TRENES DE LA INDIA: El vagón de las mujeres (Anita Nair)

Esta vez no dedico un asiento a un lugar concreto, sino a un medio de transporte que me gusta especialmente y que me parece una de las formas más agradables e interesantes de viajar: el tren. El motivo ha sido la lectura de un libro estupendo sobre diversas mujeres que coinciden en el mismo vagón de tren en la India.

portada-el-vagon-de-las-mujeres

TÍTULO: El vagón de las mujeres.

AUTORA: Anita Nair.

EDITORIAL: Alfaguara.

Nº DE PÁGINAS: 384

ISBN: 9788420465111

 

En esta novela se entremezclan las historias de seis mujeres que viajan en un tren en el sur de la India, en un vagón reservado sólo para mujeres. Como curiosidad, en el propio libro se indica que en la actualidad no existen este tipo de vagones.

La principal protagonista es Akhila, una mujer soltera de cuarenta y cinco años, que cansada de mantener a su familia, siente la necesidad de huir de todo y hacer una pequeña escapada en tren. En el coche-cama, las seis mujeres comparten confidencias y revelan su diferente visión sobre el matrimonio, el amor, la amistad, el trabajo, la situación de las mujeres y la familia. Al calor de las confidencias susurradas durante la noche con unas desconocidas, Akhila intenta encontrar respuestas a los dilemas a los que siempre se ha enfrentado. Es libre de hablar con ellas, porque sabe que no volverá a verlas nunca más.

El libro está escrito con una gran sensibilidad. El análisis psicológico de cada una de las mujeres es excelente y no resulta pesado en ningún momento. Además, se apartan de la imagen típica que podemos tener de la India. Todas ellas son de clase media acomodada, algunas de ellas de la clase de los brahamanes, con estudios universitarios y sin embargo, no logran encontrar su lugar exacto en una sociedad profundamente machista, en la que muchos de los prejuicios vienen por parte de otras mujeres, incluso de su propia familia.

Estas mujeres lo único que buscan es encontrar su propio lugar en la sociedad, su libertad y su reconocimiento por sí mismas, no solamente como madres, hijas o esposas.

En conjunto, es una novela muy bien escrita, muy interesante y que se adentra en el universo femenino de la sociedad india.

 

TRENES DE LA INDIA

Durante mi viaje a la India tuve la oportunidad de hacer un pequeño trayecto en tren desde Jhansi a Agra. Aproximadamente duró unas tres horas. La verdad es que me supo a poco, porque después de la tensión del viaje por carretera, con constantes peligros acechando en cada curva, hubiera preferido hacer más trayectos en tren y menos en coche.

Llegamos a Jhansi en coche desde Khajuraho, visitando en el camino los palacios y la ciudad de Orchha. La estación de Jhansi era muy bulliciosa y estaba abarrotada de gente, porque es un nudo ferroviario importante. En la estación nos estaba esperando un corresponsal de la agencia de viajes india y amablemente nos llevó a una sala de espera para que estuviésemos más tranquilas. Esta sala me recordó inmediatamente al libro, porque era una sala reservada exclusivamente a mujeres. Allí, apartadas del bullicio exterior habría unas ocho o nueve mujeres vestidas con sari, que aprovechaban los bancos para tumbarse tranquilamente y olvidarse del barullo de la estación.

En la sala reinaba un ambiente íntimo como el que describe el libro. Algunas mujeres estaban dormidas, otras aprovechaban para comer algo, pero sobre todo se respiraba tranquilidad. Mi amiga y yo éramos las únicas extranjeras en la sala y nos dio reparo sacar la cámara de fotos y reflejar esa escena, porque nos pareció que de alguna forma invadíamos su intimidad.

Unos quince minutos antes de llegar el tren, salimos de nuevo al barullo y al ruido de la estación y cruzamos los andenes por un paso subterráneo para prepararnos, porque el tren hacía una breve parada.

jhansi-001Los andenes estaban llenos de gente de todo tipo, como es habitual en cualquier calle de la india. No había mucha suciedad, aunque en las vías sí que pude ver varias ratas.

La mayoría de la gente se sentaba en los bancos o en el suelo a esperar tranquilamente la llegada de su tren.

jhansi-003jhansi-004jhansi-005

A pesar del aparente desorden, en las vías sí que estaban marcados los vagones, por lo que te podías situar relativamente cerca de la puerta de entrada antes de llegar el tren.

El momento en el que llegó el tren fue una locura, con todo el mundo apretujándose para subir al mismo tiempo. Afortunadamente, estábamos bastante bien situadas y cerca de la puerta. Nuestro acompañante se coló en el vagón de al lado y pudimos acceder al nuestro mucho antes que el resto de la gente.

Una vez acomodadas, pudimos sentarnos tranquilamente a disfrutar del trayecto. Si se compara con los trenes españoles, el vagón era antiguo y un poco destartalado, pero la agencia nos debía haber reservado en clase preferente, porque allí sólo iban dos grupos de extranjeros y algunos viajeros locales con aspecto de pertenecer a clases acomodadas, por el tipo de equipaje, vestimenta, móviles y relojes que utilizaban.

Casi antes de reiniciar el trayecto, un empleado del tren, menudo y sudoroso, nos entregó a cada uno una botella de agua mineral de litro y medio.

Al minuto de iniciar la marcha, el chico se puso a servir la cena con una diligencia y una rapidez extraordinarias. Ofreció a todo el mundo una sopa, luego dos platos y postre. Nosotras estábamos asombradas, porque incluso en clase preferente en España, no te prestan tantas atenciones, ya que con cada plato servía una bandeja a cada viajero que luego recogía. Es decir, que sin contar el agua, sirvió cuatro bandejas a cada persona y recogió otras tantas. No es de extrañar que no parara de sudar.

Nosotras no cenamos porque nos esperaba la cena en el hotel de Agra, pero el resto de la gente no paró de comer. El ambiente era muy relajado y familiar y le gente iba muy tranquila. Al lado nuestro viajaba una familia con la abuela, la madre y dos jóvenes, todas vestidas con sari. Iban acompañadas de  un chico guapísimo que parecía salido de una película de Bollywood y que actuaba de protector de todas ellas. Es curioso ver a las mujeres vestidas de forma tradicional, mientras que los hombres van con vaqueros y camisas de cuadros. Lo único que les diferencia de los hombres occidentales es que llevan anillos con gemas, porque es tradición y además las llevan como amuletos de buena suerte.

Todo el trayecto lo hicimos de noche, por lo que no pude disfrutar del paisaje, aunque sí que pude relajarme después de un día tenso en las carreteras indias.

Al llegar a Agra, nos estaba esperando un corresponsal de la agencia que se empeñó en que dos hombres cogiesen nuestra maletas y se las pusiesen en la cabeza, cosa absurda, porque las maletas de cuatro ruedas se llevan prácticamente sin esfuerzo, pero en este tipo de países abundan profesiones ya casi olvidadas en occidente, como los mozos de estación.

En conjunto, el viaje se me hizo corto y me habría gustado viajar de día para poder contemplar el paisaje. Si alguna vez vuelvo a la India, desde luego optaré por esta forma de viajar antes que ir por carretera.

