MÁLAGA: El camino de los ingleses (Antonio Soler)

Tras dos meses sin publicar en el blog, por falta de tiempo, retomo mi actividad con más energía hablando de una ciudad maravillosa que he visitado en Semana Santa: Málaga.  Para ambientarme en ella he escogido una novela de un escritor malagueño: El camino de los ingleses de Antonio Soler.

PORTADA EL CAMINO DE LOS INGLESES

TÍTULO: El camino de los ingleses.

AUTOR: Antonio Soler.

EDITORIAL: Destino.

Nº DE PÁGINAS: 352

ISBN: 9788423337965

Esta novela, que obtuvo el Premio Nadal en 2004, describe las vivencias de un grupo de jóvenes casi adultos, durante un verano (probablemente a finales de los años 70) en el que una serie de acontecimientos cambian por completo sus vidas. Son narradas por un personaje anónimo, que seguramente es el propio autor, que entremezcla las distintas historias.

A través de ellas se describe la amistad dentro del grupo, sus primeros amores y experiencias sexuales, sus obsesiones, los conflictos familiares, la soledad, sus ambiciones y sus primeras decepciones en la vida.

La trama gira en torno a Miguelito Dávila, dependiente en una droguería, al que le extirpan un riñón. Durante su estancia en el hospital, su vecino de cama le regala un ejemplar de “La Divina Comedia” que para él supone una auténtica revelación. A raíz de su experiencia en el hospital decide hacerse poeta.

El libro está muy bien escrito, utiliza muchas figuras literarias y asocia experiencias a imágenes concretas. La historia tiene un punto nostálgico de veranos de adolescentes en bares, piscinas deportivas y salones recreativos. Aparentemente no sucede nada en las monótonas vidas de los protagonistas. Por eso, cada vez que ocurre algo es un auténtico acontecimiento en el barrio y corren las historias de boca en boca.

Es una historia ambientada en un barrio popular y en una época pasada, por eso no he reconocido en ella a la Málaga actual, que con toda seguridad es muy distinta en la actualidad a lo que se refleja en el libro. Incluso podía haber transcurrido en cualquier otra ciudad en esa misma época.

Como crítica, el libro me ha resultado lento y las imágenes en ocasiones un poco desagradables, ya que el autor es muy descriptivo y te imaginas algunas situaciones con demasiada crudeza. Sin embargo, es una obra realista, de jóvenes con ilusiones frustradas por el ambiente que les rodea o por la falta de oportunidades por motivos económicos y sociales, que al final son más fuertes que su  propia ambición.

De esta historia se hizo en una película en 2006 dirigida por Antonio Banderas con guión del propio Antonio Soler que, sin embargo, no he tenido la oportunidad de ver.

 

MÁLAGA

Málaga es una ciudad privilegiada por su ubicación, junto al Mar Mediterráneo, su clima templado, su belleza y por la amabilidad de su gente. Creo que es un lugar perfecto para vivir por su calidad de vida. Tiene todas las ventajas de una gran ciudad, en cuanto a infraestructuras y comunicaciones, pero su ritmo es mucho más pausado que en otras grandes ciudades y eso la hace más amigable.

En los últimos años, ha experimentado una gran transformación y en estos momentos combina la tradición y la modernidad, las costumbres populares y el arte más vanguardista. Eso sin olvidar su excelente gastronomía.

Los malagueños son amables y abiertos, con una simpatía sincera y nada más llegar te sientes acogido y a gusto.

Para conocer y disfrutar bien Málaga, lo mejor es alojarse en el casco antiguo, ya que así se pueden hacer la mayoría de las visitas dando breve paseo, ya que es relativamente pequeño. Desde la azotea del hotel Málaga Palacio hay una impresionante panorámica y se pueden contemplan vistas de 360 grados, con la ventaja de abarcar todo el puerto, …

MÁLAGA (36)

MÁLAGA (34)

… la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro …

MÁLAGA (56)

… y además se pueden divisar desde arriba la Catedral y el Palacio Episcopal. Por las noches, el bar que hay en la terraza se abarrota de gente para tomar una copa disfrutando de las espectaculares vistas nocturnas.

MÁLAGA (53)MÁLAGA (54)

La ciudad está preciosa y muy cuidada. Por todas partes hay jardines y flores. Sin embargo, lo que más me gustó fue su pavimento, muy liso y brillante, por el que resulta muy cómodo caminar, aunque cuando se moja está un poco resbaladizo. Durante mi estancia, todas las mañanas miraba asombrada a las patrullas del Ayuntamiento echando agua y jabón a presión y fregando y frotando todas las calles del centro. Luego me di cuenta que no era la limpieza normal de todo el año, sino que como estábamos en Semana Santa, tenían que quitar la cera de las velas de las procesiones para evitar caídas de la gente.

MÁLAGA (2)

MÁLAGA 0

En pleno centro de la ciudad, se encuentra la Catedral de Málaga, de estilo renacentista, que se conoce como “La manquita”, porque sólo tiene una torre.

MÁLAGA (194)

20150306_190438MÁLAGA (149)

También en el centro, en la calle Alcazabilla y al pie de la Alcazaba, se encuentra el Teatro Romano de Málaga, que data del siglo I a. de C. Fue descubierto en 1956 a raíz de unas obras en la Casa de la Cultura. Actualmente está libre de edificios y perfectamente restaurado.

IMGP0259

MÁLAGA (254)MÁLAGA (256)

Sobre el Teatro Romano se encuentra la impresionante Alcazaba de Málaga. Se trata de un palacio-fortaleza árabe que se construyó en la falda del Monte Gibralfaro, aprovechando anteriores construcciones romanas, como algunas columnas y capiteles. Es una visita imprescindible. Mi consejo es subir en un ascensor que hay en una entrada trasera y deja justo en lo alto del palacio. Luego es muy agradable bajar andando, porque hay multitud de terrazas a distinto nivel con fuentes, jardines, columnas romanas y se termina justo en el teatro romano.

