CORFÚ: Mi familia y otros animales (Gerald Durrell)

Es bastante difícil leer un libro con una historia agradable, que a la vez describa a la perfección un lugar y encima nos haga reír a carcajadas. Precisamente esto es lo que ocurre con Mi familia y otros animales, ambientado en la idílica isla griega de Corfú.

 

PORTADA MI FAMILIA Y OTROS ANIMALES

TÍTULO: Mi familia y otros animales

AUTOR: Gerald Durrell

EDITORIAL: Alianza Editorial

Nº DE PÁGINAS: 416

ISBN: 9788420674155

Gerald Durrell es un famoso naturalista y zoólogo. En esta obra cuenta cómo su despótico hermano Larry (que posteriormente sería un escritor famoso, Lawrence Durrell, autor de El Cuarteto de Alejandría), convence a su familia para abandonar Inglaterra con su clima horrible y vivir en un lugar más soleado y agradable: la isla griega de Corfú, en la que viven felizmente varios años.

Este libro es la primera parte la Trilogía de Corfú, integrada también por Bichos y demás parientes y El jardín de los dioses. Se trata de tres novelas en las que el autor mezcla la autobiografía, el relato costumbrista, las anécdotas familiares y, sobre todo, la crónica sobre la naturaleza.

La familia es bastante estrafalaria, pero se adapta perfectamente al ritmo pausado de la isla y sus habitantes. Por las descripciones del autor, se destila el amor hacia esa tierra soleada y atractiva donde el tiempo se para y se vive pacíficamente y sin agobios, disfrutando del paisaje, de la comida y del clima.

Gerry (como le llama su familia) tiene al llegar a la isla diez años y descubre el paraiso. Es un niño que está obsesionado con los animales y allí vaga libremente por el campo analizando todo lo que le rodea. El niño está totalmente asilvestrado, ya que no acude a clases al colegio y sólo tiene de vez en cuando clases con varios preceptores, que son todavía más excéntricos que la familia. Las descripciones de los bichos y especialmente de los insectos son bastante extensas, pero Durrell consigue que sean entretenidas y hasta las convierte en auténticas crónicas de sociedad, como las costumbres de apareamiento de las tortugas o una memorable pelea que presencia en su dormitorio entre una mantis religiosa y una salamanquesa.

Mi personaje preferido es la madre, que tiene una paciencia infinita con sus hijos. Larry es un excéntrico intelectual, que se pasa el día sumergido en sus libros, protestando de todo e invadiendo la casa de invitados todavía más extraños y pedantes que él. Leslie, el segundo hermano, está obsesionado con las armas y se pasa el día cazando y disparando. Margo, la hermana,  sólo piensa en su acné y en los modelitos que se pone.

Destacan algunos habitantes de la isla, como Spiro, una especie de mafioso local, que hace de traductor al principio y que es capaz de conseguirles cualquier cosa o  Teodoro, intelectual amigo de Larry que instruye a Gerry sobre todos los temas científicos que le interesan.

También los animales son protagonistas de su pequeño universo: Roger, el perro es su compañero inseparable, pero hay otros personajes como Gerónimo, la salamanquesa, Aquiles, la tortuga, Ulises, el mochuelo y Cicely la mantis religiosa.

Con esta mezcla, se producen algunas situaciones hilarantes, como por ejemplo la vez que Larry abre una caja de fósforos en una cena con invitados y sale una familia completa de escorpiones que Gerry había recogido en el campo o la escena en la que Margo, infuenciada por la fervorosa masa en una fiesta religiosa, besa los pies incorruptos de un santo local. Pero el mejor capítulo es el de la fiesta que organiza la familia en la que sucede de todo por culpa de los bichos de Gerry.

El autor ha sabido combinar el profundo conocimiento que tiene de los animales, especialmente de los insectos, con la visión inocente del niño, haciendo que el libro sea muy fresco y destile un gran sentido del humor, en algunos momentos muy irónico. En conjunto es una obra muy entretenida y recomendable.

La primera vez que leí el libro me gustó mucho, pero esta vez he tenido un placer adicional en la relectura, porque Gerry me ha recordado muchísimo a mi sobrino Nico, que sin embargo nació muchos años después de la publicación del libro. Al igual que Gerry, de pequeño se pasaba el día cogiendo bichos de todo tipo. Le recuerdo al borde de un estanque lleno de ranas en un hotel de Cádiz o con una bolsa de plástico o una red en la playa de Alcudia intentando coger peces. Tuvimos un gran disgusto cuando a Chinchi, su hamster, no se le ocurrrió mejor cosa que morirse el día de Nochebuena y hubo que organizar un “entierro” en toda regla. Pero la mejor anécdota de todas fue cuando me llamó emocionado para contarme que había ocurrido algo excepcional en el patio del colegio y que me iba a encantar. Después de tenerme un rato en vilo, me suelta la noticia bomba: “he visto parir a un bicho-bola”. 

