VALLDEMOSSA: Pan de limón con semillas de amapola (Cristina Campos)

Hacía tiempo que no encontraba un libro del que disfrutase desde la primera página y que me diese verdadera pena terminar. Eso es lo que me ha pasado en esta ocasión con Pan de limón con semillas de amapola de Cristina Campos, ambientado en la localidad de Valldemossa.

portada-de-pan-de-limon-con-semillas-de-amapola

 

Esta novela narra la historia de dos hermanas, Marina y Anna, que han estado separadas durante 14 años y que se reencuentran al recibir una misteriosa herencia.

Las hermanas son completamente diferentes físicamente, de carácter y de forma de vivir. Marina es médico y ha trabajado durante muchos años como cooperante de Médicos sin Fronteras en diversos lugares conflictivos. Es una mujer libre, sin apego a ningún lugar. Al comienzo de la novela, trabaja en Etiopía en compañía de su pareja, un médico alemán mucho más joven que ella.

Por el contrario, Anna, la hermana mayor, ha vivido toda su vida en la isla de Mallorca, en la casa de la familia, casada con un marido egocéntrico que ha llevado al matrimonio casi a la ruina, debido a malas inversiones inmobiliarias. El ambiente en el que viven es cerrado, elitista y superficial, lo único que importa son las apariencias. Además, Anna tiene una hija adolescente, Anita, con la que tiene una relación tormentosa, ya que es incapaz de comprenderla.

Tras largos años de separación y distanciamiento, Marina vuelve a la isla para tramitar la herencia que han recibido las dos hermanas de una mujer desconocida, Lola, que les ha dejado un viejo molino y una panadería en la localidad de Valldemossa. Para Anna es una ocasión de reencontrarse con su hermana y de ayudar económicamente al marido, pero Marina retrasa la venta para descubrir los motivos que han llevado a la panadera a dejarles una propiedad en herencia.

Marina se instala a vivir en Valldemossa, en la casa de Lola, y allí empieza su búsqueda de respuestas en torno a la panadera y a sí misma. A partir de ese momento, la vida de las dos hermanas cambia radicalmente, hasta que encuentran su auténtico lugar en el mundo.

Pan de limón  es un libro que trata de la amistad, el amor en todas sus vertientes, la libertad, la vuelta a las raíces y la búsqueda de una vida más sencilla y real. Otro tema importante del libro es el de la maternidad y el instinto maternal, así como la relación entre madres e hijas. Los personajes son bastante auténticos y los sentimientos están muy bien descritos. Es cierto que hay descripciones bastante duras en algunos momentos, pero en conjunto el libro es muy agradable, sobre todo en lo relativo a la fabricación del pan.

En cuanto a la ambientación, la descripción de Valldemossa es excelente. Pero lo que se describe no es la preciosa villa atestada de turistas en verano, sino la pequeña localidad donde todos conocen los secretos de los demás y todos se ayudan. Es un pueblo de calles empedradas, rodeado de olivos centenarios y almendros en flor, en plena Sierra de Tramontana, pero con la cercanía del mar y habitado por gente apacible y amable. Un lugar idílico donde vivir y amar.

 

VALLDEMOSSA

Valldemossa es una preciosa localidad situada en la parte occidental de la isla de Mallorca, en las Islas Baleares, a tan solo 17 kilómetros de Palma de Mallorca. Ubicada entre la Sierra de Tramontana y el mar Mediterráneo, se caracteriza por las fachadas de piedra y las calles empinadas y estrechas. El paisaje que la rodea es típicamente mediterráneo, con pinos, olivos, cipreses y almendros.

Visité Valldemossa hace tres años, en pleno mes de agosto, precisamente los días en que un terrible incendio destruyó parte de la Sierra de Tramontana, a escasos kilómetros de allí. Al pueblo se llega por una sinuosa carretera con un paisaje espectacular. Tras una curva, hay una vista de toda la localidad que te deja sin palabras. Es uno de los pueblos más bonitos de España. En verano está atestado de turistas, pero no por ello pierde su belleza y encanto.

Las calles principales están llenas de animadas terrazas y de tiendas para turistas, pero hay también calles tranquilas y llenas de encanto, por las que no pasa nadie.

DSC_0194

SAM_1073IMGP0513IMGP0476DSC_0193 SAM_1130

La principal atracción de la localidad es la Cartuja de Valldemossa, muy famosa por alojarse en ella, en el invierno de 1838-39, la pareja romántica integrada por Federico Chopin y George Sand. El músico compuso allí sus Preludios y Sand escribió Un invierno en Mallorca. Se conservan partituras, escritos, mobiliario y correspondencia relacionada con su estancia en la isla, además de un piano.

DSC_0195

DSC_0196DSC_0199IMGP0485DSC_0197

En recuerdo al ilustre compositor polaco, en verano se celebran conciertos en el claustro y los jardines de La Cartuja. Además, durante la visita también hay un pequeño recital con algunas piezas de Chopin.

DSC_0201

Pero en la Cartuja también pasaron temporadas personajes de la talla de Rubén DaríoJorge Luis Borges, Jovellanos, Santiago Rusiñol y otros muchos.

SAM_1079

Entre otras dependencias de esta construcción religiosa, destacan la antigua botica y la iglesia, cuyos frescos de las bóvedas son obra de Miguel Bayeu, cuñado de Goya.

DSC_0200

IMGP0489IMGP0488

La Cartuja tiene también una preciosa biblioteca, que alberga además algunas piezas de arte de gran valor.

DSC_0212

DSC_0213DSC_0214

Además, hay algún salón con mobiliario antiguo.

IMGP0479IMGP0477

Recuerdo que me gustó especialmente encontrar uno de los típicos belenes de Palma. Mis abuelos tenían uno muy parecido y de pequeña me pasaba horas contemplándolo. La foto está un poco borrosa, pero da una idea de cómo son este tipo de belenes, que se caracterizan por tener muchas figuras, plantas y animales metidos en un mueble de  madera con cristal.

IMGP0506

Para terminar con el interior, quiero destacar las curiosas rejas de las ventanas, que ayudan a recordar que estamos en un monasterio y no en un palacio.

DSC_0210SAM_1101DSC_0231

Como colofón a este asiento, he dejado para el final las impresionantes vistas que hay desde la Cartuja. El paisaje es espectacular y te quedarías horas haciendo fotos o contemplando los bosques y la vegetación de la Sierra de Tramontana.

DSC_0221DSC_0232DSC_0233DSCN9144IMGP0495IMGP0499IMGP0508

Finalmente, como despedida, he encontrado un video de Valldemossa con la maravillosa música de Chopin (Nocturno, nº 2).