20150306_190821

IMGP0255

MÁLAGA (204)MÁLAGA (242)MÁLAGA (210)MÁLAGA (246)MÁLAGA (243)MÁLAGA (251)Pero en Málaga no todo es visitar monumentos. Justo enfrente del teatro romano, está situada una de las bodegas con más solera de la ciudad: “El Pimpi”. Se encuentra ubicado en un antiguo caserón y por el han pasado generaciones de personalidades del mundo del flamenco, la política y el arte. Tiene multitud de salas, todas decoradas de forma diferente y abarrotadas de fotos y autógrafos de sus ilustres visitantes. Allí se pueden degustar todo tipo de especialidades malagueñas, pero a mí me gustó especialmente el montadito de “pringá”, una auténtica delicia.

MÁLAGA (19)MÁLAGA (18)MÁLAGA (22)

Muy cerca de El Pimpi se encuentra el  Palacio de Buenavista, que es la sede del Museo Picasso de Málaga. Es un precioso edificio que mezcla elementos renacentistas y mudéjares. He podido visitarlo dos veces: la primera con una visita guiada (con una guía excelente) y la segunda con las audioguías, que son muy útiles y te permiten ir a tu ritmo. En ambas ocasiones disfruté muchísimo, porque Picasso es mi pintor favorito y la colección es excepcional. El subsuelo alberga importantes restos fenicios y romanos, testimonio de las raíces de la ciudad. Para amantes de la arqueología como yo resulta fascinante bajar el ascensor y pasar en un segundo de las pinturas de Picasso a la época fenicia o romana.MÁLAGA (385)MÁLAGA (120)

Como complemento de esta visita recomiendo acercarse al Museo Casa Natal de Picasso, situado en la Plaza de la Merced, nº 15. Un recorrido por la Casa Natal incluye la recreación de un salón del siglo XIX y una serie de salas que muestran diversos objetos originales, recuerdos familiares y piezas realizadas por el pintor malagueño, que documentan la vinculación familiar, social y cultural de Pablo Picasso con la tierra donde nació. Delante de la casa hay un banco con una estatua de Picasso y los turistas aprovechan para hacerse fotos.

Otro museo interesante y también en el casco antiguo es el Museo Carmen Thyssen Málaga, que hace un recorrido por los diferentes géneros de la pintura española del siglo XIX, prestando especial atención a la pintura andaluza.

Si nos animamos a coger un taxi, podemos subir hasta el Castillo de Gibralfaro, situado más arriba del la Alcazaba y que tiene unas vistas similares a ésta, pero desde una altura mayor.

MÁLAGA (272)

MÁLAGA (267)

De vuelta del castillo podemos visitar una de las partes más modernas de Málaga: el Muelle Uno. Es una zona de tiendas y restaurantes junto al Puerto de Málaga. Es un espacio abierto ideal para pasear y pasar el rato. Además de poder ver los barcos amarrados se ven buenas vistas de la Alcazaba y la Catedral.

MÁLAGA (260)

Al inicio del Muelle Uno está el Centro Pompidou Málaga, inaugurado en 2015. Se trata de un cubo hueco de colores que sirve de lucernario al museo que está en el subsuelo. Es impresionante la colección de arte moderno que tiene: Picasso, Miró, Chagall, Frida Kahlo, …. y el edificio por dentro es bastante espectacular. Vale la pena la visita.

MÁLAGA (276)

MÁLAGA (281)

Al final del Muelle Uno, pasando el Faro, se encuentra la Playa de la Malagueta, que está muy limpia y cuidada. Siempre me han dado mucha envidia las ciudades con playa, creo que es un privilegio increíble y más en esta ciudad que tiene un clima muy templado.

MÁLAGA (294)

Recorriendo el Muelle Uno de regreso se llega al Palmeral de las Sorpresas, un moderno paseo para seguir recorriendo el Puerto de Málaga.MÁLAGA (308)

En la siguiente foto se puede ver una foto de conjunto formado por el Faro, el Muelle Uno y el Palmeral.

MÁLAGA (39)

Pero Málaga tiene otras playas más alejadas. Cerca del  Parque del Oeste, en el Paseo Marítimo Antonio Banderas, hay varios chiringuitos donde se puede disfrutar de pescado fresquísimo y de los famosos espetos de sardinas. Pude disfrutar de ese sitio gracias a la invitación de unos buenos amigos que residen en Málaga, que pusieron todo su empeño en que disfrutara lo mejor de la ciudad y que también me sirvieron de guía e instructores en las procesiones de Semana Santa.

MÁLAGA (139)

He incluido un video que resume todo lo que he explicado anteriormente y en el que se puede apreciar la belleza de la ciudad.

Pero dejaría el asiento incompleto si no hago una mención especial a las procesiones de Semana Santa, que en Málaga son sencillamente espectaculares y creo que no dejan indiferente a nadie. Yo no había ido nunca a procesiones y no pensaba que me iban a gustar tanto, pero te acaban enganchando.

Se trata de una tradición muy arraigada en la ciudad y compartida por todo el mundo. A diferencia de otras ciudades que se vacían en Semana Santa, los malagueños viven estas fiestas con especial alegría y, a la vez, recogimiento. Se trata de una fiesta multitudinaria  y muy familiar, en la que participan niños, jóvenes y adultos.

Los malagueños salen a las calles para acompañar a los tronos“, ya que allí no se  llaman pasos. Tampoco hay costaleros, sino “hombres de trono”, ya que van fuera, portando las enormes estructuras que albergan a las figuras. Otra peculiaridad es que los hombres de trono no se relevan y hacen completo el recorrido que dura hasta seis horas o más, por lo que cada pocos metros tienen que parar a descansar. El esfuerzo es descomunal, porque los tronos son gigantescos y llevan no sólo las imágenes, sino también enormes jarrones de plata llenos de flores e inmensos candelabros llenos de velas encendidas.

Los tronos siempre van en parejas: primero el de Jesucristo y luego la Vírgen María. A mí los que más me gustaron fueron las vírgenes. Las tallas son muy delicadas y los mantos bordados espectaculares, incluso hay una que lleva un manto de flores y ramas.