 

HONG KONG: La maestra de piano (Janice Y.K. Lee)

En esta ocasión visitamos la deslumbrante Hong Kong, que es una de las ciudades del mundo que más me ha impactado y gustado. Para ambientarnos en ella he elegido La maestra de piano, de Yanice Y.K. Lee  

 

PORTADA LA MAESTRA DE PIANO

TÍTULO: La maestra de piano

AUTORA: Janice Y.K. Lee

EDITORIAL: Salamandra

Nº DE PÁGINAS: 352

ISBN:  9788498382419

La novela narra la historia de una joven inglesa de clase media, Claire Pendelton, bastante ingenua e insulsa, que se casa con un funcionario para evadirse de su familia y se traslada con él a Hong Kong en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Allí es contratada por una rica familia china para dar clases de piano a su hija y gracias a ellos se introduce en la activa vida social de la ciudad.

Claire conoce y se enamora de Will Truesdale, un hombre bastante enigmático, del que desconoce completamente su pasado. Aprovechando los continuos viajes de su marido, empieza una relación secreta con él. Debido a la influencia de esta relación y al profundo cambio que supone la vida en Hong Kong, Claire va madurando y abandonando esa ingenuidad inicial.

La historia se entremezcla con otra que se remonta diez años atrás. En ese momento, Will Truesdale acaba de llegar a Hong Kong y conoce a Trudy Liang, una joven eurasiática de gran belleza, con una personalidad arrolladora y absorbente y que es el centro del círculo social más selecto, porque además es hija de uno de los hombres más ricos de la ciudad.

Así descrita puede parecer una novela rosa, pero no lo es en absoluto. El libro describe y recrea de forma excepcional el ambiente de Hong Kong justo antes de la invasión japonesa. La vida de la alta sociedad de Hong Kong y de los funcionarios británicos y extranjeros transcurre entre fiestas en mansiones, baños en la playa o reuniones en los clubes. Los personajes son frívolos, superficiales y displicentes.

Todo esto cambia con la invasión nipona. La ciudad se convierte en una trampa de la que no se puede escapar. Empieza el hambre, el miedo, el pillaje y la pérdida de libertad, ya que los extranjeros son recluidos en campos de concentración. La lucha por la superveniencia es feroz y se ve cómo la guerra saca los peores y los mejores aspectos del ser humano. Paradójicamente, tras la guerra, todo vuelve a ser casi igual y la ciudad resurge de sus cenizas como si nada hubiera pasado.

Se trata de una historia de traiciones, desengaños, secretos ocultos y relaciones complejas frente a la aparente superficialidad de algunos personajes.

Lo que más me ha gustado de la novela es el gran protagonismo que tiene la ciudad. Además, los lugares que menciona son hoy fácilmente reconocibles. Se habla de las grandes mansiones situadas en el Pico Victoria, de las fastuosas fiestas en el hotel The Peninsula, de los mercadillos callejeros y de las preciosas playas, realizando en conjunto una ambientación muy completa de la ciudad.

HONG KONG

Hong Kong es una de las ciudades más impactantes del mundo por muchos motivos: el contraste entre lo moderno y lo tradicional, los altos y abigarrados edificios, sus paisajes espectaculares, las playas de arena blanca, las aglomeraciones de gente, el bullicio y la actividad en las calles y en el río, el lujo de las tiendas y de los centros comerciales, que contrasta con las pequeñas tiendas chinas y con los mercadillos donde se vende de todo, sus templos y parques y un largo etcétera de atractivos que trataré de exponer en este asiento.

Actualmente es una región administrativa especial perteneciente a la República Popular China, pero el visitante tiene la impresión de encontrarse en un país completamente diferente. En primer lugar, porque hay que pasar por la aduana y sellar el pasaporte, tanto para entrar como para salir. Además tiene una moneda propia, el dolar de Hong Kong y se circula por la izquierda, debido a que fue una colonia británica. Por ello, a diferencia de China, casi todo mundo habla en inglés. Sus habitantes dicen son “chinos de Hong Kong”, queriendo con ello destacar sus diferencias con el resto de chinos.

El territorio de Hong Kong está formado por una península y varias islas situadas en la costa sur del Mar de la China Meridional, en el delta del río Perla. Se puede dividir en tres partes bien diferenciadas:

  • La Isla de Hong Kong.
  • La Península de Kowloon.
  • Los Nuevos Territorios, que incluyen una parte continental y más de 200 islas.

Mis amigos y yo iniciamos nuestro viaje a China en la ciudad de Cantón (Guangzhou). Desde allí, nos montamos en un ferry con destino a Hong Kong. Se trata de un viaje de unos 100 kilómetros por el río Perla.

La entrada en la ciudad fue impresionante, porque llegamos en medio de una tormenta y llovía tanto que apenas podíamos ver la imponente masa de edificios que se apiñan en la isla de Hong Kong y que poco a poco se nos iban revelando en todo su esplendor. Las fotos están un poco borrosas debido a la lluvia y al vaho de los cristales del ferry, pero reflejan parte de lo que estoy describiendo. Creo que es la mejor manera de llegar a la ciudad, porque la primera visión que se tiene de ella es impactante.

HONG KONG (001)

HONG KONG (006)HONG KONG (005)

Aprovechando que nuestro hotel estaba en la península de Kowloon (que tiene vistas frontales a la isla de Hong Kong) y que era por la tarde y había dejado de llover, lo primero que hicimos fue ir al espectáculo más conocido de la ciudad, que tiene lugar todos los días a las 20:00 horas. Se llama Symphony of Lights y es un despliegue de luces y sonido que provienen de 45 edificios repartidos por la isla de Hong Kong y Kowloon. El mejor lugar para ver el espectáculo es Tsim Sha Tsui, entre la Avenida de las Estrellas y el Centro Cultural de Hong Kong.

HONG KONG (014)

HONG KONG (017)

Por si alguien tiene interés en verlo, he encontrado un vídeo con todo el espectáculo completo.

Esa noche, a pesar del cansancio y del cambio horario, todavía tuvimos ánimo de ir al Mercado nocturno de Temple, situado en Temple Street en Kowloon, donde se vendía de todo, aunque la mayor parte de las cosas eran baratijas o burdas imitaciones de marcas.

Al día siguiente, lo primero que hicimos fue una visita panorámica de la ciudad en autobús, que incluyó la subida al Pico Victoria (Victoria Peak), que es la montaña más alta de la isla de Hong Kong. Es el lugar más turístico de la ciudad, porque las vistas son espectaculares. En la novela se menciona continuamente, ya que es el lugar donde se encuentran las grandes mansiones.

HONG KONG (028)HONG KONG (029)HONG KONG (039)

La subida en autobús se hace por una estrecha y empinada carretera llena de curvas. Otra forma de subir es utilizando el funicular, que lleva funcionando desde 1888. Nosotros subimos de nuevo al Pico esa misma noche y lo hicimos en el funicular. Es muy curioso, porque el trayecto es bastante largo y muy empinado y hay momentos en que la cabina va muy pegada a las casas y ves a pocos metros a sus inquilinos dentro de sus casas.

Por la noche no hay tantos turistas y las vistas también son espectaculares. Ademas hay muchos restaurantes muy animados y es inolvidable cenar tranquilamente junto a una gran cristalera, disfrutando de las vistas nocturnas.