RIOJA ALAVESA: El bouquet del miedo (Xabier Gutiérrez)

Hace tiempo deseaba dedicar un asiento a la Rioja Alavesa, una rica región española plagada de extensos viñedos, pequeñas bodegas familiares, espectaculares edificios vanguardistas, pueblos monumentales y llenos de encanto.  Para recrear estos lugares vuelvo a acudir al cocinero Xabier Gutiérrez, que ha publicado su segunda novela, El bouquet del miedo, ambientada en la bella población de Laguardia.

portada-el-bouquet-del-miedo

 

TÍTULO: El bouquet del miedo

AUTOR: Xabier Gutiérrez

EDITORIAL: Destino

Nº de páginas: 478

ISBN: 9788423350230

 

El protagonista de esta novela vuelve a ser el subcomisario de la Ertzaintza, Vicente Parra, el mismo que el de El aroma del crimen, novela a la que dediqué un asiento sobre San Sebastián (Donostia). Sin embargo, se trata de dos historias independientes y que se pueden leer de forma separada.

Justo en plena época de vendimia, en el mes de septiembre, Vicente Parra tiene que investigar el asesinato en su piso de Donostia de una prestigiosa enóloga, Esperanza Moreno. Las pistas le encaminan a la localidad riojana de Laguardia, donde se ubican las famosas Bodegas Sáenz, en las que trabajaba Esperanza Moreno, y que producen uno de los mejores vinos del mundo, el VVV.

Esta segunda novela de Xabier Gutiérrez me ha gustado mucho más que la primera. Ya no hay tantos personajes e historias entrelazadas, como en El aroma del crimen, que no aportaban mucho a la historia principal y que confundían y despistaban al lector. En esta novela hay sólo tres ejes:

  • la familia de Vicente Parra y, especialmente las relaciones del comisario con su padre y con su hijo. Creo que es la parte que más me ha gustado, porque humaniza mucho la historia y hace que los personajes sean muy creíbles.
  • la poderosa familia Sáenz, dueños de la finca Marbil, de Laguardia, donde se ubican las bodegas de su propiedad. Es una familia llena de secretos, tensiones y misterios, que viven el cultivo del vino como un culto religioso.
  • la familia y el entorno de trabajo de Aitor Zubillaga, chef mediático y protagonista de un afamado programa de televisión, que es un auténtico guiño a los programas de Karlos Arquiñano.

Sin embargo, el eje principal de la novela es el vino y toda la liturgia que acompaña a su elaboración. En el libro podemos sufrir con la familia Sáenz la tensión que se vive hasta determinar el momento exacto en el que iniciar la vendimia, incluso de noche si es necesario, y los ritos familiares necesarios para que cada año se consiga un buen vino (incluyendo ritos paganos y bendiciones sacerdotales). Aprendemos también que el instrumento que se utiliza para la vendimia se llama corquete (irónicamente es, además, el arma del crimen de la enóloga). Finalmente, con la familia Parra compartimos momentos en los que se disfruta de la cata de un buen vino, unida a la degustación de exquisitos platos.

También se describe bastante bien el mundo de los programas de cocina en televisión, la tensión que acompaña a su producción y todo el equipo humano y técnico que se necesita para su elaboración.

En todo lo relacionado con el vino y la cocina, Xabier Gutiérrez es un experto. Desde 1990 dirige el departamento de innovación del Restaurante Arzak, tres estrellas Michelín y uno de los mejores del mundo, por lo tanto sabe de lo que habla y se nota en cada descripción que hay en el libro, incluidos algunos trucos de cocina que entremezcla el autor en la historia.

En conjunto es una novela de ambición, secretos familiares inconfesables y culpas, que hacen que sea muy entretenida de leer.

 

RIOJA ALAVESA

Como he dicho al principio, la Rioja Alavesa es una región fascinante. Es una de las siete comarcas o cuadrillas en las que se divide la provincia de Álava y su capital es Laguardia, en donde se desarrolla la novela.

Visité la Rioja Alavesa con mis amigos en noviembre de 2008, ya pasada la época de vendimia. Lo primero que me impresionó de esa zona es la belleza del paisaje cubierto de vides con los colores rojizos del otoño. Además los pueblos son preciosos y llenos de señoriales edificios de piedra, muchos de ellos con escudos. Hay bodegas por todas partes y generalmente se pueden visitar, aunque lo normal es concertar cita previa.

Por todas partes se palpa la riqueza y el culto a la buena vida, vinculados a la industria del vino. En todos los pueblos que visitamos había tiendas de vinos y productos gourmet. Además, en los últimos años se han construido vanguardistas edificios, diseñados por los mejores arquitectos del mundo.

SAMANIEGO

Mis amigos y yo nos alojamos en una casa rural en Samaniego, a diez kilómetros de Laguardia. Es un pueblo muy bonito, con edificios de piedra y varias iglesias. Entre ellas, destaca la Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora. Dice la leyenda que su torreón-fortaleza lo construyeron los moros, y que en su base existe un tesoro que no se ha encontrado jamás.

samaniego-10
El pueblo está rodeado de pequeños huertos y grandes extensiones de viñedos.

samaniego-1samaniego-3Dentro del municipio de Samaniego, está el Balcón de La Rioja. Es un mirador situado a 1.000 metros sobre el nivel del mar y ofrece una impactante vista panorámica de toda la Rioja Alavesa y parte de la Comunidad de La Rioja.

samaniego-5

 

ELCIEGO

Siempre comento que la mayoría de mis amigos son arquitectos. Por eso no es de extrañar, que a la hora de elegir los lugares a visitar en cualquier excursión optemos por aquellos donde se ubiquen edificios destacados. En consecuencia, el primer lugar que visitamos fue la localidad de Elciego, donde se encuentra el singular Hotel Marqués de Riscal, anexo a las bodegas del mismo nombre, obra del arquitecto canadiense Frank Gehry, el mismo que diseñó el famoso Museo Guggenheim de Bilbao.

Lo primero que choca es el contraste entre el clasicismo de la arquitectura del Elciego con la modernidad del edificio de Gehry.

elciego-5elciego-9elciego-11elciego-13Contemplada desde lejos, la espectacular cubierta de titanio se asemeja a un racimo de uvas. 

elciego-6

elciego-7

El edificio es impresionante desde todos los ángulos. Alberga un hotel de lujo y dos restaurantes.

elciego-16

elciego-1elciego-14

 

HARO

Nuestra siguiente etapa fue Haro, localidad con una gran riqueza en patrimonio artístico y cultural. Su casco antiguo, conocido como “herradura”, fue declarado bien de interés cultural. La ciudad está llena de bellos palacios e iglesias.

  haro-2

haro-10

En Haro también se combina la tradición y la modernidad. Un ejemplo de ello es el Hotel Los Agustinos, emplazado en un antiguo convento y cuyo edificio ha tenido los usos de guarnición militar, hospital, cárcel y escuela, conservando todavía inscripciones realizadas por los presos en las columnas del claustro. Actualmente está primorosamente restaurado. Destaca sobre todo el precioso claustro con su vanguardista decoración.

haro-1

En Haro se ubican multitud de bodegas de fama internacional. Nosotros visitamos las míticas Bodegas López de Heredia Viña Tondonia. Me gustó especialmente ese aire de tradición que empapa el ambiente y que refleja la novela al hablar de la Bodegas Sainz.

haro-3

haro-6

Pero estas bodegas tampoco se escapan de la modernidad. Con motivo de su 125 aniversario, los propietarios encargaron un proyecto a la renombrada arquitecta iraní Zaha Hadid, que realizó un stand que alberga una tienda de vinos de la propia bodega y un precioso pabellón modernista que data de 1910.

haro-4

haro-8

 

LAGUARDIA

Nuestra etapa final fue Laguardia (Guardia, en euskera), capital de la Rioja Alavesa, y empezamos visitamos las Bodegas Ysios, diseñadas por el arquitecto Santiago Calatrava.