 MÁLAGA (6)

MÁLAGA (147)

MÁLAGA (188)

La gente se arracima por todas las calles y hay multitud de sillas por las que se pagan abonos. Hay listas de espera para llegar a ser hombre de trono. La ciudad entera se colapsa, porque cuando no pasa un trono por una calle te cruzas con otro. Hay ocasiones en las que cruzas una calle y luego no hay forma de pasar al otro lado. Además la gente se queda casi toda la noche para verlos.Incluso el Ayuntamiento tiene una app que todo el mundo se descarga en el móvil para controlar el recorrido de los distintos tronos.

Los niños disfrutan de la fiesta aunque tengan que esperar horas quietos en la calle. Tienen la costumbre de pedir cera a los portadores de velas y van haciendo grandes bolas de cera multicolor.

MÁLAGA (165)

Aunque la gente se arracima en la famosa calle Larios y en el Paseo de la Alameda, a mí me gustaron especialmente los pasos que vi en calles estrechas en las que te tenías que comprimir para dejar pasar al trono, porque casi no cabía debido a su anchura. Me impresionó especialmente la de la Cofradía de los Gitanos, aunque la preferida de los malagueños es el Cautivo, que procesiona el Lunes Santo.

Una mención especial es la del Cristo de Mena, conocida por ser la que acompañan los legionarios el Jueves Santo. La Legión llega en un barco que atraca en el puerto el jueves por la mañana y de allí desembarca en olor de multitudes. La gente se aglomera durante horas para verles desfilar, con su paso tan característico. Luego por la noche es impresionante oírles cantar el “Novio de la Muerte”, mientras acompañan el paso.

MÁLAGA (355)

MÁLAGA (372)He seleccionado un video de la Procesión de los legionarios por la calle Larios y otro de las procesiones del Lunes Santo, que creo que reflejan bastante bien el ambiente que se respira en la ciudad en esas fechas tan señaladas..

 

Anuncios

CORFÚ: Mi familia y otros animales (Gerald Durrell)

Es bastante difícil leer un libro con una historia agradable, que a la vez describa a la perfección un lugar y encima nos haga reír a carcajadas. Precisamente esto es lo que ocurre con Mi familia y otros animales, ambientado en la idílica isla griega de Corfú.

 

PORTADA MI FAMILIA Y OTROS ANIMALES

TÍTULO: Mi familia y otros animales

AUTOR: Gerald Durrell

EDITORIAL: Alianza Editorial

Nº DE PÁGINAS: 416

ISBN: 9788420674155

Gerald Durrell es un famoso naturalista y zoólogo. En esta obra cuenta cómo su despótico hermano Larry (que posteriormente sería un escritor famoso, Lawrence Durrell, autor de El Cuarteto de Alejandría), convence a su familia para abandonar Inglaterra con su clima horrible y vivir en un lugar más soleado y agradable: la isla griega de Corfú, en la que viven felizmente varios años.

Este libro es la primera parte la Trilogía de Corfú, integrada también por Bichos y demás parientes y El jardín de los dioses. Se trata de tres novelas en las que el autor mezcla la autobiografía, el relato costumbrista, las anécdotas familiares y, sobre todo, la crónica sobre la naturaleza.

La familia es bastante estrafalaria, pero se adapta perfectamente al ritmo pausado de la isla y sus habitantes. Por las descripciones del autor, se destila el amor hacia esa tierra soleada y atractiva donde el tiempo se para y se vive pacíficamente y sin agobios, disfrutando del paisaje, de la comida y del clima.

Gerry (como le llama su familia) tiene al llegar a la isla diez años y descubre el paraiso. Es un niño que está obsesionado con los animales y allí vaga libremente por el campo analizando todo lo que le rodea. El niño está totalmente asilvestrado, ya que no acude a clases al colegio y sólo tiene de vez en cuando clases con varios preceptores, que son todavía más excéntricos que la familia. Las descripciones de los bichos y especialmente de los insectos son bastante extensas, pero Durrell consigue que sean entretenidas y hasta las convierte en auténticas crónicas de sociedad, como las costumbres de apareamiento de las tortugas o una memorable pelea que presencia en su dormitorio entre una mantis religiosa y una salamanquesa.

Mi personaje preferido es la madre, que tiene una paciencia infinita con sus hijos. Larry es un excéntrico intelectual, que se pasa el día sumergido en sus libros, protestando de todo e invadiendo la casa de invitados todavía más extraños y pedantes que él. Leslie, el segundo hermano, está obsesionado con las armas y se pasa el día cazando y disparando. Margo, la hermana,  sólo piensa en su acné y en los modelitos que se pone.

Destacan algunos habitantes de la isla, como Spiro, una especie de mafioso local, que hace de traductor al principio y que es capaz de conseguirles cualquier cosa o  Teodoro, intelectual amigo de Larry que instruye a Gerry sobre todos los temas científicos que le interesan.

También los animales son protagonistas de su pequeño universo: Roger, el perro es su compañero inseparable, pero hay otros personajes como Gerónimo, la salamanquesa, Aquiles, la tortuga, Ulises, el mochuelo y Cicely la mantis religiosa.

Con esta mezcla, se producen algunas situaciones hilarantes, como por ejemplo la vez que Larry abre una caja de fósforos en una cena con invitados y sale una familia completa de escorpiones que Gerry había recogido en el campo o la escena en la que Margo, infuenciada por la fervorosa masa en una fiesta religiosa, besa los pies incorruptos de un santo local. Pero el mejor capítulo es el de la fiesta que organiza la familia en la que sucede de todo por culpa de los bichos de Gerry.

El autor ha sabido combinar el profundo conocimiento que tiene de los animales, especialmente de los insectos, con la visión inocente del niño, haciendo que el libro sea muy fresco y destile un gran sentido del humor, en algunos momentos muy irónico. En conjunto es una obra muy entretenida y recomendable.

La primera vez que leí el libro me gustó mucho, pero esta vez he tenido un placer adicional en la relectura, porque Gerry me ha recordado muchísimo a mi sobrino Nico, que sin embargo nació muchos años después de la publicación del libro. Al igual que Gerry, de pequeño se pasaba el día cogiendo bichos de todo tipo. Le recuerdo al borde de un estanque lleno de ranas en un hotel de Cádiz o con una bolsa de plástico o una red en la playa de Alcudia intentando coger peces. Tuvimos un gran disgusto cuando a Chinchi, su hamster, no se le ocurrrió mejor cosa que morirse el día de Nochebuena y hubo que organizar un “entierro” en toda regla. Pero la mejor anécdota de todas fue cuando me llamó emocionado para contarme que había ocurrido algo excepcional en el patio del colegio y que me iba a encantar. Después de tenerme un rato en vilo, me suelta la noticia bomba: “he visto parir a un bicho-bola”. 