HONG KONG (107)

HONG KONG (110)HONG KONG (114)

Pero volviendo a nuestra visita de la mañana, después de ver el Pico Victoria nos llevaron en autobús a  Repulse Bay. Es una zona residencial de lujo, situada al sur de la isla, que además cuenta con una de las playas más bonitas y populares de Hong Kong. La arena es muy blanca, pero tiene una barrera protectora frente a los tiburones (en la novela hay una escena en la que los protagonistas nadan hasta una plataforma a pesar de que son conscientes del riesgo de que los ataque un tiburón).

Además de tiendas, terrazas y restaurantes, destaca un parque temático de los dioses, con enormes estatuas de brillantes colores, que representan a diversas divinidades y la gente les rinde culto.

HONG KONG (046)HONG KONG (044)HONG KONG (043)HONG KONG (047)

A continuación visitamos la Bahía de Aberdeen, también situada al sur de la Isla de Hong Kong. Se trata de una zona de pescadores en la que gran parte de ellos viven en casas flotantes que crean una peculiar imagen de contrastes debido a los enormes rascacielos que las rodean. La mejor forma de visitar la bahía es dando un paseo en “sampan”, barco tradicional chino. Previamente hay que negociar el precio. Después de haber visitado varias zonas lujosas de la isla, es muy interesante ver las precarias condiciones en las que viven los pescadores.

HONG KONG (058)HONG KONG (057)HONG KONG (056)

En la Bahía de Aberdeen se encuentra uno de los restaurantes más conocidos de Hong Kong: el restaurante flotante Jumbo Kingdom, famoso por ser el restaurante flotante más grande del mundo gracias a su capacidad para más de 2.000 personas y porque ha salido en multitud de películas, incluida una de James Bond. Aunque sabíamos que es el típico sitio para turistas, no quisimos perdérnoslo. La experiencia fue divertida. Nosotros fuimos en un taxi, que nos dejó en un embarcadero desde el que salen continuamente barcas que te llevan al restaurante. Como curiosidad, nos sirvieron una ensalada de langosta, con una langosta de adorno que luego se llevaron, pero la verdad es que la ensalada estaba muy buena.

HONG KONG (068)HONG KONG (061)HONG KONG (070)

Después de la comida en el Jumbo fuimos al Distrito Wan Chai, ubicado en el norte de la isla, que es donde se concentra la mayor parte de los rascacielos y edificios famosos. Para situar al que no haya visitado la ciudad, son los edificios que se veían en el espectáculo de luces que he comentado antes. Es una zona de bancos, oficinas y grandes tiendas y centros comerciales.

En Statue Square se encuentra el edificio del Ayuntamiento de Hong Kong (Hong Kong City Hall), flanqueado por algunos de los edificios más famosos y emblemáticos de la ciudad. A la izquierda está el Bank of China y a la derecha el HSBC.

HONG KONG (079)

Lo bueno de viajar con arquitectos es que te hacen fijarte en cosas que a lo mejor de otro modo no habrías contemplado de la misma forma. Os podéis imaginar que esta ciudad es el paraíso para un arquitecto y la verdad es que disfrutamos mucho visitando varios de los edificios más destacados.

Para mi gusto, el edificio más bonito y característico de Hong Kong es el Bank of China Tower, diseñado por el arquitecto I.M. Pei. Es precioso tanto de día como de noche. Nosotros subimos en su ascensor hasta el piso 43 y disfrutamos del anochecer en el centro de la ciudad.

HONG KONG (081)HONG KONG (093)

Otro edificio destacado es el HSBC Building, diseñado por el arquitecto Norman Foster. Aunque mis amigos estaban extasiados, a mi personalmente me gusta menos, pero debo reconocer que el interior es impresionante.

HONG KONG (075)HONG KONG (106)HONG KONG (119)HONG KONG (120)

Finalmente, sólo destacaré un edificio más: el Two International Finance Centre, diseñado por el arquitecto César Pelli.  Es el edificio más alto de la isla y el segundo de Hong Kong (hay uno más alto en Kowloon).

HONG KONG (084)

En teoría tiene 88 plantas, pero como los chinos son muy supersticiosos, realmente tiene dos menos, porque han omitido las plantas 14 y 24,  por considerar que son números que dan mala suerte. Se puede subir en ascensor hasta la planta 55 y disfrutar de fabulosas vistas del puerto, del Pico Victoria y del centro de la ciudad. Vistos desde arriba, los rascacielos parecen enormes lapiceros clavados unos junto a otros.

HONG KONG (126)HONG KONG (128)HONG KONG (129)HONG KONG (130)

La mejor forma de desplazarse por Hong Kong es el metro. Es barato, fácil de utilizar, muy limpio y además rapidísimo. Otra ventaja es que además hay varias líneas que unen la isla con la península, ya que circula por debajo del agua. La parada de nuestro hotel tenía incluso un acceso directo por escalera mecánica desde la recepción del hotel. Para evitar que la gente caiga a la vía, los andenes están protegidos con cristales y sólo se abren en los puntos que coinciden con las puertas cuando llegan los vagones. Luego lo he visto en más sitios, pero allí recuerdo que me chocó especialmente, porque era la primera vez que lo veía. También fue la primera vez que vi tarjetas de transporte de mero contacto.

Imprescindible si se visita Hong Kong es dar un paseo nocturno en barco. Hay multitud de barcos que hacen el recorrido por toda la bahía. A mí me pareció una experiencia inolvidable, porque hacía una noche excepcional, las luces de los edificios se reflejaban en el agua, en el barco sonaba una música suave y parecía que el tiempo se había parado y que estábamos muy lejos del bullicio de la ciudad.

HONG KONG (102)HONG KONG (021)HONG KONG (099)En cuanto a las calles, en algunas del centro hay tanto tráfico que para cruzar hay pasarelas elevadas para los peatones, que unen unos centros comerciales con otros. En general el aspecto de las calles es muy occidental, con impresionantes tiendas de lujo, pero si vas a otras zonas, también hay callejuelas con pequeñas tiendas chinas de aspecto bastante cutre.

HONG KONG (138)

HONG KONG (141)Una curiosidad de Hong Kong es que tiene la escalera mecánica cubierta más larga del mundo. Se llama Central-Mid Levels Escalator, tiene más de 20 años y una longitud de 800 metros, aunque no es realmente una sola escalera mecánica, sino un montón de tramos, que unen el centro con un barrio alto. Creo que tardamos unos veinte minutos en subirlos todos. Tiene la ventaja de ser gratuita y una forma muy directa de transporte, además de ayudar a descongestionar el tráfico. Al estar dividida, te puedes apear cuando quieras y puedes parar a hacer fotos en las callejuelas adyacentes, que son bastante sucias y abigarradas, pero con muchos mercadillos y restaurantes más tradicionales y populares. Para bajar de nuevo, no tuvimos paciencia y cogimos un taxi.