El edificio es espectacular, pero lo que más me gustó es que se mimetiza con el paisaje que le rodea. La cubierta es ondulada como la sierra que tiene detrás.

ysios-exterior-6ysios-exterior-10ysios-exterior-3ysios-exterior-2ysios-exterior-4El edificio está rodeado de viñedos y bordeando la fachada hay un foso lleno de agua. El aluminio de la cubierta contrasta con la madera de las paredes, que contribuye a dar calidez al edificio.

ysios-exterior-7ysios-exterior-5ysios-exterior-1ysios-exterior-9

El interior del edificio tiene mucha luz y desde los ventanales hay unas espectaculares vistas al viñedo. Sin embargo, me pareció demasiado aséptico, moderno y de diseño, lejos de la imagen tradicional que tenemos de una bodega. Ni siquiera olía a vino. Me gustaron más el encanto y la tradición de Viña Tondonia.

ysios-interior-6

ysios-interior-1ysios-interior-4ysios-interior-5Tras la visita a Ysios, fuimos al casco urbano de Laguardia. Es una población excepcional.  El trazado medieval de sus estrechas calles, las puertas de acceso a la villa y los restos de murallas que aún quedan te trasladan en el tiempo.

laguardia-1

Pero Laguardia sobre todo es famosa por el maravilloso pórtico policromado de la iglesia de Santa María de los Reyes. Su construcción, en piedra tallada, corresponde a fines del siglo XIV, aunque su policromía es del siglo XVII.

En la decoración alternan las figuras humanas con motivos vegetales. Hay vírgenes, profetas, mártires, reyes y ángeles tañendo instrumentos musicales. Las figuras son de una belleza y naturalidad excepcional.

Junto al Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago de Compostela, es el que más me ha impresionado de todos los que he visto. Además está en perfecto estado de conservación.

iglesia-laguardia-4iglesia-laguardia-6iglesia-laguardia-7iglesia-laguardia-1iglesia-laguardia-2

Al salir de la iglesia, paseando por las calles de Laguardia, en unos soportales pudimos ver una exposición de setas, donde se veían no sólo las comestibles, sino también algunas mortales como la “amanita phalloides”.

setas-1setas-2

Tras una copiosa comida, terminamos la visita dando un paseo por los restos de la muralla y por un parque cercano, donde pudimos disfrutar de unas preciosas vistas de los alrededores.laguardia-2laguardia-4laguardia-3

Seguro que he dejado multitud de lugares y detalles por describir, porque es un lugar que requiere más tiempo o nuevas visitas. Por ello incluyo dos vídeos que dan una imagen general de toda la Rioja Alavesa.

MÁLAGA: El camino de los ingleses (Antonio Soler)

Tras dos meses sin publicar en el blog, por falta de tiempo, retomo mi actividad con más energía hablando de una ciudad maravillosa que he visitado en Semana Santa: Málaga.  Para ambientarme en ella he escogido una novela de un escritor malagueño: El camino de los ingleses de Antonio Soler.

PORTADA EL CAMINO DE LOS INGLESES

TÍTULO: El camino de los ingleses.

AUTOR: Antonio Soler.

EDITORIAL: Destino.

Nº DE PÁGINAS: 352

ISBN: 9788423337965

Esta novela, que obtuvo el Premio Nadal en 2004, describe las vivencias de un grupo de jóvenes casi adultos, durante un verano (probablemente a finales de los años 70) en el que una serie de acontecimientos cambian por completo sus vidas. Son narradas por un personaje anónimo, que seguramente es el propio autor, que entremezcla las distintas historias.

A través de ellas se describe la amistad dentro del grupo, sus primeros amores y experiencias sexuales, sus obsesiones, los conflictos familiares, la soledad, sus ambiciones y sus primeras decepciones en la vida.

La trama gira en torno a Miguelito Dávila, dependiente en una droguería, al que le extirpan un riñón. Durante su estancia en el hospital, su vecino de cama le regala un ejemplar de “La Divina Comedia” que para él supone una auténtica revelación. A raíz de su experiencia en el hospital decide hacerse poeta.

El libro está muy bien escrito, utiliza muchas figuras literarias y asocia experiencias a imágenes concretas. La historia tiene un punto nostálgico de veranos de adolescentes en bares, piscinas deportivas y salones recreativos. Aparentemente no sucede nada en las monótonas vidas de los protagonistas. Por eso, cada vez que ocurre algo es un auténtico acontecimiento en el barrio y corren las historias de boca en boca.

Es una historia ambientada en un barrio popular y en una época pasada, por eso no he reconocido en ella a la Málaga actual, que con toda seguridad es muy distinta en la actualidad a lo que se refleja en el libro. Incluso podía haber transcurrido en cualquier otra ciudad en esa misma época.

Como crítica, el libro me ha resultado lento y las imágenes en ocasiones un poco desagradables, ya que el autor es muy descriptivo y te imaginas algunas situaciones con demasiada crudeza. Sin embargo, es una obra realista, de jóvenes con ilusiones frustradas por el ambiente que les rodea o por la falta de oportunidades por motivos económicos y sociales, que al final son más fuertes que su  propia ambición.

De esta historia se hizo en una película en 2006 dirigida por Antonio Banderas con guión del propio Antonio Soler que, sin embargo, no he tenido la oportunidad de ver.

 

MÁLAGA

Málaga es una ciudad privilegiada por su ubicación, junto al Mar Mediterráneo, su clima templado, su belleza y por la amabilidad de su gente. Creo que es un lugar perfecto para vivir por su calidad de vida. Tiene todas las ventajas de una gran ciudad, en cuanto a infraestructuras y comunicaciones, pero su ritmo es mucho más pausado que en otras grandes ciudades y eso la hace más amigable.

En los últimos años, ha experimentado una gran transformación y en estos momentos combina la tradición y la modernidad, las costumbres populares y el arte más vanguardista. Eso sin olvidar su excelente gastronomía.

Los malagueños son amables y abiertos, con una simpatía sincera y nada más llegar te sientes acogido y a gusto.

Para conocer y disfrutar bien Málaga, lo mejor es alojarse en el casco antiguo, ya que así se pueden hacer la mayoría de las visitas dando breve paseo, ya que es relativamente pequeño. Desde la azotea del hotel Málaga Palacio hay una impresionante panorámica y se pueden contemplan vistas de 360 grados, con la ventaja de abarcar todo el puerto, …

MÁLAGA (36)

MÁLAGA (34)

… la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro …

MÁLAGA (56)

… y además se pueden divisar desde arriba la Catedral y el Palacio Episcopal. Por las noches, el bar que hay en la terraza se abarrota de gente para tomar una copa disfrutando de las espectaculares vistas nocturnas.