Para terminar, he seleccionado unos vídeos sobre la isla de Corfú. Las imágenes son bonitas, pero creo que no reflejan toda la belleza del lugar tal y como lo describe Durrell en su novela.



SAN SEBASTIÁN (DONOSTIA): El aroma del crimen (Xabier Gutiérrez)

Aprovechando que recientemente me han recomendado una novela escrita por un autor donostiarra, dedico este asiento a San Sebastián (Donostia), una de mis ciudades preferidas de España, no sólo por su belleza y su elegancia, sino por la buena acogida que siempre he tenido en ella, a pesar de que la mayoría de las veces que la he visitado ha sido por motivos de trabajo.

PORTADA EL AROMA DEL CRIMEN

 

 

TÍTULO: El aroma del crimen

AUTOR: Xabier Gutiérrez

EDITORIAL: Destino

ISBN: 9788423349050

Nº DE PÁGINAS: 400.

El aroma del crimen es una novela policíaca ambientada en San Sebastián. El protagonista, Vicente Parra, es un oficial de la Ertzaintza al cual le encargan investigar dos casos completamente diferentes. El primero es el asesinato de una prestigiosa diseñadora de moda, Elena Castaño, que ha sido apuñalada en su mansión. El segundo es la muerte, aparentemente natural, por insuficiencia renal, de un joven llamado Cristian José, que trabajaba como bedel en la Universidad, aunque la madre sospecha que ha sido también asesinado y logra convencer a la policía autonómica para que investigue.

El principio de la novela es un poco desconcertante, porque en cada capítulo aparece un personaje distinto y no hay forma de adivinar cómo encajarán todas las piezas, pero poco a poco se van entremezclando y cobrando más sentido. La historia es entretenida, pero previsible y, en mi opinión, hay demasiados personajes, que hacen que se diluya un poco la trama. Por otra parte, es curioso que el inspector dedique todos sus esfuerzos a investigar el caso de muerte natural, cuando tiene otro caso evidente de asesinato al que debería prestar toda su atención.

Pero las auténticas protagonistas de la novela son la cocina y la gastronomía, que impregnan gran parte de sus páginas y precisamente eso es lo que la hace original y distinta de otras novelas del género negro. Además San Sebastián no podía ser mejor escenario, ya que es uno de los lugares del mundo donde la cultura gastronómica está más arraigada y se palpa en el ambiente: desde los restaurantes de lujo hasta los más humildes, pasando por los bares de “pintxos” y los “txocos”, locales donde se reúnen las sociedades gastronómicas integradas por amigos que muchas veces pertenecen a una misma “cuadrilla” y que utilizan para cenas y comidas.

El autor, Xabier Gutiérrez es cocinero, psicólogo y escritor. Desde 1990 dirige el departamento de innovación del Restaurante Arzak, tres estrellas Michelín y uno de los mejores del mundo, por lo tanto sabe de lo que habla y se nota en cada descripción culinaria que hay en el libro.

Curiosamente, el protagonista es alguien que come simplemente para sobrevivir y que no aprecia la buena mesa, pero el  entorno puede más que él, porque su hijo estudia alta cocina en una escuela de hostelería y su mujer, francesa, es una excelente cocinera. Con la ayuda de su familia empezará a adentrarse en un nuevo mundo de sabores y sensaciones. Precisamente en la novela se mezcla el placer de la comida con el sexo y otras pasiones, como la envidia, el rencor y el odio.

Las descripciones de las recetas, los platos, las presentaciones, los sabores y las sensaciones que van produciendo son excelentes. Especialmente me ha gustado la descripción de los salmonetes fritos. Desde el mediodía, uno de los personajes se recrea pensando en la cena, porque su mujer le va a preparar unos “salmonetes de tamaño adecuado y bien frititos. Le encantaban tanto los grandes como los pequeños. Estos peces tenían uno de los sabores más delicados y al mismo tiempo más potentes del mundo marino. En una peculiar asociación entre sexo y gastronomía se imaginó haciendo el amor con su mujer”.

Posteriormente, se describe cómo limpia su mujer los salmonetes y los seca y los fríe. Incluso explica un truco: “Miró si quedaban restos de escamas, aunque como iba a hacerlos fritos eso no importaba mucho. Las escamas, si están fritas, no sólo no molestan sino que dan un plus de crujiente muy agradable”. El momento culminante es cuando los fríe y cómo describe el deleite que experimenta la pareja al comérselos. Desde luego no es una novela para leer con hambre, ya que en muchos momentos te entran ganas de probar los platos descritos.

La cocina está presente no sólo en los hogares de los protagonistas, sino que también se describen los entresijos de tres restaurantes completamente diferentes: uno de alta cocina, con platos de ultra diseño y al frente de uno de los chef de moda del momento, otro restaurante de comida tradicional en la parte vieja de la ciudad y un restaurante de pintxos y raciones, que introduce novedades gastronómicas y que está de última moda. En todos ellos hay tensiones en los fogones y muchas acaban estallando. No son lugares reales, pero seguro que su autor se ha inspirado en locales que conoce bien.

En mi opinión, el libro vale la pena por la pasión que ha puesto su autor, y que logra transmitir al lector, al hablar de la cocina.

En enero de 2016, Xabier Gutiérrez ha publicado una segunda entrega de la saga y protagonizada por el mismo policía, titulada “El bouquet del miedo”, con el mundo del vino como fondo. Seguramente me animaré a leerla.

 

SAN SEBASTIÁN (DONOSTIA)

San Sebastián (Donostia), capital de Guipúzcoa (Gipuzkoa), está situada en el norte de la Península Ibérica, a 30 kilómetros de la frontera con Francia. Es una ciudad de tamaño medio, con gran atractivo para el turismo y famosa por sus festivales de cine y de jazz. Precisamente en 2016 ha sido nombrada Capital Europea de la Cultura.

