INDIA: La vaca sagrada y otras historias de la India (Tarun Chopra)

Todos tenemos viajes que deseamos más que otros y destinos especiales que están esperando a que nos salga la oportunidad de conocerlos. Para mí, uno de esos viajes especiales desde siempre ha sido la India, pero nunca había podido realizarlo. Este verano he tenido la inmensa suerte de poder cumplir mi sueño y visitar el norte de la India. La verdad es que mis expectativas no han quedado defraudadas. Para ambientar el viaje, he elegido como lectura La vaca sagrada y otras historias de la India de Tarun Chopra.

 

PORTADA LA VACA SAGRADA

 

TÍTULO: La vaca sagrada y otras historias de la India

AUTOR: Tarun Chopra

EDITORIAL: Prakash Book Depot

ISBN: 8172340435

Nº DE PÁGINAS: 150

 

Se trata de un atractivo libro lleno de fotografías que encontré en una tienda dentro del Fuerte Amber de Jaipur, pero que se puede comprar a través de Amazon. Está escrito por un indio que trata de responder las preguntas básicas que se plantea cualquier visitante extranjero al llegar a la India, como por ejemplo, por qué las vacas son sagradas, por qué el amor se expresa mediante mármol en el Taj Mahal, por qué los hindúes quieren morir o ser incinerados en el río Ganges o por qué los templos de Khajuraho se adornan con esculturas eróticas.

El autor trata de comunicar al lector a través de cuentos e imágenes lo que es la India en su tradición histórica, religiosa, sus costumbres y su estructura social. De esta forma, se abordan todo tipo de temas, desde la religión, la cultura, la comida, los problemas burocráticos o el caos circulatorio.

Como primera aproximación a la India es un libro interesante, que además puedes ir leyendo por capítulos sueltos y en el orden que quieras, pero algunas materias, debido a su profundidad, como por ejemplo cuando explica las distintas religiones, se quedan un poco en la superficie y en otras ocasiones se aportan tantos datos, como cuando habla de los emperadores mogoles, que se pierde un poco el hilo. También es cierto que ocurriría lo mismo si quisiésemos explicar todas las peculiaridades de la historia, la religión, la cultura, el arte y el carácter español en un libro de tan solo 150 páginas.

De todos modos,  como tiene una edición bonita, en buen papel y con abundantes fotos, es un buen recuerdo para los que han visitado la India y un libro interesante para los que quieren ir.

 

IMPRESIONES GENERALES DE LA INDIA

La India es un país tan grande y tan lleno de matices que requiere multitud de asientos en un blog. En esta primera entrada no voy a hablar de ningún lugar concreto (prometo hacerlo en próximos asientos), sino que voy a contar mis primeras impresiones de este increíble país.

Al viajero que llega a la India le ocurren dos cosas: o queda fascinado o le horroriza. Es un lugar que no admite medias tintas, ni posturas indiferentes. Una amiga mía da una explicación que me gusta: en la India todo fluye con una longitud de onda y un ritmo especial. Al llegar allí puedes conectar con esa onda y dejarte llevar, en cuyo caso todo te parece normal y te fascina o puedes chocar frontalmente y entonces eres incapaz de comprender la complejidad del país y de sus habitantes.

Lo primero que llama la atención al llegar a la India es que se produce una exacerbación de los sentidos. Todo es excesivo: el colorido, el ruido de las calles, los olores, el picante en las comidas, … Es un país de grandes contrastes, donde la belleza y la espiritualidad conviven con la pobreza, la suciedad y la sordidez.

En primer lugar, la India es un paraíso para el visitante. Se trata de una cultura milenaria y el país está plagado de edificios de gran belleza y grandiosidad. Empiezas a hacer fotos y ya no puedes parar. Todo te llama la atención y es diferente a lo que estás acostumbrado.