MÁLAGA (53)MÁLAGA (54)

La ciudad está preciosa y muy cuidada. Por todas partes hay jardines y flores. Sin embargo, lo que más me gustó fue su pavimento, muy liso y brillante, por el que resulta muy cómodo caminar, aunque cuando se moja está un poco resbaladizo. Durante mi estancia, todas las mañanas miraba asombrada a las patrullas del Ayuntamiento echando agua y jabón a presión y fregando y frotando todas las calles del centro. Luego me di cuenta que no era la limpieza normal de todo el año, sino que como estábamos en Semana Santa, tenían que quitar la cera de las velas de las procesiones para evitar caídas de la gente.

MÁLAGA (2)

MÁLAGA 0

En pleno centro de la ciudad, se encuentra la Catedral de Málaga, de estilo renacentista, que se conoce como “La manquita”, porque sólo tiene una torre.

MÁLAGA (194)

20150306_190438MÁLAGA (149)

También en el centro, en la calle Alcazabilla y al pie de la Alcazaba, se encuentra el Teatro Romano de Málaga, que data del siglo I a. de C. Fue descubierto en 1956 a raíz de unas obras en la Casa de la Cultura. Actualmente está libre de edificios y perfectamente restaurado.

IMGP0259

MÁLAGA (254)MÁLAGA (256)

Sobre el Teatro Romano se encuentra la impresionante Alcazaba de Málaga. Se trata de un palacio-fortaleza árabe que se construyó en la falda del Monte Gibralfaro, aprovechando anteriores construcciones romanas, como algunas columnas y capiteles. Es una visita imprescindible. Mi consejo es subir en un ascensor que hay en una entrada trasera y deja justo en lo alto del palacio. Luego es muy agradable bajar andando, porque hay multitud de terrazas a distinto nivel con fuentes, jardines, columnas romanas y se termina justo en el teatro romano.

20150306_190821

IMGP0255

MÁLAGA (204)MÁLAGA (242)MÁLAGA (210)MÁLAGA (246)MÁLAGA (243)MÁLAGA (251)Pero en Málaga no todo es visitar monumentos. Justo enfrente del teatro romano, está situada una de las bodegas con más solera de la ciudad: “El Pimpi”. Se encuentra ubicado en un antiguo caserón y por el han pasado generaciones de personalidades del mundo del flamenco, la política y el arte. Tiene multitud de salas, todas decoradas de forma diferente y abarrotadas de fotos y autógrafos de sus ilustres visitantes. Allí se pueden degustar todo tipo de especialidades malagueñas, pero a mí me gustó especialmente el montadito de “pringá”, una auténtica delicia.

MÁLAGA (19)MÁLAGA (18)MÁLAGA (22)

Muy cerca de El Pimpi se encuentra el  Palacio de Buenavista, que es la sede del Museo Picasso de Málaga. Es un precioso edificio que mezcla elementos renacentistas y mudéjares. He podido visitarlo dos veces: la primera con una visita guiada (con una guía excelente) y la segunda con las audioguías, que son muy útiles y te permiten ir a tu ritmo. En ambas ocasiones disfruté muchísimo, porque Picasso es mi pintor favorito y la colección es excepcional. El subsuelo alberga importantes restos fenicios y romanos, testimonio de las raíces de la ciudad. Para amantes de la arqueología como yo resulta fascinante bajar el ascensor y pasar en un segundo de las pinturas de Picasso a la época fenicia o romana.MÁLAGA (385)MÁLAGA (120)

Como complemento de esta visita recomiendo acercarse al Museo Casa Natal de Picasso, situado en la Plaza de la Merced, nº 15. Un recorrido por la Casa Natal incluye la recreación de un salón del siglo XIX y una serie de salas que muestran diversos objetos originales, recuerdos familiares y piezas realizadas por el pintor malagueño, que documentan la vinculación familiar, social y cultural de Pablo Picasso con la tierra donde nació. Delante de la casa hay un banco con una estatua de Picasso y los turistas aprovechan para hacerse fotos.

Otro museo interesante y también en el casco antiguo es el Museo Carmen Thyssen Málaga, que hace un recorrido por los diferentes géneros de la pintura española del siglo XIX, prestando especial atención a la pintura andaluza.

Si nos animamos a coger un taxi, podemos subir hasta el Castillo de Gibralfaro, situado más arriba del la Alcazaba y que tiene unas vistas similares a ésta, pero desde una altura mayor.

MÁLAGA (272)

MÁLAGA (267)

De vuelta del castillo podemos visitar una de las partes más modernas de Málaga: el Muelle Uno. Es una zona de tiendas y restaurantes junto al Puerto de Málaga. Es un espacio abierto ideal para pasear y pasar el rato. Además de poder ver los barcos amarrados se ven buenas vistas de la Alcazaba y la Catedral.

MÁLAGA (260)

Al inicio del Muelle Uno está el Centro Pompidou Málaga, inaugurado en 2015. Se trata de un cubo hueco de colores que sirve de lucernario al museo que está en el subsuelo. Es impresionante la colección de arte moderno que tiene: Picasso, Miró, Chagall, Frida Kahlo, …. y el edificio por dentro es bastante espectacular. Vale la pena la visita.

MÁLAGA (276)

MÁLAGA (281)

Al final del Muelle Uno, pasando el Faro, se encuentra la Playa de la Malagueta, que está muy limpia y cuidada. Siempre me han dado mucha envidia las ciudades con playa, creo que es un privilegio increíble y más en esta ciudad que tiene un clima muy templado.

MÁLAGA (294)

Recorriendo el Muelle Uno de regreso se llega al Palmeral de las Sorpresas, un moderno paseo para seguir recorriendo el Puerto de Málaga.MÁLAGA (308)

En la siguiente foto se puede ver una foto de conjunto formado por el Faro, el Muelle Uno y el Palmeral.

MÁLAGA (39)

Pero Málaga tiene otras playas más alejadas. Cerca del  Parque del Oeste, en el Paseo Marítimo Antonio Banderas, hay varios chiringuitos donde se puede disfrutar de pescado fresquísimo y de los famosos espetos de sardinas. Pude disfrutar de ese sitio gracias a la invitación de unos buenos amigos que residen en Málaga, que pusieron todo su empeño en que disfrutara lo mejor de la ciudad y que también me sirvieron de guía e instructores en las procesiones de Semana Santa.

MÁLAGA (139)

He incluido un video que resume todo lo que he explicado anteriormente y en el que se puede apreciar la belleza de la ciudad.

Pero dejaría el asiento incompleto si no hago una mención especial a las procesiones de Semana Santa, que en Málaga son sencillamente espectaculares y creo que no dejan indiferente a nadie. Yo no había ido nunca a procesiones y no pensaba que me iban a gustar tanto, pero te acaban enganchando.