Como he dicho antes, conozco la conozco bastante bien porque durante cuatro años tuve que ir frecuentemente por motivos laborales. Sin embargo, precisamente por esa razón, no podía dedicar todo el tiempo que me habría gustado a disfrutar la ciudad, por lo que en el verano de 2001 estuve allí con una amiga para poder visitar los lugares que no había podido conocer hasta entonces. La pena es que no he vuelto desde el 2002 y las fotos que tengo no son digitales, así que he tenido que escanearlas, perdiendo parte de su calidad.

Antes de hablar de la ciudad quiero hacer una mención especial de sus habitantes y su forma de vida. Los guipuzcoanos son abiertos y acogedores y siempre me he sentido allí como en casa. A diferencia de Madrid, con sus atascos, las prisas y las masas de gente, la vida en San Sebastián es tranquila, sobre todo porque es una ciudad relativamente pequeña. Además, tiene la ventaja de tener tres playas urbanas y el campo a escasa distancia. Quizá por su proximidad a Francia, el horario es más europeo que español. Las primeras veces que fui me sorprendió ver que cerraban a las tiendas a la una de la tarde y la gente se iba a comer. Y por la noche siempre me ha parecido una ciudad muy tranquila, a diferencia de otras ciudades  donde la “marcha” dura hasta altas horas de la madrugada.

Lo primero que destaca de Donosti, como también la llaman sus habitantes, es la belleza del lugar donde está enclavada. Está situada a orillas del mar Cantábrico, con una hermosa bahía, la Bahia de La Concha, rematada en sus extremos por dos montes: el Monte Igueldo y el Monte Urgull. La foto que incluyo a continuación está tomada desde lo alto del Monte Igueldo. El islote que se ve en el centro es la Isla de Santa Clara.

SAN SEBASTIÁN (008)

La Bahía de La Cocha tiene dos playas: La Concha y Ondarreta. La Playa de la Concha es la más famosa. Quizá una de la imágenes más emblemáticas de la ciudad es la de la barandilla de su paseo que data de principios del siglo XX.

SAN SEBASTIÁN (035)

Cuando iba por trabajo me alojaba en el tradicional Hotel de Londres y de Inglaterra, situado en el mejor sitio del paseo marítimo y podía quedarme horas embobada mirando la vista desde mi habitación. Eso sí, a pesar de mi insistencia en pedir habitación con vistas al mar, luego había noches en las que me arrepentía, debido al ruido de las olas batiendo muy cerca de mi ventana, ya que allí la marea sube mucho. Pero a pesar del ruido, las vistas merecen la pena.

Lo que más me sorprendía cuando me levantaba temprano es que aunque hiciera un día de perros y fuera pleno invierno siempre había gente metiéndose en el agua, a pesar de la hora, de la temperatura del agua y de la avanzada edad de alguno de los intrépidos bañistas.

La Playa de la Concha es la más fotografiada y visitada. Es una playa urbana única por su entorno, su paisaje y por su arena fina e increíblemente blanca. Además de disfrutar de los baños y paseos por la playa, es muy recomendable ir al Balneario de La Perla, situado en primera línea de playa y disfrutar de los tratamientos y circuitos de talasoterapia. Es increíble el jacuzzi redondo, con cristaleras sobre la misma playa. En los vídeos que he seleccionado se pueden ver imágenes del mismo.

Si continuamos avanzando por la Paseo de la Concha llegamos al Palacio de Miramar. Se trata de un edificio de estilo inglés que fue construido a finales del siglo XIX para las estancias veraniegas de la Familia Real. Las vistas desde el palacio y los jardines a las dos playas de la bahía y a la isla de Santa Clara, que se encuentra justo enfrente, son impresionantes.

SAN SEBASTIÁN (011)

SAN SEBASTIÁN (012)

Tras recorrer la Playa de Ondarreta, se llega al Peine del Viento. Se trata de un conjunto de esculturas de Eduardo Chillida, incrustadas en unas rocas azotadas por el mar. Cerca de las esculturas hay una zona donde se instalaron unas salidas de agua y aire, que salen propulsados por la fuerza de las olas que rompen contra las rocas y que hacen las delicias de los niños.

SAN SEBASTIÁN (001)

SAN SEBASTIÁN (003)

 

Cerca del Peine del Viento se puede coger el funicular que sube al Monte Igueldo y lleva directamente a un parque de atracciones con mucho encanto. Desde el Monte Igueldo se disfrutan unas vistas espectaculares.

Si nos vamos al extremo contrario de la bahía podemos dar un paseo hasta la cima del Monte Urgull, donde también hay unas vistas preciosas de la ciudad. Lo que más me gustó es que caminando un poco ya tienes la sensación de estar fuera de la ciudad en plena naturaleza, aunque hay poca distancia del Ayuntamiento y de la parte vieja. Es una zona muy tranquila y el esfuerzo de la subida merece la pena.

SAN SEBASTIÁN (022)

SAN SEBASTIÁN (021)

Al pie del Monte Urgull está el pequeño puerto pesquero de la ciudad. Los bajos de las casas están repletos de restaurantes con terrazas para disfrutar de la gastronomía y el marco al aire libre.

SAN SEBASTIÁN (020)

Junto al puerto está el Aquarium  y un gran Museo del Mar. Una de sus principales atracciones es el “Tiburonario”, un espectacular túnel acrílico de 360°, suspendido en medio del agua, que permite al visitante recorrerlo rodeado de tiburones y rayas.

Dejando atrás el mar y adentrándonos en la ciudad, la parte vieja es quizá el lugar más popular de San Sebastián.

SAN SEBASTIÁN (018)

La parte vieja está abarrotada de restaurantes y bares donde se puede disfrutar de los maravillosos “pintxos”, típicos de la ciudad. Las barras de los bares son un auténtico espectáculo, ya que están abarrotadas de estas delicias gastronómicas y no sabes por dónde empezar, porque te gustaría probarlos todos. He escogido varios vídeos, que son una simple muestra de este derroche de gastronomía en miniatura.