Un ejemplo claro es el Taj Mahal, en la ciudad de Agra, obra maestra por su belleza, armonía y simetría. Es una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno y fue construido por el amor de un emperador hacia su mujer, que murió al dar a luz a su decimocuarta hija.

P1040541

El edificio es impresionante desde cualquier punto.

P1000985

Además de las vistas entrando por la puerta sur, que son las más conocidas, también destacan las que se pueden sacar desde el jardín que está al otro lado del río Yamuna.

P1040461

P1040457

Los cuatro edificios que flanquean el mausoleo también son de gran belleza.

P1040526

Otro edificio famoso es el Hawa Mahal o Palacio de los Vientos, en Jaipur, capital del Rajastán y conocida como “la ciudad rosa”.

P1040617

P1040615

Uno de los lugares que más me ha impactado en este viaje ha sido el impresionante complejo de edificios de Khajuraho, mundialmente conocido por sus esculturas eróticas, que representan escenas del Kamasutra. También hay delicadísimas esculturas que escenifican la vida cotidiana en la corte, los bailes, la música, animales, la guerra, …

P1040211

P1040222P1040165

P1000373

La lista de lugares interesantes y atractivos para visitar es interminable. Sólo por citar algunos: las cataratas de Khajuraho,

P1000572

Los palacios de Orchha

P1000739

La ciudad de Fatehpur Sikri

P1040584

o el Fuerte Amber de Jaipur

P1040622

Sin embargo, en cuanto sales a las calles, te encuentras con pobreza, basura y caos circulatorio. Basta con mirar los tendidos eléctricos y de telefonía para asombrarte de que alguien pueda tener luz eléctrica y teléfono en su casa. No me puedo imaginar a un técnico arreglando una avería, porque parece imposible saber cual es el cable correcto entre todo el amasijo de ellos.

P1000147

P1040059

Las calles están atestadas de gente y suelen estar llenas de basura sin recoger. Los edificios están decrépitos y a veces no se sabe si están en construcción o se han derruido. A los malos olores hay que añadir el ruido incesante de bocinas. Da la impresión de que todo el mundo vive fuera de sus casas, porque hacen la vida cotidiana en la calle. Además, las omnipresentes vacas sagradas, que siempre están en medio de todo.

P1000211

P1000212

P1040040

P1040061

P1000197P1010310

Uno de los aspectos que más impresionan en la India es la circulación o dicho con más propiedad, el caos circulatorio. En el libro de la vaca sagrada hablan de este tema y lo definen como “anarquía funcional”. Los indios presumen de que no hay reglas circulatorias y te citan muy orgullosos sus tres regla de oro: “Buena bocina, buenos frenos y buena suerte”. Por mucho que se describa, es imposible imaginarse cómo circulan hasta que uno lo experimenta en vivo. Baste decir que no se puede caminar tranquilamente por las calles, sencillamente porque es imposible cruzarlas, así que la mejor opción es levantar la mano y parar al primer tuc-tuc que pasa.

El tuc tuc (triciclo motorizado) es un medio de transporte barato, rápido y muy divertido. Están muy sucios y vas tragando todo el humo, pero la experiencia vale la pena y es la mejor forma de desplazarse por las ciudades. Además, si cierras un precio, el conductor te acompaña una mañana o una tarde completa y hasta se mete en las tiendas y opina sobre las compras que haces. Incluso te recomiendan sitios para comprar o para comer. Nuestra experiencia con todos los conductores fue excelente.

En las calles de la India se cruzan todo tipo de vehículos: autobuses (llenos a rebosar y en los que viajan personas hasta en el techo), bicicletas (siempre herrumbrosas y normalmente conducidas por ancianos o niños), rickshaws (cuyos conductores se dejan la piel para conseguir una cantidad mínima para subsistir, ya que el vehículo pertenece normalmente a otro al que pagan un alquiler), motos (conducidas por jóvenes, que van como locos o por padres de familia, que trasladan en ella a toda la familia, en el sentido más literal de la palabra). El aprovechamiento del espacio es máximo.