HONG KONG (148)

En todas estas calles adyacentes hay mercadillos de todo tipo y tiendas de comida tradicional china.HONG KONG (162)HONG KONG (154)HONG KONG (152)HONG KONG (153)Para terminar el asiento, quiero destacar algunas cosas que me sorprendieron durante mi visita a Hong Kong:

  • La limpieza de la ciudad es exagerada. Algunas veces vimos a hombres agachados quitando con una espátula los chicles pegados en el suelo. A la entrada de algunos edificios te puedes encontrar con una persona con mascarilla y guantes que limpia el pomo de la puerta después de que el visitante lo haya tocado. Los inodoros son automáticos para evitar tocar nada.
  • La mayoría de la gente lleva paraguas, lo cual es normal porque las tormentas son frecuentes. La diferencia es que estos paraguas van revestidos por dentro de una tela plateada que protege del sol. Las mujeres los utilizan siempre como sombrillas cuando hace sol. No verás a ninguna mujer de allí expuesta directamente a los rayos solares. Eso contribuye a que tengan un cutis maravilloso (además de la genética en general de los asiáticos, que siempre parecen más jóvenes).
  • Sus habitantes tienen bastante miedo al contagio de enfermedades, por lo que muchos van por la calle o trabajan con mascarillas. Es obligatorio además el uso de mascarilla cuando se está enfermo de gripe, resfriado o enfermedad similar.
  • En muchas zonas públicas abiertas está prohibido fumar, por ejemplo en las playas.
  • A pesar de la modernidad de los edificios, curiosamente utilizan como en el resto de Asia los tradicionales andamios de bambú, atados con lianas, lo cual realmente resulta muy chocante.
  • Muchos edificios se han construido siguiendo estrictamente las normas del “Feng Shui” u ocupación armónica del espacio. Recuerdo que en Repulse Bay había un edificio que tenía un enorme hueco cuadrado en el centro para que pasase el aire, porque así lo exigía el Feng Shui.
  • Como en otros lugares de Asia,  se hace un uso exagerado del aire acondicionado. En los hoteles, restaurantes, taxis, autobuses y demás lugares cerrados te hielas y tienes que llevar una chaqueta. En cambio, cuando sales a la calle el calor y la humedad son casi insoportables, ya que la ciudad tiene un clima subtropical. Algunas tiendas tienen el aire puesto a tope y las puertas abiertas, haciendo así ostentación del frío que hace dentro.

Finalmente, dejo tres vídeos sobre la ciudad. El tercero es el que más me gusta porque refleja más el ambiente de la ciudad y no sólo los edificios, pero está en en inglés. Espero que os gusten.

IRAK: La Biblia de barro (Julia Navarro)

Cuando llega el verano y tengo más tiempo para leer siempre quiero encontrar un libro que me entretenga y me absorba, que sea muy largo para que me dure un poco más y que además esté bien escrito, aunque esto último es más difícil de conseguir. Pues bien, esto es lo que sucede con el libro que he seleccionado en esta ocasión.

PORTADA LA BIBLIA DE BARRO

TÍTULO: La Biblia de barro

AUTORA: Julia Navarro

EDITORIAL: Plaza & Janés Editores

ISBN: 9788401335518

Nº DE PÁGINAS: 768

Leí por primera vez La biblia de barro, hace diez años y me gustó mucho. Ahora me ha vuelto a enganchar y me parece que la historia no ha perdido su frescura y su actualidad, a pesar de que está ambientada en un momento ya superado, como es el de los días inmediatamente anteriores a la invasión de Irak por los americanos y la posterior caída del régimen de Saddam Hussein.

La historia principal gira en torno a un importante descubrimiento arqueológico: la búsqueda de unas tablillas de barro sumerias cerca de la antigua ciudad de Ur, en el actual Irak, que podrían relatar el Génesis dictado directamente por Abraham a un escriba. En otros asientos ya he dicho que soy una apasionada de la arqueología y siempre me ha gustado el tema de los orígenes de las primeras civilizaciones.

Pero además la trama se complica con intrigas políticas internacionales, importantes personajes con oscuros pasados, historias de campos de concentración, tráfico ilegal de antigüedades, el secreto de confesión, un pacto de venganza,  asesinos a sueldo, …

Con todo este cóctel, Julia Navarro ha escrito una novela que te atrapa desde la primera página y que se lee muy rápido a pesar de su extensión y del gran número de personajes. La trama está muy bien construida y la emoción no decae en ningún momento.

En el libro se denuncia cómo las guerras se preparan por unos pocos poderosos, que manejan los hilos de la política y la economía y que lo único que quieren es lucrarse, aunque para ello tengan que morir miles de personas inocentes. Se describe cómo se planea la invasión de Irak y el saqueo y destrucción del país, pensando luego en las ganancias que se obtendrán al repartirse los despojos y reconstruir el país.

Se describe asimismo el régimen de opresión durante el gobierno de Saddam Hussein y el ambiente de terror en el que vivía la población civil, con continuas purgas de la policía secreta, corrupción y nepotismo.

También se explica cómo los poderosos pueden escapar, aunque estén en el bando perdedor, porque realmente lo único que importa es el dinero y los contactos, independientemente de la ideología. Así se comprende cómo algunos SS nazis lograron salir de Alemania y situarse en puestos de poder en distintos países al caer el régimen de Hitler o cómo antiguos altos cargos de Saddam buscan una salida del país cuando se produce la invasión americana.

Hay unas escenas en un campo de concentración nazi de extremada dureza, que quizá sobran en la historia, aunque también sirven para justificar que unos ancianos hayan pasado toda su vida soñando y planeando una venganza.

Como crítica, me parece que la historia deja algunos cabos sueltos sin explicar, aunque puede que la autora los deje a propósito para que los deduzca el lector, pero en conjunto es una novela muy entretenida y recomendable.

He encontrado un video que habla de los sumerios y de la ciudad de Ur, que sirve para ambientar el trasfondo arqueológico de la novela y donde se pueden ver tablillas de barro con la escritura sumeria, la primera de la Humanidad.

 

 

JAIPUR: Recuerdos de una princesa (Gayatri Devi)

Después de haber hablado en el asiento anterior de mis primeras impresiones sobre la India, en esta ocasión voy a centrarme en una de las ciudades que más me ha gustado de ese país. Se trata de Jaipur, conocida también como “la ciudad rosa”. Para ambientar esta entrada he escogido un libro que me recomendó el guía local y que compré en el Palacio de la Ciudad. Se titula Recuerdos de una princesa  y recoge las memorias de la última maharaní de JaipurGayatri Devi.

PORTADA RECUERDOS DE UNA PRINCESA

 

TÍTULO:  Recuerdos de una princesa. Memorias de la maharaní de Jaipur.

AUTORA: Gayatri Devi

EDITORIAL: Juventud

Nº DE PÁGINAS: 320.

ISBN: 9788426127518

 

Me ha gustado mucho el libro porque además de estar ambientado en Jaipur y hablar de la época de los maharajás, narra la fascinante vida de esta mujer que vivió como una auténtica princesa de cuento.

Gayatri Devi fue hija y hermana del maharajá de Kuch Bihar, un estado indio cerca del Himalaya. Su familia era inmensamente rica, por lo que desde niña vivió en un ambiente de lujo y opulencia. En su palacio había más de quinientos sirvientes, entre ellos, veinte jardineros, cien personas para cuidar a los elefantes, tres cocineros (uno para comida inglesa, otro para cocina bengalí y el tercero para comida maratha), cada uno con su propia cocina y asistentes. Hasta tenían un tenista profesional como profesor de tenis.