Continuando nuestra visita, si atravesamos toda la parte vieja llegamos al Puente del Kursaal, que cruza el río Urumea.

SAN SEBASTIÁN (033)

A la derecha quedan el Teatro Victoria Eugenia y el elegante Hotel María Cristina, donde se alojan las estrellas de cine cuando vienen al Festival. Al otro lado del puente se encuentra el Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal. Se trata de un complejo arquitectónico proyectado por el arquitecto Rafael Moneo y que desde su inauguración paso a ser la sede principal del Festival de Cine de San Sebastián. Es un edificio atrevido, dado el clasicismo del resto de las edificaciones que lo rodean, pero con el transcurso de los años se ha convertido en una imagen representativa de la ciudad.

SAN SEBASTIÁN (025)

SAN SEBASTIÁN (027)

SAN SEBASTIÁN (031)

SAN SEBASTIÁN (030)

 

Junto al Kursaal está la Playa de la Zurriola, casi siempre abarrotada de surfistas y el Barrio de Gros. que también tiene algunos bares con pinchos memorables.

Un lugar que me fascinó cuando lo visité, pero que desafortunadamente tuvo que cerrar en el año 2010 por falta de fondos es el Museo Chillida-Leku, situado en Hernani, una localidad a escasa distancia de San Sebastián. Se trata de un gran espacio de jardines y bosques y un caserío remodelado, donde el escultor Eduardo Chillida distribuyó una importante muestra de su obra. El Museo pertenece a los herederos, que no han podido llegar a un acuerdo con las instituciones para su mantenimiento. Desde entonces he leído noticias contradictorias, unas anunciando su reapertura y otras sobre la posible subasta de alguna de las esculturas en Nueva York. Espero que se vuelva a abrir y no se pierda ese patrimonio cultural.

CHILLIDA LEKU (001)

CHILLIDA LEKU (002)

CHILLIDA LEKU (005)CHILLIDA LEKU (004)CHILLIDA LEKU (003)

Para terminar, he seleccionado tres vídeos que destacan los principales atractivos de esta maravillosa ciudad. Son similares, pero entre los tres dan una visión más de conjunto de la misma.



 

SURINAM: El reino del azahar (Linda Belago)

Aprovechando las vacaciones de Navidad, me he evadido leyendo una novela que se desarrolla en Surinam, un país exótico que a la mayoría de la gente le costará ubicar en el mapa.  Antiguamente era también conocido como Guayana Holandesa o Guayana Neerlandesa. Está ubicado en América del Sur y limita al norte con el Océano Atlántico, al sur con Brasil, al este con la Guayana Francesa y al oeste con Guyana.

 

C_REINOdelAZAHAR.indd

TÍTULO: El reino del azahar

AUTORA: Linda Belago

EDITORIAL: TEMAS DE HOY

ISBN: 9788499981949

Nº DE PÁGINAS: 768

 

La historia empieza en Róterdam en 1850, cuando un adinerado matrimonio, los Vandenberg, sufre un trágico accidente, dejando huérfana a la pequeña Julie Vanderberg. Su tío se convierte durante varios años en su tutor legal, interesado únicamente en su herencia y la ingresa en un internado. Cuando Julie cumple los dieciocho años, su tío concierta un matrimonio con un acreedor suyo, Karl Leevken, dueño de una plantación de caña de azúcar en la entonces colonia holandesa de Surinam. Julie acepta el matrimonio porque se siente atraída por el encanto de  Karl y para huir de la amenaza de verse recluida en un convento.

En el largo viaje a Surinam, Julie descubre el verdadero carácter de Karl a la vez que conoce a Erika, otra mujer que también viaja a Surinam con su marido, pero en distintas circunstancias, ya que son misioneros y pretenden evangelizar en la colonia.

La adaptación a su nueva vida es muy dura. El paisaje es exuberante y maravilloso, pero el calor es excesivo. En la plantación Julie se siente muy sola e incomprendida, tanto por su marido como por Martina, la hija de éste. Además, existe un aura de misterio en torno a la muerte de Felice, la primera mujer de Karl, que falleció en extrañas circunstancias. A esto se añade la presencia ominosa del novio de Martina, Pieter, un hombre odioso y que representa el mal en su máxima expresión, que a pesar de ser médico, no sólo carece de piedad hacia los enfermos, sino que se dedica a hacer experimentos con los esclavos.

Paralelamente se desarrolla la historia de Erika, que trabaja de enfermera en la misión y que debe enfrentarse sola a todas las adversidades, porque su marido se va a la selva a evangelizar, dejándola sola en Paramaribo, la capital de Surinam.

Sin embargo, el auténtico tema de todo el libro es la esclavitud y el trato que se da a los esclavos en las plantaciones. A pesar que en otras colonias limítrofes en esa época ya se había abolido la esclavitud, en Surinam todavía persiste en su forma más cruda hasta 1863. Los dueños de las plantaciones son implacables con sus esclavos, los cuales no sólo son explotados en el duro trabajo, sino que sufren todo tipo de vejaciones, especialmente las mujeres, que tienen que soportar los abusos sexuales de los hombres blancos y encima ocultar su vergüenza e  incluso a los hijos mulatos que engendran.

A Julie le horroriza el trato que se da a los esclavos, pero al principio, poco puede hacer para mejorar sus condiciones de vida y todo lo que intenta lo hace a escondidas de su marido. Al comienzo de la novela es una persona educada y adaptada a los convencionalismos de su época, pero poco a poco va desarrollando su personalidad y enfrentándose a las injusticias que encuentra en su entorno, a las que nadie parece dar importancia. A la vez que madura, se va abriendo a los demás y procura mejorar las condiciones de los que le rodean, con independencia del color de su piel.

La novela se parece bastante a La isla de las mil fuentes de Sarah Lark, ambientada en Jamaica, a la que también dediqué un asiento, a pesar de que Surinam era una colonia holandesa y Jamaica una colonia británica, lo que podría haber marcado alguna diferencia, pero el trato brutal hacia los esclavos de las plantaciones es el mismo, lo que hace que las similitudes sean numerosas.