P1010083

P1000178P1000182

P1000876
P1010089

P1010091

Pero el tráfico por las calles no es nada si se compara con la circulación por las carreteras. Estas son estrechas y mal asfaltadas, pero eso no es impedimento para adelantar en cualquier momento. Lo único que hay que hacer es tocar la bocina y adelantar, aunque vengan camiones de frente. La mayoría de los vehículos tienen carteles pidiendo que se toque el claxon. El ruido de las bocinas es incesante. Lo que no llegué a averiguar es quién tiene preferencia, si el que toca primero el claxon o el que empieza antes la maniobra.

P1040717

Las situaciones de  riesgo son constantes pero, milagrosamente, casi nunca pasa nada. Quizá se deba a que los vehículos llevan colgados amuletos para proteger a sus conductores.

P1010078

Esto se agrava en las autopistas, que no tienen nada que ver con las de cualquier otra parte del mundo. En el carril lento circulan bicicletas, motos, cabras, vacas y coches de frente, ya que como no hay puentes elevados sobre la autopista, los conductores optan por circular en sentido contrario. El carril rápido está colapsado por enormes camiones pintados de colores. Lo que queda es el carril central donde los coches tienen que ir esquivando a los que vienen por la derecha y por la izquierda. Las líneas no las respeta nadie y en algunos tramos ni siquiera están pintadas. Para añadir más emoción, en los pueblos no hay pasos elevados, sino pasos de cebra, que no respeta nadie, hasta que no queda más remedio que parar en seco, porque un anciano, un niño o una vaca están cruzando la autopista.

Otro aspecto destacado de la India y que no se puede obviar es el de la pobreza. Aunque en los últimos años la India ha logrado un impresionante crecimiento económico, la miseria y la desnutrición son duras realidades para millones de personas, especialmente mujeres y niños. Más de 122 millones de hogares en el país carecen de letrinas. Las enfermedades diarreicas son la segunda de las principales causas de defunción en la infancia, después de las infecciones de las vías respiratorias. Las prácticas poco higiénicas y beber agua contaminada son algunas de las causas principales.

Aunque te limites a visitar los sitios turísticos, sin entrar en las zonas más deprimidas, la pobreza está por todas partes. En el campo es habitual ver a las niñas y mujeres cogiendo agua de las fuentes y caminando kilómetros con los cubos a cuestas.

P1000536

En las ciudades, la situación no es mucho mejor y la gente tiene que lavarse en plena calle.

P1040498

Las pequeñas aldeas están plagadas de niños. Enseguida te rodean y te piden caramelos o dinero. En un pequeño pueblo me llamó la atención que varias niñas me pedían champú. Eran guapísimas, pero tenían el pelo sucio y enredado.Me habría encantado haberlo sabido antes, porque les habría llevado todos los frascos del hotel. El jefe del pueblo nos enseñó su casa y nos presentó a su mujer, la cual nos dio de comer una torta de pan recién hecha. Cuando la probé supe que tendría ardor de estómago dos días, pero no podía hacer el feo de despreciar comida, viendo las condiciones lamentables en las que vivían.

P1000615

 

 

P1000618

P1000623

Casi todos los niños iban descalzos y muchos de ellos tenían la ropa en jirones. Algunos llevaban camisetas, pero no tenían nada abajo, mientras que otros tenían pantalones, pero no tenían camisetas. Eso sí, todos sonrientes y alegres. Quizá se debía a que eran niños de una zona rural y con familia. La vida tiene que ser mucho más dura para los niños en las grandes ciudades, donde muchos son explotados por bandas organizadas o deambulan huérfanos y subsistiendo en la calle.

P1040296

P1000613

Este precioso niño no está pidiendo nada. Simplemente me está regalando una piedra. No se si quería algo a cambio o simplemente estaba compartiendo conmigo su tesoro. En todo caso, a mi me enterneció su gesto.