Tuvo una infancia feliz entre juegos, deportes, viajes y fiestas. Incluso practicaba la caza mayor (abatió un leopardo con sólo doce años) y jugaba al polo y al tenis.

Su educación fue bastante completa y abierta. Estudió en un colegio dirigido por Rabindranath Tagore y posteriormente en Londres y en Lausana. Incluso estuvo en una escuela de secretariado en Londres.

En Londres empezó a salir con Sawai Man Singh II, maharajá de Jaipur, personaje muy conocido en todo el mundo por ser un gran jugador de polo. Era gran amigo de la familia y ella estaba enamorada de él desde los doce años. El idilio secreto duró seis años porque Jai, que era como ella le llamaba, tenía ya dos esposas y la familia de Gayatri se oponía a que se convirtiese en la tercera esposa. Sin embargo, el amor de los dos prevaleció y además Gayatri Devi supo convivir en buena armonía con las dos esposas anteriores. La pareja tuvo un hijo, el príncipe Jagat Singh, Rajá de Isarda.

Tras su boda con Jai se convirtió en un personaje de la vida social internacional. La pareja tenía amistad con la reina Isabel II y su marido e incluso con Jackie Kennedy, que fue la editora del libro e íntima amiga suya. La revista Vogue la incluyó entre las diez mujeres más hermosas del mundo.

A pesar de su privilegiada posición, tuvo bastantes inquietudes sociales y se preocupó por la situación de la mujer en su país, promoviendo escuelas para niñas y otras obras benéficas. En los años 60, Gayatri Devi entró en política, por el partido independiente Swatantra. Consiguió una histórica victoria en las elecciones generales de 1962, registrada en el Libro Guinness de los Records como la mayor victoria electoral de un candidato en unas elecciones democráticas.

En 1962, Jai se convirtió en el primer embajador de la India en España y la pareja vino a vivir a nuestro país. España le gustó mucho porque le recordaba bastante a la India.

A su regreso a la India siguieron unos años de enfrentamiento político con el Gobierno de su país, por cuestiones relacionadas con el Rajastán y por la pretensión de la Primera Ministra Indira Gandhi de suprimir todos los derechos de los príncipes indios, a pesar de que éstos habían apoyado la Independencia de la India a cambio de algunas concesiones.

Tras la muerte de su marido en 1970, su situación política en contra del gobierno se agravó e incluso fue encarcelada, acusada de infringir las leyes fiscales. Debido a las quejas de varias potencias internacionales, finalmente fue liberada bajo fianza. Tras su liberación dejó la política y se dedicó más intensamente a las obras sociales hasta el fin de su vida.

En conjunto, tuvo una larga e intensa vida que parece más la de un personaje de una novela. He incluido un video con fotografías de Gayatri Devi. Muchas de ellas están también en el libro, ilustrando su apasionante vida.

JAIPUR

Jaipur es la capital del Rajastán o Rayastán, un estado situado al noroeste de la India. Se la conoce como “la ciudad rosa”, porque en el casco antiguo todos los edificios históricos están pintados de un color rosa salmón. En 1905 el Príncipe de Gales visitó Jaipur y para darle la bienvenida correcta se decidió pintar los edificios de la ciudad de color rosa. Desde entonces, este color se considera un símbolo de la hospitalidad de Jaipur.

JAIPUR (303)

JAIPUR (302)

El centro de la ciudad, a diferencia de otras ciudades de la India o incluso de Europa, presenta un trazado geométrico y racional. Está rodeado de una muralla con almenas que tiene diez puertas.

JAIPUR (049)

El edificio más emblematico de Jaipur y mundialmente conocido es el Hawa Mahal  o Palacio de los Vientos. Se encuentra en una de las principales calles de la ciudad. Su fachada se asemeja a la cola de un pavo real. La fachada que da a la calle tiene un total de 953 ventanas pequeñas. La función original del edificio era la de permitir a las mujeres reales observar la vida cotidiana de las calles de la ciudad sin ser vistas. El viento que circulaba a través de las ventanas le dio nombre al palacio. Este viento es el que permitía que el recinto se mantuviera fresco incluso en verano. En la actualidad se conserva poco más que la fachada.

P1040617

P1040615

JAIPUR (069)

En el momento en el que estábamos a los pies del edificio, pasó una procesión de peregrinos vestidos de naranja, que les identifica como adoradores del dios Shiva. Normalmente estos grupos están integrados exclusivamente por hombres, la mayoría muy jóvenes. Van descalzos y portan garrafas donde recogen el agua del Ganges. A pesar de que se trata de una procesión religiosa, el ambiente es muy festivo y alegre. Además llevan un camión con grandes altavoces y música religiosa a todo volumen. Al pasar junto a nosotros y ver turistas, casi todos nos saludaban muy simpáticos. Ya habíamos visto peregrinos como ellos en Varanasi (Benarés) pero allí el ambiente impone más, por el entorno y por las masas que se arremolinan junto al Ganges.

JAIPUR (057)

Después de visitar el Hawa Mahal salimos de la ciudad para hacer la visita más importante del día, el impresionante Fuerte Amber, que está a unos 11 kilómetros de Jaipur. Se trata de un inmenso palacio-fortaleza situado en lo alto de una colina y con vistas al lago Maotha.

JAIPUR (090)

JAIPUR (094)

Lo más divertido de la visita es la subida al fuerte Amber en elefante. Hay que ir temprano por la mañana, porque los elefantes sólo pueden hacer un número limitado de viajes al día. A media mañana los retiran y ya sólo se sube en jeep. Los elefantes están adornados con telas de alegres colores y te subes a una plataforma en la que sólo caben dos personas sentadas de lado. La fila de elefantes es continua y es gracioso ver a todos los turistas sentados sobre ellos intentando hacer fotos y videos a pesar del bamboleo de los animales. En la ladera se arremolinan los fotógrafos y los vendedores de souvenirs. Los fotógrafos te sacan fotos y te chillan “recuerda mi nombre al bajar, me llamo Alí Babá”.  A nosostros nos hicieron fotos varios Ali Babá y luego todos se peleaban para que comprásemos las suyas. En conjunto, la subida es la típica actividad de turistas, pero no por ello pierde su encanto.

JAIPUR (097)JAIPUR (115)

JAIPUR (132)JAIPUR (139)

JAIPUR (191)

Después de la subida en elefante, se atraviesa una gran puerta que da paso a una inmensa explanada.

JAIPUR (164)

JAIPUR (159)

Desde fuera sólo se aprecia una gran fortaleza, pero una vez dentro de la misma, te das cuenta de la grandiosidad y riqueza del lugar. Los edificios, palacios y jardines se suceden y parecen no terminar nunca. Incluso en una colina que está detrás hay otro fuerte amurallado.

JAIPUR (157)

Los edificios están bellamente adornados con delicadas pinturas o con estatuas y todo refleja el esplendor de este lugar en la época de los maharajas.

JAIPUR (175)

JAIPUR (178)

JAIPUR (181)

JAIPUR (197)

JAIPUR (203)

Lo más curioso de la visita es el vestíbulo de los espejos. Cuando la realeza vivía en este lugar, por la noche, si necesitaban pasar a través de esta estancia, tomaban una sola vela, y gracias al intrincado diseño de pequeños espejos, toda la habitación se iluminaba.