A pesar de que el libro tiene más de 700 páginas, se lee muy rápidamente y se mantiene el interés todo el tiempo. Como crítica, la historia amorosa es un poco tibia y la autora no profundiza demasiado en los sentimientos de la protagonista, a diferencia de lo que ocurre con el tema de los esclavos, que creo que está mucho mejor llevado.

En conjunto es una novele entretenida, que nos ambienta en una época y un país poco conocidos y que nos hace reflexionar sobre el tema de la esclavitud y de las discriminaciones sociales.

Hay pocos videos sobre Surinam, debido a que no es un país muy explotado turísticamente. Las comunicaciones interiores no deben ser muy fáciles, porque ya en la novela se explica que todo el país es una pura selva y los protagonistas se trasladan de un lado a otro en barca por los numerosos ríos y afluentes, que son así las auténticas arterias de comunicación.

 

 

 

TÚNEZ: El temblor de la falsificación (Patricia Highsmith)

En esta ocasión, viajamos a Túnez, un país mediterráneo y cercano a España, pero muy diferente en cuanto a su cultura y tradiciones. Y para ambientar el asiento, la novela seleccionada es El temblor de la falsificación de Patricia Highsmith.

 

PORTADA EL TEMBLOR DE LA FALSIFICACIÓN

 

TÍTULO: El temblor de la falsificación

AUTORA: Patricia Highsmith

EDITORIAL: Grupo Santillana, Ediciones Alfaguara

ISBN: 9788420424224

Nº DE PÁGINAS: 328

La historia se desarrolla en Hammamet, típico destino turístico de Túnez.  El protagonista, Howard Ingham,  llega a Túnez para escribir una novela que servirá de guión para una película. El director de la misma, que debía reunirse allí con Howard no aparece y su novia tampoco da señales de vida, ni contesta a sus cartas. Sin embargo, él prolonga su estancia y va escribiendo su libro. Desconectado de su ambiente habitual e inmerso en una nueva cultura, con una escala de valores diferente, Ingham sufre una crisis de identidad y de pérdida de principios morales.

Es difícil encuadrar este libro. En un principio pensaba que se trataba de una novela policíaca o negra, pero más bien se trata de una novela psicológica, donde aparentemente no pasa nada. Las jornadas de Ingham transcurren con monotonía. Se dedica a escribir, bañarse en la playa y cenar o tomar copas con algún otro huésped del hotel. Sin embargo, el personaje evoluciona poco a poco. Primero se traslada a vivir a un bungalow para trabajar de forma más independiente y luego se va a vivir a una habitación alquilada en el pueblo, donde no dispone de cocina, ni de cuarto de baño. No se sabe el motivo para este cambio, porque Howard tiene recursos suficientes para permitirse el hotel de lujo. La degradación del alojamiento corre paralela al deterioro moral del personaje.

La lectura de esta novela causa desasosiego a medida que vas avanzando en la historia. Es curiosa la distinta percepción que pueden tener las personas de un mismo lugar. Túnez me pareció un lugar alegre y acogedor, con personas amables y, si bien es cierto que el calor en verano es bastante asfixiante, sobre todo los días en los que la humedad es elevada, los hoteles de Hammamet son muy cómodos y entre los jardines, la playa y el aire acondicionado, te olvidas del calor. Sin embargo, en la novela, el ambiente del hotel resulta opresivo, la luminosidad excesiva y parece que los empleados del hotel están siempre agazapados y espiando a los huéspedes.

La situación clave de la novela se produce cuando alguien entra de noche en el bungalow de Ingham y éste, para defenderse, le arroja su máquina de escribir. Hasta ese punto podría ser una reacción normal de defensa propia, pero parece que el hombre está herido o muerto y Howard en lugar de encender la luz y ver lo que ocurre, lo deja fuera del bungalow y se queda encerrado a oscuras sin querer saber qué ha ocurrido. Sólo oye murmullos de alguien, seguramente empleados del hotel, que retiran al herido o al cadáver. A partir de ese punto se debería plantear un dilema moral en el protagonista, pero parece que considera el hecho intrascendente por haber transcurrido fuera de su patria y en un país con unos valores diferentes.

El protagonista me resultó desagradable y “sin sangre”. Es un ser opaco y sin sentimientos.  En el hotel hace amistad con un americano, Adams, que resulta ser la voz de su conciencia, pero él ignora sus recomendaciones morales y prefiere la indiferencia de otro huésped, un danés, llamado Jensen, que odia a los árabes y por lo tanto considera que la vida de uno de ellos no tienen ningún valor.

En conjunto, la novela te hace reflexionar sobre los principios, la moral o la falta de ella y si tenemos unos principio morales propios o nos dejamos llevar por el ambiente que nos rodea. Como dice Patricia Highsmith: “Básicamente, se trata de si una persona crea su propia personalidad y sus propios valores desde dentro de sí mismo, o si él y sus valores son la creación de la sociedad que le rodea”.

TÚNEZ

Estuve en Túnez en el verano de 2009, un año antes de la Primavera Árabe” y de la llamada “Revolución de los jazmines”. Contrariamente a lo que sucede en el libro, me gustó mucho el país y como ya he dicho antes, me pareció que la gente era amable y acogedora. Es cierto que en las medinas los vendedores te agobian un poco, pero es lo mismo que ocurre en los mercados y mercadillos de cualquier otro país africano o asiático.

Realmente no se trataba de un viaje turístico sino de unos días tranquilos de estancia en la playa, pero aprovechando que estaba allí hicimos varias excursiones a lugares cercanos de interés, aunque me habría encantado conocer el desierto y montar en 4×4 por las dunas, por lo que si tengo alguna vez la oportunidad, repetiré.

Nos alojamos en Hammamet, destino típico de playa de Túnez y el mismo en el que se desarrolla la novela. Se trata de una pequeña localidad en la que destaca su medina con pequeñas callejuelas abarrotadas de tiendas. Hay también un fuerte desde el que se contempla toda la ciudad. Pero lo mejor de la zona son sus playas de arena blanca donde se practican toda clase de actividades y los estupendos hoteles rodeados de vegetación, auténticos oasis de paz y tranquilidad.