Para terminar, he seleccionado unos vídeos sobre la isla de Corfú. Las imágenes son bonitas, pero creo que no reflejan toda la belleza del lugar tal y como lo describe Durrell en su novela.



Anuncios

ISLAS DEL CANAL: La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey (Mary Ann Shaffer)

Aunque con un poco de retraso, ya que quería publicar este asiento antes del verano, os recomiendo un libro muy especial ambientado en las Islas del Canal de la Mancha. Me lo recomendaron hace años en una librería preguntándome si había leído el “pastel de patata” y enseguida me entró la curiosidad y me atrajo por su título tan original: La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey. Es una lectura para disfrutar en cualquier época del año, pero especialmente durante las vacaciones de verano. Acabo de leerlo de nuevo y no me ha defraudado.

PORTADA DE LA SOCIEDAD LITERARIA Y EL PASTEL DE PIEL DE PATATA DE GUERNSEY

TITULO: La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey

AUTORAS: Mary Ann Shaffer y Annie Barrows

EDITORIAL: RBA LIBROS

Nº DE PÁGINAS: 304

ISBN:  9788498673951

 

Se trata de una historia ambientada en Londres y en la isla de Guernsey, recién terminada la Segunda Guerra Mundial. Una joven escritora, Juliet Ashton, recibe una carta de un desconocido, que vive en la isla de Guernsey, a cuyas manos ha llegado un libro que perteneció a Juliet y pidiéndole que le recomiende algún librero de confianza. A raiz de esa primera misiva, Juliet empieza a cruzar correspondencia con diversos habitantes de la isla, que han formado una curiosa asociación llamada “La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guensey”. Poco a poco, la personalidad de sus habitantes va atrapando a Juliet, hasta que decide visitar la isla y su vida cambiará para siempre.

La sociedad literaria surge en un primer momento como tapadera para justificar que diversas personas se reúnan durante el toque de queda, en plena ocupación nazi de las islas, pero poco a poco, sus miembros se van conociendo entre ellos y profundizando su amistad, todo con un nexo de unión: su amor a los libros. La mejor forma de sobrellevar el horror de la guerra es reunirse para hablar de libros en torno a un sencillo pastel de patata, único plato posible en una época de hambre y racionamiento..

La originalidad de este libro es que no es propiamente una novela, sino una sucesión de cartas, que poco a poco van desgranando la historia. La lectura se hace muy ágil y los personajes son muy cercanos. Sin embargo, se narran aspectos muy duros de la guerra como la ocupación de la isla por parte de los alemanes, los campos de concentración nazi o la evacuación de todos los niños de la isla a Inglaterra y la falta de noticias sobre ellos durante toda la guerra. A pesar de todo, la historia derrocha positivismo y ganas de vivir. La amistad y el amor prevalecen sobre todo lo demás, haciendo que la vida valga la pena.

Lo personajes son entrañables e inspiran una gran ternura y toda la obra destila mucho humor inglés. Especialmente destaca el personaje de Elizabeth McKenna, que es la gran ausente del libro, pero que está presente en el pensamiento de todos. Es la persona que inventa la sociedad y en todo momento se palpan su alegría, sus ganas de vivir, su generosidad sin límites y la importancia que le da al amor y a la amistad. Sin ser la protagonista, es el personaje que sirve de nexo de unión a todos los demás.

El libro en conjunto es una delicia. Como únicas críticas, el estilo de las cartas es bastante similar, aunque se supone que las escriben personas muy diferentes y que es asombrosa la velocidad y la fiabilidad con la que funcionaba el servicio de correos británico nada más terminar la guerra.

 

ISLAS DEL CANAL

Las islas del Canal o islas Anglonormandas están situadas en el Canal de la Mancha, al oeste de Normandía. Dependen de la Corona Británica (incluida su defensa), pero no forman parte del Reino Unido, ni de la Unión Europea. Administrativamente están divididas en dos bailiazgos: Jersey y Guernsey. Ninguno de los bailiazgos está representado en el Parlamento británico. Sus ciudadanos tienen pasaporte británico. Por sus lazos políticos son islas británicas (“British Islands”), aunque geográficamente no forman parte del archipiélago de las Islas Británicas (“British Isles”).