JAIPUR (206)

JAIPUR (205)

El resto de las estancias también está muy decorado y las vistas al lago y a un curioso jardín flotante son espléndidas.

JAIPUR (211)

JAIPUR (188)

El palacio tiene algunas zonas donde hay celosías, utilizadas para que las mujeres pudieran ver las grandes recepciones respetando la “purdah”, es decir, sin que las viesen varones que no fuesen de su familia. En la biografía de Gayatri Devi cuenta que ella no estaba acostumbrada a la purdah porque en Kuch Bihar no existía esta tradición y su familia era más moderna. Durante los primeros años de estancia en Jaipur se tuvo que habituar a respetarla, aunque afortunadamente su marido era bastante moderno y sólo seguía la tradición en actos oficiales.

JAIPUR (234)

JAIPUR (236)JAIPUR (235)

La sucesión de edificios, pabellones y jardines es interminable y, no es difícil entender por qué el Fuerte Amber es una de las principales visitas de la India.

JAIPUR (258)

JAIPUR (241)

 

De regreso a Jaipur desde Amber pasamos por el Jal Mahal o Palacio del Agua, construido por el  maharajá Sawai Jai Singh II en medio del bello lago de Man Sagar.  Cuatro de sus cinco pisos permanecen bajo el agua cuando el lago está lleno, exponiéndose solo el último piso y el gran jardín instalado en la azotea. Afortunadamente, al tratarse de la época del monzón, pudimos ver el lago en todo su esplendor.

JAIPUR (268)

JAIPUR (274)

Mientras hacíamos fotos del Jal Mahal me sucedió una cosa curiosa. Se me acercó un hombre y muy respetuoso me preguntó si podía posar en una foto con su mujer. Hasta ahí no me pareció tan raro, porque ya nos había ocurrido en China en alguna ocasión. Lo realmente chocante es que a continuación se me acercó un grupo de siete hombres indios y pidieron al guía hacerse una foto conmigo. Yo estaba asombrada porque eso sí que no me ha sucedido nunca. Después de posar con el grupo pretendían hacerse fotos individuales conmigo, pero el guía les dijo que me dejaran en paz. Supongo que igual que a mí me atrae sacar fotos de las mujeres vestidas con sus vistosos saris o con los coloridos Shalwar Kameez o de hombres del Rajastán con enormes turbantes y puntiagudos bigotes, porque para mí representan lo exótico y lo diferente, en este caso lo exótico era yo por ser occidental, aunque a mí me parece que en Jaipur deben estar acostumbrados a ver cientos de turistas. Probablemente eran visitantes que venían de otras zonas de la India donde se ven menos occidentales.

Otra visita bonita en Jaipur es visitar una fábrica de telas con los típicos estampados del Rajastán. El dibujo se hace a mano, mojando unas planchas de madera en tinta y estampándolas con cuidado sobre la tela. Se montan unos dibujos sobre otros y el efecto es precioso.

JAIPUR (284)

JAIPUR (301)

 

En medio de Jaipur está el bonito Palacio de la Ciudad (City Palace). Se trata de una serie de edificios que utilizaba el maharajá para las recepciones oficiales y como residencia. Tal y como se cuenta en el libro, Sawai Man Singh, esposo de Gayatri Devi,  donó gran parte de los tesoros de la familia para que fuesen expuestos en varios museos, integrados ahora en el palacio. La visita es interesante porque se pueden ver retratos de los distintos maharajás, hay un pequeño museo con los ricos ropajes que utilizaban e incluso un museo de armas. Lo más curioso de todo es una enorme ánfora de plata que utilizó uno de los maharajás para llevar agua del Ganges durante su estancia en Inglaterra.

JAIPUR (304)

JAIPUR (306)

JAIPUR (311)

JAIPUR (314)

JAIPUR (316)

JAIPUR (322)

 

Pero sin duda la visita más original y curiosa es la del Jantar Mantar, un observatorio astronómico construido por el fundador de la ciudad, el maharajá Sawai Jai Singh, que era un gran aficionado a la astronomía. Consiste en una colección de construcciones cuyas formas permiten observar la evolución de las sombras producidas por el sol. La exactitud en el cálculo es asombrosa. Para los indios, la carta astral es imprescindible para multitud de actos de la vida cotidiana y por supuesto, para los más importantes como el matrimonio o la elección del nombre al nacer.

JAIPUR (329)

JAIPUR (336)

JAIPUR (331)

JAIPUR (344)

JAIPUR (353)

 

Para terminar, voy a hacer mención al Templo Birla Mandir. Se trata de un moderno templo construido en 1988 por un importante grupo industrial y está ubicado en la parte nueva de la ciudad, al pie de una colina. A diferencia del resto de los edificios de la ciudad, todos de color rosado, el templo destaca por la blancura del mármol. Allí pudimos asistir a una ceremonia aarti, similar a las que habíamos presenciado en Varanasi (Benarés), aunque esta resultó más cercana al tipo de ceremonias religiosas a las que estamos acostumbrados, ya que es en el interior del templo y frente a un altar. Como nota curiosa, en las columnas talladas había figuras procedentes de otras religiones, entre ellos, Jesús y la Virgen María

JAIPUR (016)

JAIPUR (019)

JAIPUR (022)

JAIPUR (025)

JAIPUR (032)

JAIPUR (033)

 

Finalmente he incluido un video de Jaipur para ilustrar todo lo que he contado en mi asiento, aunque veo con satisfacción que algunos de los edificios están ahora en mejor estado que lo que aparecen en el video, porque han sido recientemente restaurados.

INDIA: La vaca sagrada y otras historias de la India (Tarun Chopra)

Todos tenemos viajes que deseamos más que otros y destinos especiales que están esperando a que nos salga la oportunidad de conocerlos. Para mí, uno de esos viajes especiales desde siempre ha sido la India, pero nunca había podido realizarlo. Este verano he tenido la inmensa suerte de poder cumplir mi sueño y visitar el norte de la India. La verdad es que mis expectativas no han quedado defraudadas. Para ambientar el viaje, he elegido como lectura La vaca sagrada y otras historias de la India de Tarun Chopra.

 

PORTADA LA VACA SAGRADA

 

TÍTULO: La vaca sagrada y otras historias de la India

AUTOR: Tarun Chopra

EDITORIAL: Prakash Book Depot

ISBN: 8172340435

Nº DE PÁGINAS: 150

 

Se trata de un atractivo libro lleno de fotografías que encontré en una tienda dentro del Fuerte Amber de Jaipur, pero que se puede comprar a través de Amazon. Está escrito por un indio que trata de responder las preguntas básicas que se plantea cualquier visitante extranjero al llegar a la India, como por ejemplo, por qué las vacas son sagradas, por qué el amor se expresa mediante mármol en el Taj Mahal, por qué los hindúes quieren morir o ser incinerados en el río Ganges o por qué los templos de Khajuraho se adornan con esculturas eróticas.

El autor trata de comunicar al lector a través de cuentos e imágenes lo que es la India en su tradición histórica, religiosa, sus costumbres y su estructura social. De esta forma, se abordan todo tipo de temas, desde la religión, la cultura, la comida, los problemas burocráticos o el caos circulatorio.