HOTEL OCEANA (45)

HOTEL OCEANA (46)

HOTEL OCEANA (41)

HOTEL OCEANA (78)

HOTEL OCEANA (52)

HOTEL OCEANA (51)

HOTEL OCEANA (48)

HOTEL OCEANA (14)

La amabilidad de los empleados del hotel era extraordinaria. Recuerdo especialmente a un camarero que se paseaba por las tardes entre las tumbonas ofreciendo el típico té tunecino con piñones.

HOTEL OCEANA (35)

Cerca de Hammamet hay una zona más moderna llamada Yasmine Hammamet, con un pequeño puerto, un centro comercial más del gusto de los turistas occidentales y plagado de restaurantes. Las tiendas no tienen el encanto de las medinas, pero también tienen la ventaja de que el precio es fijo y no hay que empezar una interminable y agotadora negociación cada vez que quieres comprar algo.

YASMINE HAMMAMET (2)

YASMINE HAMMAMET (3)

La primera excursión que hicimos fue a Kairouan, ciudad santa para muchos musulmanes. Nada más llegar allí había una familia de fiesta porque dos niños iban a ser circuncidados. Para los musulmanes es un rito importante de purificación, pero contrastaban las caras de alegría y los cánticos de los familiares, especialmente de la abuela, con las caras de pena y preocupación de los niños ante lo que se les venía encima.

KAIROUAN (01)

KAIROUAN (02)

En Kairouan visitamos en primer lugar el Mausoleo de Sidi Sahbi o Mausoleo del Barbero, llamado así por albergar la tumba de Abou Dhama, un compañero de Mahoma que recibía el apodo de “Sidi Sahab”, es decir “Portador de Tres Pelos”, porque siempre llevaba encima tres pelos de la barba del Profeta. En el complejo destacan los espléndidos artesonados de yesería y las paredes de azulejo.

KAIROUAN (13)

KAIROUAN (23)

KAIROUAN (20)

KAIROUAN (26)

KAIROUAN (33)

KAIROUAN (15)

A continuación visitamos la Gran Mezquita Sidi Okba Ibn Nafaa. Merece la pena entrar a su inmenso patio, rodeado de una galería de columnas de mármol con preciosos capiteles que proceden de la antigua Cartago. Los no musulmanes no pueden acceder a la sala de oraciones, pero se puede fotografiar desde fuera.

KAIROUAN (59)

KAIROUAN (38)

KAIROUAN (57)KAIROUAN (43)

KAIROUAN (47)

La carretera que une Kairouan a El Djem está mal asfaltada y llena de baches y pedruscos. Tuvimos la mala suerte de que uno de ellos golpeó en los bajos de nuestro vehículo, provocando una avería que lo inutilizó completamente. A pesar de encontrarnos tirados en la carretera en pleno julio, bajo un sol de justicia y a unos 42 grados centígrados, porque eran las tres de la tarde, la verdad es que nos tomamos la cosa con bastante buen humor gracias a las personas que nos acompañaban y el asunto se convirtió en la anécdota divertida del viaje.

CAMINO DE KAIROUAN A EL DJEM (1)

Una vez rescatados por otro coche que vino desde Kairouan, llegamos a la localidad de El Djem, famosa porque alberga un espectacular anfiteatro romano. No exagero al decir que me gustó más que el Coliseo de Roma, porque está perfectamente conservado, sobre todo la parte de las mazmorras de los gladiadores. Visitando las ruinas es fácil imaginarte cómo serían los momentos previos a saltar a la arena para luchar. Pareces estar en el escenario de la película Gladiator.

EL DJEM (33)

EL DJEM (32)EL DJEM (11)EL DJEM (06)

EL DJEM (07)

Otro día fuimos de excursión a la ciudad de Túnez, capital del país. Es una ciudad moderna, con grandes avenidas y edificios con influencia francesa.

TUNEZ (02)TUNEZ (05)TUNEZ (03)

Túnez tiene una medina con calles estrechas abarrotadas de pequeñas tiendas. Las que más me gustaron fueron las tiendas de novias, con unas recargadísimas canastillas llenas de encajes.  Había otras de perfumes, conservados en preciosos frascos de cristal.

TUNEZ (25)TUNEZ (19)TUNEZ (31)TUNEZ (30)

Pero el plato fuerte de la ciudad es el impresionante Museo Nacional del Bardo, que este año tristemente ha sido noticia por ser el escenario de un ataque terrorista. El edificio es precioso, pero además alberga una de las mejores colecciones del mundo de mosaicos romanos, la mayoría en perfecto estado de conservación. Algunos tienen tanto detalle y colorido que parecen auténticos lienzos. El museo tiene además gran número de estatuas romanas, tumbas cartaginesas, mosaicos árabes, lámparas de cristal y un largo etcétera de antigüedades. Es una visita imprescindible si se va a Túnez.

TUNEZ. MUSEO DEL BARDO (15)

TUNEZ. MUSEO DEL BARDO (35)

TUNEZ. MUSEO DEL BARDO (23)  TUNEZ. MUSEO DEL BARDO (36)

TUNEZ. MUSEO DEL BARDO (43)

TUNEZ. MUSEO DEL BARDO (42)

TUNEZ. MUSEO DEL BARDO (29)

Otra excursión que hicimos es a Cartago, pero es un poco decepcionante, porque no queda prácticamente nada de esta importante civilización. Está en un enclave privilegiado, con una bahía con el agua de un color como el del Caribe, gracias a la blancura de la arena del fondo. Por ello, está llena de grandes residencias de lujo, entre ellas la del Presidente del país. Sólo se visita un pequeño cementerio púnico y las ruinas de las Termas de Antonino.

CARTAGO (01)

CARTAGO (11)

CARTAGO (22)

CARTAGO (25)CARTAGO (26)

Como última visita, destacaré el precioso pueblo de Sidi Bou Said, cercano a Cartago, con sus casas encaladas y las ventanas y puertas pintadas de azul.

SIDI BOU SAID (22)

SIDI BOU SAID (13)

SIDI BOU SAID (14)

SIDI BOU SAID (18)

SIDI BOU SAID (05)

SIDI BOU SAID (10)

Para terminar, he elegido dos videos de YouTube que hablan de otros lugares que no puede visitar, por lo que creo que así se puede tener una visión más completa del país.