Se trata de una tradición muy arraigada en la ciudad y compartida por todo el mundo. A diferencia de otras ciudades que se vacían en Semana Santa, los malagueños viven estas fiestas con especial alegría y, a la vez, recogimiento. Se trata de una fiesta multitudinaria  y muy familiar, en la que participan niños, jóvenes y adultos.

Los malagueños salen a las calles para acompañar a los tronos“, ya que allí no se  llaman pasos. Tampoco hay costaleros, sino “hombres de trono”, ya que van fuera, portando las enormes estructuras que albergan a las figuras. Otra peculiaridad es que los hombres de trono no se relevan y hacen completo el recorrido que dura hasta seis horas o más, por lo que cada pocos metros tienen que parar a descansar. El esfuerzo es descomunal, porque los tronos son gigantescos y llevan no sólo las imágenes, sino también enormes jarrones de plata llenos de flores e inmensos candelabros llenos de velas encendidas.

Los tronos siempre van en parejas: primero el de Jesucristo y luego la Vírgen María. A mí los que más me gustaron fueron las vírgenes. Las tallas son muy delicadas y los mantos bordados espectaculares, incluso hay una que lleva un manto de flores y ramas.

 MÁLAGA (6)

MÁLAGA (147)

MÁLAGA (188)

La gente se arracima por todas las calles y hay multitud de sillas por las que se pagan abonos. Hay listas de espera para llegar a ser hombre de trono. La ciudad entera se colapsa, porque cuando no pasa un trono por una calle te cruzas con otro. Hay ocasiones en las que cruzas una calle y luego no hay forma de pasar al otro lado. Además la gente se queda casi toda la noche para verlos.Incluso el Ayuntamiento tiene una app que todo el mundo se descarga en el móvil para controlar el recorrido de los distintos tronos.

Los niños disfrutan de la fiesta aunque tengan que esperar horas quietos en la calle. Tienen la costumbre de pedir cera a los portadores de velas y van haciendo grandes bolas de cera multicolor.

MÁLAGA (165)

Aunque la gente se arracima en la famosa calle Larios y en el Paseo de la Alameda, a mí me gustaron especialmente los pasos que vi en calles estrechas en las que te tenías que comprimir para dejar pasar al trono, porque casi no cabía debido a su anchura. Me impresionó especialmente la de la Cofradía de los Gitanos, aunque la preferida de los malagueños es el Cautivo, que procesiona el Lunes Santo.

Una mención especial es la del Cristo de Mena, conocida por ser la que acompañan los legionarios el Jueves Santo. La Legión llega en un barco que atraca en el puerto el jueves por la mañana y de allí desembarca en olor de multitudes. La gente se aglomera durante horas para verles desfilar, con su paso tan característico. Luego por la noche es impresionante oírles cantar el “Novio de la Muerte”, mientras acompañan el paso.

MÁLAGA (355)

MÁLAGA (372)He seleccionado un video de la Procesión de los legionarios por la calle Larios y otro de las procesiones del Lunes Santo, que creo que reflejan bastante bien el ambiente que se respira en la ciudad en esas fechas tan señaladas..

 

SAN SEBASTIÁN (DONOSTIA): El aroma del crimen (Xabier Gutiérrez)

Aprovechando que recientemente me han recomendado una novela escrita por un autor donostiarra, dedico este asiento a San Sebastián (Donostia), una de mis ciudades preferidas de España, no sólo por su belleza y su elegancia, sino por la buena acogida que siempre he tenido en ella, a pesar de que la mayoría de las veces que la he visitado ha sido por motivos de trabajo.

PORTADA EL AROMA DEL CRIMEN

 

 

TÍTULO: El aroma del crimen

AUTOR: Xabier Gutiérrez

EDITORIAL: Destino

ISBN: 9788423349050

Nº DE PÁGINAS: 400.

El aroma del crimen es una novela policíaca ambientada en San Sebastián. El protagonista, Vicente Parra, es un oficial de la Ertzaintza al cual le encargan investigar dos casos completamente diferentes. El primero es el asesinato de una prestigiosa diseñadora de moda, Elena Castaño, que ha sido apuñalada en su mansión. El segundo es la muerte, aparentemente natural, por insuficiencia renal, de un joven llamado Cristian José, que trabajaba como bedel en la Universidad, aunque la madre sospecha que ha sido también asesinado y logra convencer a la policía autonómica para que investigue.

El principio de la novela es un poco desconcertante, porque en cada capítulo aparece un personaje distinto y no hay forma de adivinar cómo encajarán todas las piezas, pero poco a poco se van entremezclando y cobrando más sentido. La historia es entretenida, pero previsible y, en mi opinión, hay demasiados personajes, que hacen que se diluya un poco la trama. Por otra parte, es curioso que el inspector dedique todos sus esfuerzos a investigar el caso de muerte natural, cuando tiene otro caso evidente de asesinato al que debería prestar toda su atención.

Pero las auténticas protagonistas de la novela son la cocina y la gastronomía, que impregnan gran parte de sus páginas y precisamente eso es lo que la hace original y distinta de otras novelas del género negro. Además San Sebastián no podía ser mejor escenario, ya que es uno de los lugares del mundo donde la cultura gastronómica está más arraigada y se palpa en el ambiente: desde los restaurantes de lujo hasta los más humildes, pasando por los bares de “pintxos” y los “txocos”, locales donde se reúnen las sociedades gastronómicas integradas por amigos que muchas veces pertenecen a una misma “cuadrilla” y que utilizan para cenas y comidas.

El autor, Xabier Gutiérrez es cocinero, psicólogo y escritor. Desde 1990 dirige el departamento de innovación del Restaurante Arzak, tres estrellas Michelín y uno de los mejores del mundo, por lo tanto sabe de lo que habla y se nota en cada descripción culinaria que hay en el libro.

Curiosamente, el protagonista es alguien que come simplemente para sobrevivir y que no aprecia la buena mesa, pero el  entorno puede más que él, porque su hijo estudia alta cocina en una escuela de hostelería y su mujer, francesa, es una excelente cocinera. Con la ayuda de su familia empezará a adentrarse en un nuevo mundo de sabores y sensaciones. Precisamente en la novela se mezcla el placer de la comida con el sexo y otras pasiones, como la envidia, el rencor y el odio.

Las descripciones de las recetas, los platos, las presentaciones, los sabores y las sensaciones que van produciendo son excelentes. Especialmente me ha gustado la descripción de los salmonetes fritos. Desde el mediodía, uno de los personajes se recrea pensando en la cena, porque su mujer le va a preparar unos “salmonetes de tamaño adecuado y bien frititos. Le encantaban tanto los grandes como los pequeños. Estos peces tenían uno de los sabores más delicados y al mismo tiempo más potentes del mundo marino. En una peculiar asociación entre sexo y gastronomía se imaginó haciendo el amor con su mujer”.