Como primera aproximación a la India es un libro interesante, que además puedes ir leyendo por capítulos sueltos y en el orden que quieras, pero algunas materias, debido a su profundidad, como por ejemplo cuando explica las distintas religiones, se quedan un poco en la superficie y en otras ocasiones se aportan tantos datos, como cuando habla de los emperadores mogoles, que se pierde un poco el hilo. También es cierto que ocurriría lo mismo si quisiésemos explicar todas las peculiaridades de la historia, la religión, la cultura, el arte y el carácter español en un libro de tan solo 150 páginas.

De todos modos,  como tiene una edición bonita, en buen papel y con abundantes fotos, es un buen recuerdo para los que han visitado la India y un libro interesante para los que quieren ir.

 

IMPRESIONES GENERALES DE LA INDIA

La India es un país tan grande y tan lleno de matices que requiere multitud de asientos en un blog. En esta primera entrada no voy a hablar de ningún lugar concreto (prometo hacerlo en próximos asientos), sino que voy a contar mis primeras impresiones de este increíble país.

Al viajero que llega a la India le ocurren dos cosas: o queda fascinado o le horroriza. Es un lugar que no admite medias tintas, ni posturas indiferentes. Una amiga mía da una explicación que me gusta: en la India todo fluye con una longitud de onda y un ritmo especial. Al llegar allí puedes conectar con esa onda y dejarte llevar, en cuyo caso todo te parece normal y te fascina o puedes chocar frontalmente y entonces eres incapaz de comprender la complejidad del país y de sus habitantes.

Lo primero que llama la atención al llegar a la India es que se produce una exacerbación de los sentidos. Todo es excesivo: el colorido, el ruido de las calles, los olores, el picante en las comidas, … Es un país de grandes contrastes, donde la belleza y la espiritualidad conviven con la pobreza, la suciedad y la sordidez.

En primer lugar, la India es un paraíso para el visitante. Se trata de una cultura milenaria y el país está plagado de edificios de gran belleza y grandiosidad. Empiezas a hacer fotos y ya no puedes parar. Todo te llama la atención y es diferente a lo que estás acostumbrado.

Un ejemplo claro es el Taj Mahal, en la ciudad de Agra, obra maestra por su belleza, armonía y simetría. Es una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno y fue construido por el amor de un emperador hacia su mujer, que murió al dar a luz a su decimocuarta hija.

P1040541

El edificio es impresionante desde cualquier punto.

P1000985

Además de las vistas entrando por la puerta sur, que son las más conocidas, también destacan las que se pueden sacar desde el jardín que está al otro lado del río Yamuna.

P1040461

P1040457

Los cuatro edificios que flanquean el mausoleo también son de gran belleza.

P1040526

Otro edificio famoso es el Hawa Mahal o Palacio de los Vientos, en Jaipur, capital del Rajastán y conocida como “la ciudad rosa”.

P1040617

P1040615

Uno de los lugares que más me ha impactado en este viaje ha sido el impresionante complejo de edificios de Khajuraho, mundialmente conocido por sus esculturas eróticas, que representan escenas del Kamasutra. También hay delicadísimas esculturas que escenifican la vida cotidiana en la corte, los bailes, la música, animales, la guerra, …

P1040211

P1040222P1040165

P1000373

La lista de lugares interesantes y atractivos para visitar es interminable. Sólo por citar algunos: las cataratas de Khajuraho,

P1000572

Los palacios de Orchha

P1000739

La ciudad de Fatehpur Sikri

P1040584

o el Fuerte Amber de Jaipur

P1040622

Sin embargo, en cuanto sales a las calles, te encuentras con pobreza, basura y caos circulatorio. Basta con mirar los tendidos eléctricos y de telefonía para asombrarte de que alguien pueda tener luz eléctrica y teléfono en su casa. No me puedo imaginar a un técnico arreglando una avería, porque parece imposible saber cual es el cable correcto entre todo el amasijo de ellos.

P1000147

P1040059

Las calles están atestadas de gente y suelen estar llenas de basura sin recoger. Los edificios están decrépitos y a veces no se sabe si están en construcción o se han derruido. A los malos olores hay que añadir el ruido incesante de bocinas. Da la impresión de que todo el mundo vive fuera de sus casas, porque hacen la vida cotidiana en la calle. Además, las omnipresentes vacas sagradas, que siempre están en medio de todo.

P1000211

P1000212

P1040040

P1040061

P1000197P1010310

Uno de los aspectos que más impresionan en la India es la circulación o dicho con más propiedad, el caos circulatorio. En el libro de la vaca sagrada hablan de este tema y lo definen como “anarquía funcional”. Los indios presumen de que no hay reglas circulatorias y te citan muy orgullosos sus tres regla de oro: “Buena bocina, buenos frenos y buena suerte”. Por mucho que se describa, es imposible imaginarse cómo circulan hasta que uno lo experimenta en vivo. Baste decir que no se puede caminar tranquilamente por las calles, sencillamente porque es imposible cruzarlas, así que la mejor opción es levantar la mano y parar al primer tuc-tuc que pasa.

El tuc tuc (triciclo motorizado) es un medio de transporte barato, rápido y muy divertido. Están muy sucios y vas tragando todo el humo, pero la experiencia vale la pena y es la mejor forma de desplazarse por las ciudades. Además, si cierras un precio, el conductor te acompaña una mañana o una tarde completa y hasta se mete en las tiendas y opina sobre las compras que haces. Incluso te recomiendan sitios para comprar o para comer. Nuestra experiencia con todos los conductores fue excelente.

En las calles de la India se cruzan todo tipo de vehículos: autobuses (llenos a rebosar y en los que viajan personas hasta en el techo), bicicletas (siempre herrumbrosas y normalmente conducidas por ancianos o niños), rickshaws (cuyos conductores se dejan la piel para conseguir una cantidad mínima para subsistir, ya que el vehículo pertenece normalmente a otro al que pagan un alquiler), motos (conducidas por jóvenes, que van como locos o por padres de familia, que trasladan en ella a toda la familia, en el sentido más literal de la palabra). El aprovechamiento del espacio es máximo.

P1010083

P1000178P1000182

P1000876
P1010089

P1010091

Pero el tráfico por las calles no es nada si se compara con la circulación por las carreteras. Estas son estrechas y mal asfaltadas, pero eso no es impedimento para adelantar en cualquier momento. Lo único que hay que hacer es tocar la bocina y adelantar, aunque vengan camiones de frente. La mayoría de los vehículos tienen carteles pidiendo que se toque el claxon. El ruido de las bocinas es incesante. Lo que no llegué a averiguar es quién tiene preferencia, si el que toca primero el claxon o el que empieza antes la maniobra.

P1040717

Las situaciones de  riesgo son constantes pero, milagrosamente, casi nunca pasa nada. Quizá se deba a que los vehículos llevan colgados amuletos para proteger a sus conductores.

