San Francisco de Lima, también conocido como San Francisco el Grande o San Francisco de Jesús.

LIMA (054)

Lo más recuerdo de este edificio son las Catacumbas, que fueron el antiguo cementerio de la ciudad en los tiempos coloniales hasta 1810 y se calcula que en aquella época debió albergar hasta 25.000 cuerpos. Hoy se pueden observar en las distintas salas un buen número de huesos clasificados por tipos y dispuestos en algunas ocasiones de forma bastante “artística” y un poco macabra, como los de la fosa común. El lugar es bastante lóbrego y estremecedor.

Para terminar con el casco histórico, destaca también la bonita y tranquila Plaza de San Martín, que me recordó a algunas plazas de Londres.

LIMA (015)

 

Cambiando completamente de barrio, la zona donde están la mayoría de los hoteles, tiendas y restaurantes de Lima es el distrito de Miraflores.  Tiene grandes y amplias avenidas como la Avenida José Larco, que termina en el mar. Allí hay un enorme centro comercial, el Larcomar, con cines y típicos restaurantes de comida rápida, pero que presenta la peculiaridad de estar construido en un acantilado, de manera que las terrazas de los diferentes pisos tienen preciosas vistas al Océano Pacífico.

LIMA (069)

Cerca del Larcomar está el Parque del Amor, que tiene un mirador frente al Océano Pacífico. Como su nombre indica, está dedicado al amor y a él acuden las parejas de enamorados para ver anochecer. En el centro hay una escultura, “El beso”, que representa a una pareja de abrazada.

LIMA (061)

LIMA (063) LIMA (065)

LIMA (066)

Desde el mirador se puede ver el restaurante La Rosa Náutica, del que se habla en la novela de Vargas LLosa. Además de ser uno de los mejores restaurantes de la ciudad (en un país donde la gastronomía es excepcional), lo mejor es la ubicación que tiene, sobre un espigón metido en el mar. La noche que cenamos allí, golpeaban las olas en las ventanas de nuestro comedor,

LIMA (067)

LIMA (079)

En pleno barrio de Miraflores están los impresionantes restos arqueológicos de la Huaca Pucllana, que consta de una pirámide de 25 metros de altura hecha de adobe y un conjunto de patios, plazas y recintos. La excavación arqueológica se visita de día, pero se puede ir por la noche a cenar en el restaurante que hay dentro del complejo. De día, el conjunto resulta muy gris, porque se confunde el color de los adobes con el del cielo, pero de noche y bien iluminado, su aspecto es mágico y te hace evocar las civilizaciones que celebraron allí sus ritos.

LIMA (003)

LIMA (087)

 

LIMA (088)

San Isidro es otro de los distritos prósperos de Lima. Además de las grandes compañías financieras y las embajadas, es famoso por El Olivar, un inmenso bosque de olivos de varias hectáreas, plantados hace más de 400 años y que fue declarado Monumento Nacional en 1959.

 LIMA (008)

LIMA (007)

Para los amantes de la arqueología, es recomendable hacer una excursión al Santuario de Pachacámac (a unos 30 km de Lima), que está integrado por un conjunto de pirámides de barro, donde se pueden distinguir palacios, templos, plazas y calles que eran centros de peregrinación y devoción, ya que Pachacamac fue un oráculo acertado para predecir el futuro y posibles catástrofes telúricas.

PACHACAMAC (030) PACHACAMAC (011) PACHACAMAC (012)

Finalmente, para los aficionados a las compras, es imprescindible visitar el Inka Plaza, un inmenso mercado donde se vende a muy buen precio todo tipo de artesanía. Es el sitio ideal para comprar los regalos de última hora.

LIMA (096)

 

Para terminar, os dejo un video que reivindica Lima como una ciudad atractiva y moderna.