Posteriormente, se describe cómo limpia su mujer los salmonetes y los seca y los fríe. Incluso explica un truco: “Miró si quedaban restos de escamas, aunque como iba a hacerlos fritos eso no importaba mucho. Las escamas, si están fritas, no sólo no molestan sino que dan un plus de crujiente muy agradable”. El momento culminante es cuando los fríe y cómo describe el deleite que experimenta la pareja al comérselos. Desde luego no es una novela para leer con hambre, ya que en muchos momentos te entran ganas de probar los platos descritos.

La cocina está presente no sólo en los hogares de los protagonistas, sino que también se describen los entresijos de tres restaurantes completamente diferentes: uno de alta cocina, con platos de ultra diseño y al frente de uno de los chef de moda del momento, otro restaurante de comida tradicional en la parte vieja de la ciudad y un restaurante de pintxos y raciones, que introduce novedades gastronómicas y que está de última moda. En todos ellos hay tensiones en los fogones y muchas acaban estallando. No son lugares reales, pero seguro que su autor se ha inspirado en locales que conoce bien.

En mi opinión, el libro vale la pena por la pasión que ha puesto su autor, y que logra transmitir al lector, al hablar de la cocina.

En enero de 2016, Xabier Gutiérrez ha publicado una segunda entrega de la saga y protagonizada por el mismo policía, titulada “El bouquet del miedo”, con el mundo del vino como fondo. Seguramente me animaré a leerla.

 

SAN SEBASTIÁN (DONOSTIA)

San Sebastián (Donostia), capital de Guipúzcoa (Gipuzkoa), está situada en el norte de la Península Ibérica, a 30 kilómetros de la frontera con Francia. Es una ciudad de tamaño medio, con gran atractivo para el turismo y famosa por sus festivales de cine y de jazz. Precisamente en 2016 ha sido nombrada Capital Europea de la Cultura.

Como he dicho antes, conozco la conozco bastante bien porque durante cuatro años tuve que ir frecuentemente por motivos laborales. Sin embargo, precisamente por esa razón, no podía dedicar todo el tiempo que me habría gustado a disfrutar la ciudad, por lo que en el verano de 2001 estuve allí con una amiga para poder visitar los lugares que no había podido conocer hasta entonces. La pena es que no he vuelto desde el 2002 y las fotos que tengo no son digitales, así que he tenido que escanearlas, perdiendo parte de su calidad.

Antes de hablar de la ciudad quiero hacer una mención especial de sus habitantes y su forma de vida. Los guipuzcoanos son abiertos y acogedores y siempre me he sentido allí como en casa. A diferencia de Madrid, con sus atascos, las prisas y las masas de gente, la vida en San Sebastián es tranquila, sobre todo porque es una ciudad relativamente pequeña. Además, tiene la ventaja de tener tres playas urbanas y el campo a escasa distancia. Quizá por su proximidad a Francia, el horario es más europeo que español. Las primeras veces que fui me sorprendió ver que cerraban a las tiendas a la una de la tarde y la gente se iba a comer. Y por la noche siempre me ha parecido una ciudad muy tranquila, a diferencia de otras ciudades  donde la “marcha” dura hasta altas horas de la madrugada.

Lo primero que destaca de Donosti, como también la llaman sus habitantes, es la belleza del lugar donde está enclavada. Está situada a orillas del mar Cantábrico, con una hermosa bahía, la Bahia de La Concha, rematada en sus extremos por dos montes: el Monte Igueldo y el Monte Urgull. La foto que incluyo a continuación está tomada desde lo alto del Monte Igueldo. El islote que se ve en el centro es la Isla de Santa Clara.

SAN SEBASTIÁN (008)

La Bahía de La Cocha tiene dos playas: La Concha y Ondarreta. La Playa de la Concha es la más famosa. Quizá una de la imágenes más emblemáticas de la ciudad es la de la barandilla de su paseo que data de principios del siglo XX.

SAN SEBASTIÁN (035)

Cuando iba por trabajo me alojaba en el tradicional Hotel de Londres y de Inglaterra, situado en el mejor sitio del paseo marítimo y podía quedarme horas embobada mirando la vista desde mi habitación. Eso sí, a pesar de mi insistencia en pedir habitación con vistas al mar, luego había noches en las que me arrepentía, debido al ruido de las olas batiendo muy cerca de mi ventana, ya que allí la marea sube mucho. Pero a pesar del ruido, las vistas merecen la pena.

Lo que más me sorprendía cuando me levantaba temprano es que aunque hiciera un día de perros y fuera pleno invierno siempre había gente metiéndose en el agua, a pesar de la hora, de la temperatura del agua y de la avanzada edad de alguno de los intrépidos bañistas.

La Playa de la Concha es la más fotografiada y visitada. Es una playa urbana única por su entorno, su paisaje y por su arena fina e increíblemente blanca. Además de disfrutar de los baños y paseos por la playa, es muy recomendable ir al Balneario de La Perla, situado en primera línea de playa y disfrutar de los tratamientos y circuitos de talasoterapia. Es increíble el jacuzzi redondo, con cristaleras sobre la misma playa. En los vídeos que he seleccionado se pueden ver imágenes del mismo.

Si continuamos avanzando por la Paseo de la Concha llegamos al Palacio de Miramar. Se trata de un edificio de estilo inglés que fue construido a finales del siglo XIX para las estancias veraniegas de la Familia Real. Las vistas desde el palacio y los jardines a las dos playas de la bahía y a la isla de Santa Clara, que se encuentra justo enfrente, son impresionantes.

SAN SEBASTIÁN (011)

SAN SEBASTIÁN (012)

Tras recorrer la Playa de Ondarreta, se llega al Peine del Viento. Se trata de un conjunto de esculturas de Eduardo Chillida, incrustadas en unas rocas azotadas por el mar. Cerca de las esculturas hay una zona donde se instalaron unas salidas de agua y aire, que salen propulsados por la fuerza de las olas que rompen contra las rocas y que hacen las delicias de los niños.

SAN SEBASTIÁN (001)

SAN SEBASTIÁN (003)

 

Cerca del Peine del Viento se puede coger el funicular que sube al Monte Igueldo y lleva directamente a un parque de atracciones con mucho encanto. Desde el Monte Igueldo se disfrutan unas vistas espectaculares.

Si nos vamos al extremo contrario de la bahía podemos dar un paseo hasta la cima del Monte Urgull, donde también hay unas vistas preciosas de la ciudad. Lo que más me gustó es que caminando un poco ya tienes la sensación de estar fuera de la ciudad en plena naturaleza, aunque hay poca distancia del Ayuntamiento y de la parte vieja. Es una zona muy tranquila y el esfuerzo de la subida merece la pena.

SAN SEBASTIÁN (022)

SAN SEBASTIÁN (021)

Al pie del Monte Urgull está el pequeño puerto pesquero de la ciudad. Los bajos de las casas están repletos de restaurantes con terrazas para disfrutar de la gastronomía y el marco al aire libre.