P1000626

 

Otro aspecto importante al hablar de la India es la religión. No se puede entender este país desvinculándolo de ella. La religión condiciona la manera de vivir, pensar, comer e incluso de morir de los indios.

La religión mayoritaria es el hinduismo. En el libro de la vaca sagrada hay varios capítulos dedicados a explicar algunos aspectos relacionados con ella, pero resulta difícil comprender esta religión milenaria con multitud de dioses, ritos y creencias.

En Varanasi (Benarés) tuve ocasión de asistir a una ceremonia Aarti al lado del río Ganges, justo al anochecer. Es una experiencia impresionante e inolvidable. Entre el calor asfixiante  y pegajoso (era época de monzón), las masas de fieles de Shiva vestidos de naranja gritando algo así como “boldam” o “goldan”, la música, los cánticos, las ofrendas de fuego y el incienso, se crea una atmósfera mágica.

P1040088

P1040089P1000273P1000280

Pero todavía más impresionante es ir a los ghats (escalinatas) de  Varanasi para ver amanecer y asistir al momento en que los fieles se bañan en el rio Ganges para purificarse. Las imágenes son impactantes. El río Ganges se había desbordado por las abundantes lluvias, por lo que era peligroso ir en barca (el río tiene en ese tramo una anchura de dos kilómetros y la corriente es muy fuerte). En vez de hacer la típica visita en una barca de turistas, sacando fotos desde lejos, nos mezclamos con la gente en las mismas escalinatas.

P1040099

P1000300

P1000301

P1000305

P1000303

P1040109

Para acceder de un ghat a otro tuvimos que ir por las calles traseras, así que pudimos disfrutar del Benarés más profundo, incluidos sadhus o santones y encantadores de serpientes, que también son animales sagrados para el hinduismo.

P1040135

P1010814

También pudimos ver el principal ghat para las cremaciones. Para los hinduistas, la muerte se asume con mucha más naturalidad que para los occidentales, entre otras cosas, porque creen en la reencarnación.

P1000327

Pero en la India conviven otras religiones con el hinduismo. La segunda religión mayoritaria es el Islam. Pudimos visitar varias mezquitas y tumbas de santos.

P1040004

P1010069

También vimos un templo de la religión jainista, la religión más asceta de todas las de la India.

P1040232

Y un precioso templo sikh en Delhi (Gurdwara Bangla Sahib), que me gustó mucho por el carácter apacible y amable de sus seguidores.  Se trata de una comunidad en la que sus integrantes se ayudan mucho entre sí y la gente no pasa hambre, porque incluso tienen comedores sociales para los más necesitados. Son fácilmente distinguibles, porque los hombres llevan grandes turbantes de colores, ya que en toda su vida no se cortan el pelo.

P1010530

P1010554 P1010537

En Delhi, incluso hay un templo dedicado a todas las religiones. Es la Casa de adoración Bahá’i, conocida como Templo del Loto.

P1010610

Después de hablar de temas tan serios como la pobreza o la religión, quiero terminar hablando de dos aspectos más alegres y superficiales, pero muy característicos de la cultura india.

El primero de ellos son los saris, que las mujeres indias llevan con gran elegancia en cualquier situación (hasta trabajando en el campo o subidas a un andamio). Son seis metros de tela de colorido alegre y remates brillantes, que convierte a cualquier mujer en una auténtica princesa.

P1000705

P1010101 P1010138

P1010482

El segundo y último del que voy a hablar son las películas de Bollywood, que confieso que me fascinan. Se trata de la industria cinematográfica más grande del mundo, llegando a producir más de 800 películas al año. La estética de las películas es brillante, con animadas canciones y bailes. Normalmente son historias de amor y desamor, pero que suelen acabar bien. Casi nunca aparece la pobreza y creo que los indios las adoran porque les ayuda a evadirse de la cruda realidad. En cuanto enciendes la televisión, hay anuncios constantes de los estrenos y reportajes sobre sus protagonistas, que son auténticos dioses en su país.