El Bailiazgo de Guernsey comprende la isla de Guernsey y sus islas vecinas Alderney, Sark y Helm, además otras islas e islotes más pequeños. Guernsey ha tenido residentes ilustres, como Víctor Hugo, que terminó de escribir Los Miserables mientras estuvo exiliado en la isla. Como le ocurre a Jersey, la isla es bastante conocida por estar incluida en la lista de paraísos fiscales.

En el libro se habla de la isla como un lugar idílico para vivir y realmente así parece por los videos que he visto. Desde luego, parece un sitio interesante para visitar y que apuntaré en mi lista de lugares pendientes.

 

OPORTO: La cabeza perdida de Damasceno Monteiro (Antonio Tabucchi)

En esta ocasión dedico mi asiento a Oporto, una ciudad portuguesa preciosa que merece la pena visitar. La novela escogida es La cabeza perdida de Damasceno Monteiro, del escritor italiano Antonio Tabucchi, que era un gran enamorado de Portugal.

ANTONIO TABUCCHI. LA CABEZA PERDIDA DE DAMASCENO MONTEIRO

 

TÍTULO: La cabeza perdida de Damasceno Monteiro

AUTOR: Antonio Tabucchi

EDITORIAL: Anagrama

ISBN: 9788433976123

Nº DE PÁGINAS: 208

Firmino, el protagonista de la novela, es un joven periodista que trabaja en un periódico sensacionalista de Lisboa y al que mandan como enviado especial a Oporto para hacer la crónica de un suceso. El reportero es reacio a ir allí, porque la ciudad le evoca malos recuerdos de las Navidades de su infancia en casa de una tía y de los callos que le hacían comer, típica comida de Oporto que él detesta.

Para escribir esta novela, Antonio Tabucchi se inspiró en unos hechos reales ocurridos en Oporto en 1996, que causaron un gran revuelo y alarma social, ya que se halló el cuerpo de un joven decapitado y con signos de malos tratos y posteriormente se descubrió que el brutal crimen había sido cometido por la policía.

Alrededor del protagonista giran una serie de personajes variopintos:

  • Don Fernando de Mello Sequeira, abogado que se hace cargo del caso. En Oporto es más conocido por Loton, por su parecido con el actor Charles Laughton en la película “Testigo de cargo”. Desde que aparece en la novela se convierte en el auténtico protagonista de la misma, porque su personalidad es arrolladora: excéntrico, obeso, glotón, de cultura abrumadora, inmensamente rico y perteneciente a la aristocracia portuguesa, pero que se dedica a defender a los más desfavorecidos de la ciudad, sin cobrarles honorarios. D. Fernando guía al reportero en sus investigaciones, mostrándole el camino a seguir a través sus disertaciones sobre el Derecho y sobre el Estado.
  • Manolo el Gitano, perteneciente a una dinastía de gitanos desplazados de España a los que sólo les queda el recuerdo de tiempos mejores ya pasados.
  • Doña Rosa, la dueña de la pensión donde se aloja el periodista y que sabe mover como nadie los hilos en esa ciudad. Gracias a ella podrá Firmino ir consiguiendo varias exclusivas para su periódico.

Parece una novela policíaca, pero a la vez es una novela política donde se reflexiona sobre el derecho, la marginación, la tortura y la indefensión de los ciudadanos frente a los estados corruptos. Todo ello situado en la ciudad de Oporto, de la que el autor hace buenas descripciones, sobre todo de su gastronomía.

OPORTO

Visité esta preciosa ciudad en 2010 con otros siete amigos y desde la llegada nos fascinó. Creo que el motivo fue el encanto que destilan sus calles, la amabilidad de la gente, la excelente gastronomía, los precios baratísimos y el buen tiempo que hizo, a pesar de ser el mes de noviembre. A los que no la conozcan les recomiendo que la visiten, ya que se encuentra a una hora escasa de avión desde Madrid y se puede conocer bastante bien en tres días.

En este asiento no voy a hacer una descripción exhaustiva de los monumentos, iglesias o museos visitados, sino que quiero dar idea de los rasgos generales de la ciudad por los que resulta tan atractiva.

Al igual que Lisboa, Oporto tiene cuestas empinadas y las aceras con el típico empedrado portugués, que es precioso para la vista, pero no tanto para los pies, por lo que hay que llevar un calzado muy cómodo si se quiere disfrutar de la visita.

OPORTO (089)

OPORTO (205)

En el centro de Oporto está la señorial Plaza de la Libertad (Praça da Libertade), donde se ubica el edificio del Ayuntamiento. La plaza es majestuosa, tanto de día como de noche.