SAN SEBASTIÁN (020)

Junto al puerto está el Aquarium  y un gran Museo del Mar. Una de sus principales atracciones es el “Tiburonario”, un espectacular túnel acrílico de 360°, suspendido en medio del agua, que permite al visitante recorrerlo rodeado de tiburones y rayas.

Dejando atrás el mar y adentrándonos en la ciudad, la parte vieja es quizá el lugar más popular de San Sebastián.

SAN SEBASTIÁN (018)

La parte vieja está abarrotada de restaurantes y bares donde se puede disfrutar de los maravillosos “pintxos”, típicos de la ciudad. Las barras de los bares son un auténtico espectáculo, ya que están abarrotadas de estas delicias gastronómicas y no sabes por dónde empezar, porque te gustaría probarlos todos. He escogido varios vídeos, que son una simple muestra de este derroche de gastronomía en miniatura.



Continuando nuestra visita, si atravesamos toda la parte vieja llegamos al Puente del Kursaal, que cruza el río Urumea.

SAN SEBASTIÁN (033)

A la derecha quedan el Teatro Victoria Eugenia y el elegante Hotel María Cristina, donde se alojan las estrellas de cine cuando vienen al Festival. Al otro lado del puente se encuentra el Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal. Se trata de un complejo arquitectónico proyectado por el arquitecto Rafael Moneo y que desde su inauguración paso a ser la sede principal del Festival de Cine de San Sebastián. Es un edificio atrevido, dado el clasicismo del resto de las edificaciones que lo rodean, pero con el transcurso de los años se ha convertido en una imagen representativa de la ciudad.

SAN SEBASTIÁN (025)

SAN SEBASTIÁN (027)

SAN SEBASTIÁN (031)

SAN SEBASTIÁN (030)

 

Junto al Kursaal está la Playa de la Zurriola, casi siempre abarrotada de surfistas y el Barrio de Gros. que también tiene algunos bares con pinchos memorables.

Un lugar que me fascinó cuando lo visité, pero que desafortunadamente tuvo que cerrar en el año 2010 por falta de fondos es el Museo Chillida-Leku, situado en Hernani, una localidad a escasa distancia de San Sebastián. Se trata de un gran espacio de jardines y bosques y un caserío remodelado, donde el escultor Eduardo Chillida distribuyó una importante muestra de su obra. El Museo pertenece a los herederos, que no han podido llegar a un acuerdo con las instituciones para su mantenimiento. Desde entonces he leído noticias contradictorias, unas anunciando su reapertura y otras sobre la posible subasta de alguna de las esculturas en Nueva York. Espero que se vuelva a abrir y no se pierda ese patrimonio cultural.

CHILLIDA LEKU (001)

CHILLIDA LEKU (002)

CHILLIDA LEKU (005)CHILLIDA LEKU (004)CHILLIDA LEKU (003)

Para terminar, he seleccionado tres vídeos que destacan los principales atractivos de esta maravillosa ciudad. Son similares, pero entre los tres dan una visión más de conjunto de la misma.



 

VALENCIA: Arroz y tartana (Vicente Blasco Ibañez)

Hace tiempo que quería dedicar un asiento a la luminosa y atractiva ciudad de Valencia y para ello he acudido a Vicente Blasco Ibañez, el escritor español que mejor ha recreado su ambiente y descrito a sus habitantes. La novela escogida es Arroz y tartana.

PORTADA ARROZ Y TARTANA

TITULO: Arroz y tartana

AUTOR: Vicente Blasco Ibañez

EDITORIAL: Alianza Editorial

Nº DE PÁGINAS: 336

ISBN: 9788420633503

Se trata de la primera de las novelas costumbristas que Vicente Blasco Ibañez dedicó al tema valenciano. Se publicó en 1894 y, a pesar de haber transcurrido 120 años, sigue reflejando las grandezas y miserias del pueblo valenciano y tiene algunos aspectos de plena actualidad.

La expresión “arroz y tartana” es parte de una antigua copla que sirve para ironizar y criticar a los que viven por encima de sus posibilidades y aparentan una riqueza que no tienen. La expresión completa es: “arròs i tartana, casaca a la moda, i rode la bola a la valenciana” (arroz y coche -de caballos-, vestido a la moda y que siga girando el mundo al estilo valenciano).

La protagonista, Doña Manuela, es una mujer que vive sólo pendiente de las apariencias. Después de enviudar en dos ocasiones, pasa el día despilfarrando el capital que heredó y tratando de casar bien a sus hijas. Toda su vida discurre en torno a comilonas, fiestas, bailes y festejos, a pesar de las críticas de su hermano, que le advierte del riesgo que corre de acabar en la indigencia. Pero doña Manuela no hace caso de esas advertencias y es capaz de todo, incluso de comprometer su honor, con tal de mantener su tren de vida.

Pero la auténtica protagonista de la novela es la ciudad de Valencia. Las descripciones son un poco largas para el gusto actual y ralentizan la historia, pero en conjunto son excelentes. Los valencianos viven en la calle, volcados en grandes espectáculos. Toda la novela se basa en las festividades de la ciudad. Desde la opulenta celebración de la Navidad, pasando por los carnavales, las procesiones del Corpus Christi con sus famosas “rocas” o las Fallas, entre otras, sin olvidar las corridas de toros. Especialmente recomendable es la descripción que se hace en el capítulo primero del Mercado de Valencia en plena Navidad.

El ambiente que impregna la novela es de ostentación, lujo y despilfarro y curiosamente se parece mucho al que ha vivido la Comunidad Valenciana estos últimos años. El libro también es una crítica a algunos sectores de la burguesía que buscan el dinero fácil para derrocharlo. Son los primeros años del auge de la Bolsa y la euforia se extiende entre algunos comerciantes que desprecian el esfuerzo del trabajo y que buscan enriquecerse rápidamente. Este ansia se contagia a otras personas de escasa cultura que confían en banqueros sin escrúpulos para que especulen en Bolsa con sus ahorros de toda la vida. Es increíble lo que se parecen algunas situaciones descritas en la novela a otras actuales como el escándalo de Afinsa o el más reciente de las participaciones preferentes. 

Por todo ello, me ha parecido que la historia es de rabiosa actualidad y que las situaciones se repiten, sin que las personas aprendan de los errores del pasado.

VALENCIA

Valencia es el tercer municipio por población de España, después de Madrid y Barcelona. Es una ciudad importante, que combina su historia y tradiciones con la modernidad. Está situada a orillas del río Turia, en la costa levantina. A unos diez kilómetros al sur de la ciudad se encuentra la Albufera de Valencia, que es uno de los lagos más grandes de España, con gran cantidad de hectáreas dedicadas al cultivo del arroz. También está cerca la famosa Huerta de Valencia, dedicada al cultivo de frutas y hortalizas.

Dadas sus buenas comunicaciones (sobre todo ahora con un AVE que tarda desde Madrid menos de dos horas), es una ciudad a la que he ido en innumerables ocasiones, especialmente por motivos de trabajo, por lo que la conozco bastante bien. Tiene un clima mediterráneo que hace que los inviernos sean suaves, aunque es calurosa en verano.