He seleccionado dos videos con escenas de baile de Bollywood. En el primero aparece la típica coreografía, con vestidos tradicionales y el segundo es un poco más moderno de vestuario y las mujeres bailan de una forma mucho más provocativa. Es curioso porque en todas las películas que he visto de Bollywood, las mujeres tienen un carácter muy fuerte y son las que mandan y dominan a los hombres. No se si responde a la realidad, pero probablemente también sea parte de esa sociedad utópica e idealizada de Bollywood, como ocurre en otros aspectos como la pobreza.

Anuncios

CHICHÉN ITZÁ: El testamento maya (Steve Alten)

Como gran apasionada de la arqueología, he decidido dedicar este asiento a uno de los sitios arqueológicos más fascinantes del mundo: Chichén Itzá, situado en la península del Yucatán en México. El libro escogido para recrearlo es El testamento maya de Steve Alten.

PORTADA EL TESTAMENTO MAYA

 

TITULO: El testamento maya

AUTOR: Steve Alten

EDITORIAL: Grijalbo

ISBN: 9788493467951

Nº DE PÁGINAS: 550.

 

Los motivos que me impulsaron a leer este libro fueron fundamentalmente dos: acababa de visitar Chichén Itza y además faltaba poco más de un año para que llegase el 21 de diciembre de 2012, fecha en la que según algunos, los mayas habían profetizado el fin del mundo.

El argumento en principio es prometedor: Mick Gabriel, el hijo de un famosos arqueólogo fallecido de un infarto durante una conferencia, es víctima de una conspiración por la que se le ha encerrado durante años en un hospital psiquiátrico. Basándose en los estudios de su padre, trata de informar sobre la terrible verdad que éste descubrió: el fin del mundo se producirá el 21 de diciembre de 2012, día en el que termina el calendario maya, pero nadie le cree. Con la ayuda Dominique Vázquez, una joven estudiante de psiquiatría, Mick logra escapar para tratar de salvar a la humanidad.

Se trata de una novela de acción, en la que se intercalan leyendas mayas, teorías científicas, enigmas históricos y una historia de amor, todo envuelto en una trama de ciencia ficción, que en principio podría resultar atractiva. Sin embargo, el conjunto es decepcionante, porque mezcla demasiados ingredientes que no tienen nada que ver, como el calendario maya, Stonehenge, las pirámides de Egipto, el templo de Angkor Wat o las pirámides de Teotihuacán.

Por todo ello, creo que se trata de una lectura de verano, de esas de hamaca o sillón de siesta, y el principal motivo por el que lo he incluido en el blog es por la exhaustiva descripción del sitio arqueológico de Chichén Itza, especialmente la pirámide de Kukulkán y el cenote sagrado. Por lo menos, sirve como introducción al mundo maya y hace que se avive nuestra curiosidad por esta fascinante civilización.

CHICHÉN ITZÁ

Chichén Itzá es uno de los principales sitios arqueológicos de la Península de Yucatán. Su nombre maya significaEn la boca del pozo de los Itzáes o brujos del agua”. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988 y en 2007 fue reconocida como una de “Las nuevas siete maravillas del mundo moderno”.

Los edificios principales que perduran pertenecen al periodo posclásico de la cultura maya, con clara influencia tolteca, ya que el dios que preside el lugar es Kukulcán, representación maya del dios tolteca Quetzalcóalt.

Como el sitio arqueológico está cerca de Cancún y de la Riviera Maya, habitualmente está atestado de turistas. Afortunadamente nuestro grupo venía de Mérida, que está a menos distancia, por lo que pudimos entrar a primera hora de la mañana y unas dos horas antes de la llegada de la masa de gente. Además, eso nos permitió explorar la zona antes de que el calor y la humedad nos impidieran disfrutar de la visita, a diferencia de lo que ocurrió en las ruinas de Uxmal, en las que el calor era sofocante.