OPORTO (209)

OPORTO (005)

OPORTO (010)

Callejeando por las animadas calles del centro te puedes encontrar desde puestos de castañas asadas hasta tunos cantando.

OPORTO (060)

OPORTO (108)

Por todas partes hay tiendas llenas de sabor tradicional donde se vende de todo, desde el vino de Oporto hasta bacalao y productos de ultramar.

OPORTO (059) OPORTO (166)

OPORTO (167)

También abundan los típicos azulejos portugueses, no sólo en las fachadas de las iglesias, sino también en edificios modernos y hasta en la estación de tren.

OPORTO (032)

OPORTO (122)

OPORTO (221)

Después de tanto caminar, lo ideal sería encontrar mesa en el Café Majestic, aunque suele estar plagado de turistas. De todos modos vale la pena entrar para contemplar el suntuoso decorado.

OPORTO (061)

OPORTO (069)

Para mí, el lugar más atractivo de la ciudad es la famosa Librería Lello e Irmao, calificada por muchos como la librería más bella del mundo. Yo no sé si esta afirmación es cierta, pero desde luego no conozco otra más impresionante. Es mundialmente conocida y se ha dicho que en ella se rodó alguna escena de Harry Potter, pero no es cierto. J.K. Rowling la conocía y pudo inspirarse en ella para escribir sus libros, aunque no está comprobado.

Está situada en la Rua das Carmelitas 144, en pleno centro de Oporto. Es una calle tranquila y señorial, con bonitos edificios. Entre todos ellos destaca su fachada modernista y neogótica.

OPORTO (123)

OPORTO (127)

Pero la estrecha fachada no te prepara para lo que te encuentras dentro, sobre todo la impresionante escalera de acceso a la planta superior y las grandes vidrieras del techo, que hacen que el interior sea muy luminoso.

La librería está siempre atestada de turistas y me han comentado unos amigos que ahora está prohibido hacer fotos, así que fuimos bastante afortunados, porque en 2010 todavía se podía, aunque la dificultad era esquivar al resto de visitantes. Incluso conseguimos hacer una foto de todo el grupo en la pasarela de madera.

Os incluyo algunas de mis fotos y un video que he encontrado en Youtube.

OPORTO (129)

OPORTO (132)

OPORTO (142)

 OPORTO (151)
OPORTO (160)

 

Saliendo de la librería, para los amantes de lo tradicional, es divertido y recomendable dar un paseo en el tranvía que recorre algunas calles del centro.

OPORTO (190)

OPORTO (073)

En Oporto hay una interesante mezcla de tradición y modernidad. Viajando en un grupo con mayoría abrumadora de arquitectos, se imponía visitar lo último construido en la ciudad, de manera que viajamos en el moderno metro y visitamos la Casa de la Música (Casa da Musica),  diseñada por el arquitecto holandés Rem Koolhaas.

OPORTO (244)

 

Volviendo al centro de la ciudad, las fotos más bonitas y características de Oporto se obtienen junto al Río Duero (Douro en portugués). El Puente de Luis I es uno de los emblemas de la ciudad. Fue diseñado por Teófilo Seyrig, discípulo de Eiffel.

OPORTO (463)

Es un puente muy transitado, también por turistas que cruzan el río para visitar la población de Vila Nova de Gaia, que se encuentra al otro lado y está repleta de bodegas de vino. Allí visitamos una de las más importantes, la Bodega Sandeman, y pudimos degustar el delicioso vino de Oporto (en portugués vinho do Porto).

OPORTO (480)

OPORTO (503)

 

Desde este lado sur del río y desde el Puente de Luis I se ven las mejores vistas de la ciudad.

OPORTO (441)

OPORTO (442)

OPORTO (464)

OPORTO (466)

En el lado norte del río se encuentra el Barrio de la Ribeira, descrito en la novela de Tabucchi, con casas humildes con la ropa tendida en las fachadas, pero de gran atractivo para los visitantes y lleno de restaurantes y terrazas.

OPORTO (528)

OPORTO (455)

 

OPORTO (533)

OPORTO (453)

 

OPORTO (560)

 

Para terminar, hay que hacer mención a la excelente comida portuguesa. Además del bacalao, en Oporto son muy típicos los callos (mencionados repetidamente en la novela) y la francesinha, una especie de sandwich, relleno de embutidos y carne, gratinado y bañado en salsa picante (una bomba de calorías).

OPORTO (170)

OPORTO (539)

 

Os dejo un video que resume muy bien los aspectos principales de la visita a Oporto.