El casco histórico de Valencia es muy bonito y tiene gran número de iglesias y monumentos. En la Plaza de la Reina está la Catedral de Valencia, con su emblemático campanario, de estilo gótico valenciano, conocido como “El Miguelete”.

VALENCIA. PLAZA DE LA REINA. CATEDRAL DE VALENCIA. EL MIGUELETE

VALENCIA (59)

Desde lo alto del Miguelete, se divisa una estupenda vista de toda la ciudad, pudiéndose ver a lo lejos el Puerto de Valencia y la Ciudad de las Artes.

VALENCIA (27)

También se puede ver la planta de la Catedral

VALENCIA (25)

… o la torre de la Iglesia de Santa Catalina y la Plaza Redonda.

VALENCIA (31)

La Torre debe su nombre a la enorme campana llamada el Miguelete”.

VALENCIA (24)

En el interior de la catedral lo que más me gustan son las pinturas de la bóveda del altar mayor, que representan a unos ángeles tocando instrumentos musicales.

VALENCIA (109)

Al margen de su belleza, la catedral es mundialmente conocida porque alberga un Cáliz que muchos identifican con el Santo Grial, es decir, la copa que usó José de Arimatea para recoger la sangre y el agua emanadas de la herida abierta por la lanza del centurión en el costado de Cristo. Normalmente está expuesta en la Capilla del Sánto Cáliz, pero tuve la suerte de ver cómo la sacan de su vitrina en el Oficio de Jueves Santo. Está compuesto de una copa de calcedonia (piedra semipreciosa) con unas asas añadidas posteriormente.

VALENCIA (113)

Cerca de la Plaza de la Reina está la recogida y coqueta Plaza Redonda, con sus tiendas de cerámica y bordados, pero no pude hacer fotos, porque estaban con obras de remodelación.

En todas las ciudades me gusta visitar los mercados, porque son un reflejo de las costumbres y la vida de sus habitantes. En el caso del Mercado Central de Valencia esta visita es imprescindible. Supongo que ha variado mucho desde que lo describió Blasco Ibañez porque han pasado 120 años, pero es un disfrute pasear entre los puestos de pescado, fruta o flores, bajo su inmensa cúpula.


VALENCIA (82)

  VALENCIA (81)
VALENCIA (70)
VALENCIA (66)

VALENCIA (68)

Pero el edificio que más me gusta del casco antiguo es la Lonja de la Seda, obra maestra del gótico civil valenciano y declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996. Está situada en la Plaza del Mercado, justo enfrente del Mercado Central de Valencia y de la Iglesia de los Santos Juanes. 

VALENCIA (105)

VALENCIA (95)VALENCIA (89)
VALENCIA (93)

VALENCIA (90)

VALENCIA (100) VALENCIA (102)

VALENCIA (103)

Otro de los edificios que me encantan del casco viejo de Valencia es el precioso Palacio del Marqués de Dos Aguas, que alberga el Museo Nacional de Cerámica y de las Artes Suntuarias González Martí. En su interior podemos ver carrozas del siglo XVIII y los salones decimonónicos con su decoración original y una importante colección de piezas de cerámica desde la antigüedad a los más modernos diseños, entre ellos, algunos de Picasso. 

VALENCIA (243)

VALENCIA (48)

VALENCIA (52) VALENCIA (55)

VALENCIA (40)

Pero Valencia es además una ciudad moderna que sufrió una amplia renovación urbanística con la construcción de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Se trata de un gran complejo cultural y de entretenimiento, recomendado para todas las edades, pero especialmente para los niños. Fue diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava y se ha convertido en un icono de la modernidad de Valencia. La verdad es que los edificios son espectaculares y de gran belleza arquitectónica.

VALENCIA (137)

El edificio con forma de ojo en primer plano es L’Hemisfèric. Contiene una sala de proyecciones de cine IMAX, planetario y láser. Detrás se ve el Palacio de las Artes Reina Sofia, dedicado a la música y a las artes escénicas. Las películas del cine IMAX son impresionantes, aunque hay momentos en que te mareas un poco. La primera vez que fui vi una sobre la estación espacial internacional y la última vez una sobre el Nilo con unas imágenes tan impactantes que parecía que sobrevolabas el río en avioneta.

El edificio más espectacular es el Museo de las Ciencias Principe Felipe. Tiene una forma parecida a un esqueleto de dinosaurio y es un enorme museo interactivo de ciencia. Uno de los experimentos que hace las delicias de grandes y pequeños es una incubadora de huevos donde continuamente están naciendo pollitos.

Museo Ciencias (Valencia)

VALENCIA (142)

VALENCIA (143)

L’Umbracle es un paseo ajardinado con especies vegetales autóctonas de la Comunidad Valenciana (jara, romero, lavanda, madreselva, buganvilla, palmeras,…) cubierto por arcos flotantes desde donde se puede ver todo el complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Alberga en su interior El Paseo de las Esculturas, una galería de arte al aire libre con esculturas de autores contemporáneos.

VALENCIA (139)

Como colofón, está el Oceanográfico, que es el más grande de toda Europa. La primera vez que lo visité fue cuando se inauguró en 2003 y el espectáculo de delfines no era muy bueno, porque todavía no estaban suficientemente entrenados, pero en la actualidad está muy bien. Recomendación: no se os ocurra visitarlo un Viernes Santo por la mañana, como hice yo la última vez que fui, porque es el peor día del año por la grandísima afluencia de público. Algunos de los tubos del acuario resultaban claustrofóbicos, porque había tanta gente que no te podías mover. Eché de menos la cinta mecánica que tiene el acuario de Barcelona, que evita que la gente se pare. El resto del año no está tan lleno y es una visita muy interesante.

VALENCIA (164)

VALENCIA (163)

VALENCIA (170)

VALENCIA (172)
Finalmente, no hay que olvidar que Valencia es una ciudad con playa. Aunque no está tan integrada como en otras ciudades como Barcelona, San Sebastián o La Coruña, lo cierto es que los valencianos pueden disfrutar a 15 minutos del centro de las playas de Las Arenas, la Malvarrosa y El Cabañal. También pueden disfrutar de los restaurantes con terraza donde se sirven arroces y pescados excelentes.

VALENCIA (145)

VALENCIA (148)

He seleccionado dos videos sobre los puntos turísticos más emblemáticos de Valencia. El primero es una guía turística de la ciudad y el segundo es una carta que escribe un extranjero a su madre contándole lo que hace en la ciudad. La carta está en inglés, pero de todos modos, las imágenes reflejan bien cómo es la ciudad. También habla de las comidas típicas como la “paella”  y la horchata.

Finalmente, no podemos olvidarnos de las Fallas.  Es la fiesta que ha hecho famosa internacionalmente a Valencia y que atrae todos los años a miles de visitantes. He escogido un video que refleja muy bien el ambiente de las calles durante esos días y que además coincide con algunas de las descripciones que hace Blasco Ibañez en Arroz y tartana sobre las fiestas y celebraciones de los valencianos.