Chichén Itzá es espectacular, pero como la vi a final del viaje y ya había visitado Teotihuacán, Monte Albán, Palenque y Uxmal, ya no me impresionó tanto como me habría sucedido si la hubiera visitado en primer lugar.

Lo primero que te encuentras al acceder a la gran explanada del sitio arqueológico es la enorme Pirámide de Kukulcán, llamada “El Castillo” por los conquistadores españoles. Es una pirámide de cuatro lados que culmina en un templo rectangular. Antes se podía subir a ella, pero creo que había accidentes y caídas, por lo que terminó prohibiéndose. Es una pena porque desde la cima se divisa todo el complejo. La ventaja es que logré sacar fotos sin turistas.

CHICHÉN-ITZÁ (045)

Al estar en el centro, la pirámide se divisa desde casi todas partes, y desde otros templos pude sacar fotos muy interesantes.

CHICHÉN-ITZÁ (070)

El otro lado de la pirámide no está tan bien conservado y había personas trabajando para restaurarla.

CHICHÉN-ITZÁ (092)

Los mayas tenían profundos conocimientos astronómicos, que aplicaron a la arquitectura del edificio, como se demuestra en el hecho de que cada lado de la pirámide tiene 91 escalones y hay uno más en el templo superior, lo que hace un total de 365 escalones, uno por día del año.

Lo más increíble de la pirámide y por lo que se habla de ella todos los años es la llamada “Bajada de Kukulcán”. Se trata de un juego de luces y sombras que se produce durante los equinocios de primavera y otoño. En la balaustrada de las escalinatas se proyecta una sombra, parecida a una serpiente, que va descendiendo poco a poco hasta que llega a unas colosales cabezas de serpientes emplumadas que hay en la base de la pirámide y que representan al dios Kukulcán. A medida que el sol se mueve, la sombra de la serpiente se desliza hacia abajo por un costado de la pirámide para fertilizar la tierra.

Cerca de la pirámide está el Gran Juego de Pelota, el más grande de Mesoamérica. En el se practicaba un deporte con connotaciones rituales, del que se desconocen las reglas de juego, pero que incluso podía terminar con sacrificios humanos. El ganador del juego era protegido y apoyado por los dioses, aunque en realidad no se sabe si se sacrificaba a los ganadores o a los perdedores. Los jugadores golpeaban la pelota con las caderas, codos y rodillas del lado derecho del cuerpo. El de Chichén Itzá mide 166 x 68 metros y tiene 12 metros de altura con aros de piedra para el juego e intrincados tallas de serpientes entrelazadas en las paredes.

CHICHÉN-ITZÁ (015)

CHICHÉN-ITZÁ (017)

 

Si seguimos avanzando en la visita encontramos el  Muro de las calaverasTzompantli. Se trata de una plataforma bastante grande decorada con calaveras talladas. La superficie de la plataforma superior fue perforada con agujeros, que probablemente sostenían en estacas los cráneos de víctimas de sacrificio y guerreros vencidos.

CHICHÉN-ITZÁ (025)

CHICHÉN-ITZÁ (026)

En las proximidades hay pequeñas construcciones muy interesantes, como la Plataforma de Venus y la Plataforma del Águila.

CHICHÉN-ITZÁ (040)

 

Pero no todo en Chichén Itzá es ver edificios. En la gran avenida que lleva hasta el cenote sagrado hay multitud de puestos para los turistas donde se venden recuerdos de todo tipo. A mí me gustaron los puestos de cerámica y no pude evitar comprar algunos platos decorados con flores y pimientos de alegres colores. Me hacían también gracia las coloridas calaveras, pero no comparto ese gusto de los mejicanos por representar a la muerte en los objetos cotidianos e incluso en los dulces caseros, así que finalmente no me animé.

CHICHÉN-ITZÁ (064)

Había también artesanos que labraban la madera con certeros golpes de machete. Todo un espectáculo verlos trabajar.