P1010078

Esto se agrava en las autopistas, que no tienen nada que ver con las de cualquier otra parte del mundo. En el carril lento circulan bicicletas, motos, cabras, vacas y coches de frente, ya que como no hay puentes elevados sobre la autopista, los conductores optan por circular en sentido contrario. El carril rápido está colapsado por enormes camiones pintados de colores. Lo que queda es el carril central donde los coches tienen que ir esquivando a los que vienen por la derecha y por la izquierda. Las líneas no las respeta nadie y en algunos tramos ni siquiera están pintadas. Para añadir más emoción, en los pueblos no hay pasos elevados, sino pasos de cebra, que no respeta nadie, hasta que no queda más remedio que parar en seco, porque un anciano, un niño o una vaca están cruzando la autopista.

Otro aspecto destacado de la India y que no se puede obviar es el de la pobreza. Aunque en los últimos años la India ha logrado un impresionante crecimiento económico, la miseria y la desnutrición son duras realidades para millones de personas, especialmente mujeres y niños. Más de 122 millones de hogares en el país carecen de letrinas. Las enfermedades diarreicas son la segunda de las principales causas de defunción en la infancia, después de las infecciones de las vías respiratorias. Las prácticas poco higiénicas y beber agua contaminada son algunas de las causas principales.

Aunque te limites a visitar los sitios turísticos, sin entrar en las zonas más deprimidas, la pobreza está por todas partes. En el campo es habitual ver a las niñas y mujeres cogiendo agua de las fuentes y caminando kilómetros con los cubos a cuestas.

P1000536

En las ciudades, la situación no es mucho mejor y la gente tiene que lavarse en plena calle.

P1040498

Las pequeñas aldeas están plagadas de niños. Enseguida te rodean y te piden caramelos o dinero. En un pequeño pueblo me llamó la atención que varias niñas me pedían champú. Eran guapísimas, pero tenían el pelo sucio y enredado.Me habría encantado haberlo sabido antes, porque les habría llevado todos los frascos del hotel. El jefe del pueblo nos enseñó su casa y nos presentó a su mujer, la cual nos dio de comer una torta de pan recién hecha. Cuando la probé supe que tendría ardor de estómago dos días, pero no podía hacer el feo de despreciar comida, viendo las condiciones lamentables en las que vivían.

P1000615

 

 

P1000618

P1000623

Casi todos los niños iban descalzos y muchos de ellos tenían la ropa en jirones. Algunos llevaban camisetas, pero no tenían nada abajo, mientras que otros tenían pantalones, pero no tenían camisetas. Eso sí, todos sonrientes y alegres. Quizá se debía a que eran niños de una zona rural y con familia. La vida tiene que ser mucho más dura para los niños en las grandes ciudades, donde muchos son explotados por bandas organizadas o deambulan huérfanos y subsistiendo en la calle.

P1040296

P1000613

Este precioso niño no está pidiendo nada. Simplemente me está regalando una piedra. No se si quería algo a cambio o simplemente estaba compartiendo conmigo su tesoro. En todo caso, a mi me enterneció su gesto.

P1000626

 

Otro aspecto importante al hablar de la India es la religión. No se puede entender este país desvinculándolo de ella. La religión condiciona la manera de vivir, pensar, comer e incluso de morir de los indios.

La religión mayoritaria es el hinduismo. En el libro de la vaca sagrada hay varios capítulos dedicados a explicar algunos aspectos relacionados con ella, pero resulta difícil comprender esta religión milenaria con multitud de dioses, ritos y creencias.

En Varanasi (Benarés) tuve ocasión de asistir a una ceremonia Aarti al lado del río Ganges, justo al anochecer. Es una experiencia impresionante e inolvidable. Entre el calor asfixiante  y pegajoso (era época de monzón), las masas de fieles de Shiva vestidos de naranja gritando algo así como “boldam” o “goldan”, la música, los cánticos, las ofrendas de fuego y el incienso, se crea una atmósfera mágica.

P1040088

P1040089P1000273P1000280

Pero todavía más impresionante es ir a los ghats (escalinatas) de  Varanasi para ver amanecer y asistir al momento en que los fieles se bañan en el rio Ganges para purificarse. Las imágenes son impactantes. El río Ganges se había desbordado por las abundantes lluvias, por lo que era peligroso ir en barca (el río tiene en ese tramo una anchura de dos kilómetros y la corriente es muy fuerte). En vez de hacer la típica visita en una barca de turistas, sacando fotos desde lejos, nos mezclamos con la gente en las mismas escalinatas.

P1040099

P1000300

P1000301

P1000305

P1000303

P1040109

Para acceder de un ghat a otro tuvimos que ir por las calles traseras, así que pudimos disfrutar del Benarés más profundo, incluidos sadhus o santones y encantadores de serpientes, que también son animales sagrados para el hinduismo.

P1040135

P1010814

También pudimos ver el principal ghat para las cremaciones. Para los hinduistas, la muerte se asume con mucha más naturalidad que para los occidentales, entre otras cosas, porque creen en la reencarnación.

P1000327

Pero en la India conviven otras religiones con el hinduismo. La segunda religión mayoritaria es el Islam. Pudimos visitar varias mezquitas y tumbas de santos.

P1040004

P1010069

También vimos un templo de la religión jainista, la religión más asceta de todas las de la India.

P1040232

Y un precioso templo sikh en Delhi (Gurdwara Bangla Sahib), que me gustó mucho por el carácter apacible y amable de sus seguidores.  Se trata de una comunidad en la que sus integrantes se ayudan mucho entre sí y la gente no pasa hambre, porque incluso tienen comedores sociales para los más necesitados. Son fácilmente distinguibles, porque los hombres llevan grandes turbantes de colores, ya que en toda su vida no se cortan el pelo.

P1010530

P1010554 P1010537

En Delhi, incluso hay un templo dedicado a todas las religiones. Es la Casa de adoración Bahá’i, conocida como Templo del Loto.

P1010610

Después de hablar de temas tan serios como la pobreza o la religión, quiero terminar hablando de dos aspectos más alegres y superficiales, pero muy característicos de la cultura india.

El primero de ellos son los saris, que las mujeres indias llevan con gran elegancia en cualquier situación (hasta trabajando en el campo o subidas a un andamio). Son seis metros de tela de colorido alegre y remates brillantes, que convierte a cualquier mujer en una auténtica princesa.

P1000705

P1010101 P1010138

P1010482

El segundo y último del que voy a hablar son las películas de Bollywood, que confieso que me fascinan. Se trata de la industria cinematográfica más grande del mundo, llegando a producir más de 800 películas al año. La estética de las películas es brillante, con animadas canciones y bailes. Normalmente son historias de amor y desamor, pero que suelen acabar bien. Casi nunca aparece la pobreza y creo que los indios las adoran porque les ayuda a evadirse de la cruda realidad. En cuanto enciendes la televisión, hay anuncios constantes de los estrenos y reportajes sobre sus protagonistas, que son auténticos dioses en su país.

He seleccionado dos videos con escenas de baile de Bollywood. En el primero aparece la típica coreografía, con vestidos tradicionales y el segundo es un poco más moderno de vestuario y las mujeres bailan de una forma mucho más provocativa. Es curioso porque en todas las películas que he visto de Bollywood, las mujeres tienen un carácter muy fuerte y son las que mandan y dominan a los hombres. No se si responde a la realidad, pero probablemente también sea parte de esa sociedad utópica e idealizada de Bollywood, como ocurre en otros aspectos como la pobreza.