CHICHÉN-ITZÁ (093)

 

Tras las compras, llegamos al Cenote sagrado. La palabra cenote proviene del maya “dzonot”, que quiere decir caverna con agua. Debido a su composición geológica, el suelo de la península de Yucatán es una especie de esponja, que cuando llueve, absorbe toda la humedad. El agua que se filtra a través del suelo comienza a disolverse dando paso a cavernas que pueden estar parcial o totalmente inundadas, cuando una de esas cavernas colapsa debido a la erosión se forman los cenotes. Para los mayas, los cenotes eran considerados fuentes de vida, pero además eran una entrada hacia el inframundo y centro de comunión con los dioses.

En el de Chichén Itzá se realizaban ofrendas al dios Chaac, señor de las lluvias, que consistían en objetos valiosos y la tradición dice que también sacrificios humanos. Los arqueólogos han encontrado en el fondo del cenote muchos objetos de oro, jade y obsidiana, así como esqueletos.

CHICHÉN-ITZÁ (067)

Continuando la visita, el siguiente edificio importante es el Templo de los Guerreros y de las Mil Columnas. Se trata de una gran pirámide escalonada con una fila de columnas talladas al frente que representan a los ancestrales guerreros. En la parte superior de la pirámide, protegiendo la entrada del templo, se encuentra un Chaac Mool, figura recostada en la que se depositaban ofrendas. A un lado del templo está una amplia avenida llena de columnas, de ahí el nombre.

CHICHÉN-ITZÁ (051)

CHICHÉN-ITZÁ (052)CHICHÉN-ITZÁ (074)

CHICHÉN-ITZÁ (084)

Después de dejar atrás las columnas, se llega al Observatorio, conocido también como El Caracol. Se trata de una estructura de piedra redonda con un techo abovedado parcialmente en ruinas que originalmente tenía una forma cilíndrica. Debe su nombre a una columna interna que sube en espiral. En la parte superior de la torre se encuentran tres ventanas estrechas en la pared que dan de frente al cielo. La colocación de estas aberturas sugiere un estudio de los fenómenos astronómicos, en particular la puesta de sol del equinoccio y los extremos norte y sur con dirección a Venus, así como en dirección al sur magnético.

CHICHÉN-ITZÁ (099)

Finalmente, hay una zona cuyos edificios son anteriores a la llegada de los Itzaes. Las construcciones pertenecen al estilo maya clásico y son más parecidas a lo que habíamos visto en Palenque y en Uxmal. Entre ellos destacan la Casa de las Monjas, la Casa Colorada, el Templo de los Tableros Esculpidos y la Iglesia.

CHICHÉN-ITZÁ (105)

CHICHÉN-ITZÁ (107)

CHICHÉN-ITZÁ (111)

 CHICHÉN-ITZÁ (115)

Cenote Ik Kil

Después del calor y el cansancio tras la visita de Chichén Itzá lo más recomendable es visitar este maravilloso cenote, que se encuentra a sólo tres kilómetros de las ruinas. El lugar está perfectamente acondicionado para los visitantes y hay taquillas, vestuarios, duchas y alquiler de toallas.

Es un cenote semiabierto al cielo y con una profundidad de unos 60 metros. La experiencia es excepcional, porque además de ser un sitio increíblemente bello, es extraño bañarte en una cueva, sabiendo además que debajo de tí hay unos 40 metros de profundidad. En una de las paredes hay una pequeña plataforma, que sirve a los más intrépidos de trampolín.

Tras el baño, sales como nuevo, además de haber disfrutado de este bellísimo lugar.

CENOTE IK KIL (004)
CENOTE IK KIL (014)
CENOTE IK KIL (015)
CENOTE IK KIL (022)
CENOTE IK KIL (024)

Para terminar, he encontrado un video muy curioso donde un grupo de personas se tira desde la parte alta del cenote. En las imágenes se puede apreciar claramente la profundidad y la belleza del mismo.